Comunidad chilena gana primer round a Eike Batista




Por Marianela Jarroud

SANTIAGO, mar (Tierramérica) - El plan de erigir un enorme complejo termoeléctrico cerca de una zona de rica biodiversidad marina despertó al tranquilo pueblo agrícola de Totoral, en la árida región chilena de Atacama, que ya se anotó una primera victoria en los tribunales.
Al frente del plan de la Termoeléctrica Castilla está la empresa de energía MPX, perteneciente al grupo EBX del brasileño Eike Batista, el séptimo hombre más rico del mundo, según la revista Forbes. 
La obra sería la central de generación térmica más grande de América del Sur, emplazada 810 kilómetros al norte de Santiago. 
El proyecto de 4.400 millones de dólares comprende ocho centrales termoeléctricas, seis de ellas a carbón que generarán unos 300 megavatios cada una, y dos a petróleo, con una capacidad individual de unos 127 megavatios. 
El complejo generaría así casi 2.100 megavatios, que se sumarían al Sistema Interconectado Central que abastece de energía al 90 por ciento de la población chilena y que hoy está en manos de un oligopolio formado por las compañías Endesa, Colbún y AES Gener. 
Quienes están a favor del proyecto, aseguran que su ubicación, en una zona rocosa de 240 hectáreas, es correcta pues se trata de un área para uso industrial, según el plano regulador. 
Pero Castilla tiene fervientes opositores, que señalan en especial la riqueza natural de Punta Cachos, cercana al Totoral, una comunidad que vive de la agricultura y que también podría verse afectada por agentes contaminantes de la generación térmica. 
Punta Cachos "es un área de gran biodiversidad marina", dijo a Tierramérica el director ejecutivo de la entidad conservacionista Oceana Chile, Alex Muñoz. 
Allí hay poblaciones de pingüinos de Humboldt (Spheniscus humboldti) y cormoranes guanay (Phalacrocorax bougainvilii), entre otras aves, "además de una de las pocas praderas de pasto marino que existen en Chile", precisó Muñoz. Se destaca asimismo una colonia de tortugas marinas verdes (Chelonia mydas). 
Para enfriar los generadores, Castilla succionará millones de litros de agua del mar al día, que devolverá a elevadas temperaturas al océano Pacífico. 
El agua más caliente "altera el funcionamiento normal de los ecosistemas marinos, provocando desequilibrios que amenazan la conservación de la biodiversidad y los diversos recursos del mar que sirven de sustento a las comunidades locales", alertó Muñoz. 
Además, las termoeléctricas emiten material particulado, como óxido de nitrógeno, dióxido de azufre y metales pesados como mercurio, muy dañino para la salud, advirtió la ecologista Sara Larraín, directora de la organización no gubernamental Chile Sustentable. 
Muñoz explicó que "al quemarse el carbón, se libera mercurio en forma de gas". Una vez en la atmósfera, este se condensa y decanta en el mar, contaminando la vida marina. 
"El consumo de pescados o mariscos con mercurio puede traer graves problemas, como alteraciones en el desarrollo cerebral de los fetos y en la salud cardiopulmonar de los adultos", dijo. 
La Organización Mundial de la Salud clasifica al mercurio entre los 10 grupos de productos químicos más nocivos para la salud. 
El proyecto Castilla contempla un puerto para descargar el carbón, una serie de redes viales y bodegas y un sitio de unas 100 hectáreas para el depósito de cenizas también contaminantes. 
La Ley General de Servicios Eléctricos, aprobada en 1982 por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), "entregó el desarrollo eléctrico al sector privado" que, desde entonces, "dice qué es lo que va a hacer, dónde y con qué tecnología", dijo Larraín a Tierramérica. 
Los habitantes de Totoral son los principales opositores de Castilla en una lucha desigual, que es apoyada por algunas organizaciones ecologistas. 
Sin embargo, la perseverancia de la comunidad tuvo una primera recompensa. El 6 de marzo, la Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió un recurso contra la central. 
El fallo judicial determinó que el permiso ambiental para la construcción de Castilla se basó en un informe producido de manera ilegal y arbitraria y que, por lo tanto, nunca debió haber sido concedido. 
La batalla continúa en la Corte Suprema de Justicia. La empresa y el Consejo de Defensa del Estado presentaron el 14 de este mes sendos recursos de protección contra el fallo judicial, que llegarán al máximo tribunal en cuatro o cinco días hábiles. 
Larraín expresó optimismo en que "se respetará el dictamen de la Corte de Apelaciones de Antofagasta", que mantiene paralizada la construcción. 
"Chile tiene ventajas comparativas enormes para producir una buena cantidad de su energía a través de fuentes renovables no convencionales como el viento, el sol y las mareas, entre otras", afirmó Muñoz. 
En cambio, el ministro de Economía, Pablo Longueira, se quejó de que la paralización judicial "hace un enorme daño al país" que necesita incrementar su capacidad de generación para seguir creciendo. 
"Hoy en día el mayor problema que estamos teniendo para el crecimiento económico es la energía, el costo que está teniendo en Chile este insumo para toda la economía básica y también los recursos hídricos", dijo el ministro. 
Para Larraín, es "absurdo" que Chile quiera seguir dependiendo de "combustibles importados, sucios y caros, en vez de utilizar sus propias alternativas". 
En una entrevista concedida a la revista chilena Qué Pasa en 2010, Batista defendió el desarrollo de Castilla. 
"Si las autoridades deciden que no desarrollemos el proyecto, yo recomendaría que todas las mujeres del mundo dejen de secarse el pelo, que no usen más celulares y que no anden en auto", dijo. "Esto es importante para los chilenos". 


* Este artículo fue publicado originalmente por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica.
http://4.bp.blogspot.com/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia