Osos polares se estrellan contra las calles de Londres en el nuevo anuncio de Plane Stupid




Los activistas de Plane Stupid creen que tenemos un problema: estamos volando demasiado. En aviones, por supuesto. Y ese uso exagerado de este medio de transporte está cambiando el clima de la tierra. Un vuelo europeo promedio produce más de 400 kilogramos de gases de efecto invernadero por pasajero, es decir, el peso de un oso polar adulto. A veces es difícil poner la cifras en contexto, así que Plane Stupid ha dado con una forma gráfica de hacernos entender lo que esos 400 kilogramos representan: osos polares, decenas de ellos, caen desde el cielo y chocan violentamente contra las calles de la City londinense.
El vídeo, que se exhibe sólo en cines, ha levantado todas las ampollas que se esperaban. Aunque creo que no es todo lo sangriento que podría ser, Plane Stupid ha elevado un grado más su reputación de vehemencia excesiva en la defensa de sus ideas. Su principal blanco es la ampliación del aeropuerto de Heathrow, pero ataca a la industria de la aviación en general. ¿Recordáis la foto de un activista vertiendo crema de color verde sobre el Secretario de Negocios del Reino Unido? Plane Stupid.
Daniel Kleinman, director británico de comerciales y vídeo clips responsable de la realización del anuncio, sin duda ha marcado un hito en su carrera. Leo Murray, vocero de la organización, ha declarado al diario The Telegraph que este anuncio es justamente el tipo de mensaje que golpea a la gente, necesario para hacerla pensar sobre las consecuencias de los vuelos de corto recorrido. Os dejo el vídeo después del salto. Pensad en los osos polares la próxima vez que subáis a un avión.

Fuente: ecologiablog.com

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia