La velocidad de circulación del dinero (a través de un ejemplo microeconómico)

En economía, la Velocidad de Circulación del Dinero es uno de los conceptos más abstractos y difíciles de entender. A partir del siguiente ejemplo voy a intentar aportar algo de claridad sobre el significado de esta teoría tan importante.

Sergio P. Páramo

La velocidad del dinero en un ejemplo
Piensa en una nómina, por ejemplo, de 1.500 euros al mes. Que dedica a gastos 800 euros todos los meses y el resto a ahorro. Considera ahora que el puesto de trabajo vinculado a dicha nómina pasa a ser de carácter indefinido. Y que, por lo tanto, la mejora en las condiciones laborales de ese trabajador -mayor estabilidad, mayores perspectivas de desarrollar una carrera profesional a largo plazo…- estimula su consumo y pasa a gastar 1.000 euros todos los meses. Es decir, aumenta el gasto en 200 euros para realizar adquisiciones de bienes y servicios que anteriormente postergaba para protegerse de la incertidumbre laboral. Este aumento del gasto se traduce en la puesta en circulación de 200 nuevos euros todos los meses (aparte de los 800). Lo que constituye un aumento de la velocidad del dinero con respecto a la situación anterior.
La velocidad de circulación a nivel agregado
Supongamos que pasamos del escenario anterior, esto es, un escenario de una sola persona o microecónomico, a un escenario global de muchas personas o macroeconómico. Y que en este nuevo escenario las condiciones de estabilidad profesional de toda la población mejoran de manera simultánea. Los 200 euros puestos anteriormente como ejemplo pasarían a ser una mayor disponibilidad de renta para otra persona, quien a su vez consideraría poner de nuevo en circulación una proporción mayor de su ahorro -mediante la adquisición de nuevos bienes o servicios que antes no se planteaba adquirir- manteniendo así el flujo circulatorio del dinero que el primer trabajador había puesto en circulación. Y así sucesivamente.
Qué sucede en tiempos de crisis
Cuando el contexto económico está imbuido de incertidumbre en lo empresarial y en lo laboral, la velocidad del dinero se ralentiza, en primer lugar porque hay menor masa salarial motivada por recortes retributivos y despidos, y en segundo lugar porque se produce un efecto psicológico de autoprotección frente al riesgo aumentando el ahorro – o disminuyendo el gasto, o lo que es lo mismo, paralizando la circulación del dinero.
¿Y las teorías monetaristas?
Otras corrientes apuntan a variables monetarias como variables que explican la mayor o menor velocidad de la circulación del dinero. Estas teorías arguyen que si se aumenta la masa monetaria – la cantidad de dinero emitida por el Banco Central-  la correlación con el aumento de la velocidad del dinero es positiva. Sin embargo, algunos estudios empíricos recientes han concluido que en etapas de recesión económica el aumento de la masa monetaria no provoca una mayor circulación del dinero en la economía real (tal vez sí en la economía especulativa o financiera, pero no en la real).
Otros aspectos relacionados con la velocidad
Para terminar, otras variables que se han relacionado con la velocidad del dinero son los tipos de interés o las expectativas sobre la inflación. Estas teorías indican que cuando los tipos de interés aumentan, esto significa premiar el ahorro, y, por consiguiente, frenar la velocidad de circulación del dinero. Con respecto a la inflación, una expectativa de aumento o alza de los precios en el futuro podría estimular, por el contrario, un aumento del gasto en el momento presente, y, por ello, un mayor flujo circulatorio del dinero.

Fuente: http://www.elcaptor.com/economia/velocidad-circulacion-dinero-ejemplo- Imagen de portada:
labolsadelanza.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques