Polémica: Cristina reactivará el enriquecimiento de uranio en la planta Pilcaniyeu






Bariloche (ADN).- La reactivación de la planta de enriquecimiento de uranio en Pilcaniyeu para abastecer los reactores del país quedará formalmente inaugurada el próximo lunes de manos de la propia presidenta de la Nación Cristina Kichner quien llegará a la región para poner en marcha la labor industrial del enriquecimiento a pesar del rechazo vecinal y de organizaciones ambientalistas que alertaron por la reactivación de la actividad en el complejo situado a 23 kilómetros de Pilcaniyeu.
 
El diario porteño “El Argentino” fue el encargado de anunciar la reactivación del enriquecimiento de uranio en Argentina en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), un proyecto que fue severamente cuestionado y rechazado por la comunidad y las organizaciones en mayo pasado por posibles perjuicios al ambiente especialmente al curso de agua del río Pichileufu.
 
El desarrollo de esta actividad nuclear en inmediaciones de un Parque Nacional y tres comunidades como Pilcaniyeu, Bariloche y Dina Huapi reactivaría el reclamo de organizaciones en defensa del ambiente que por estos días apuntaron sus críticas al plan que promueve la Provincia para desarrollar soja en la zona del Valle Medio y Valle Inferior.
 
Meses atrás la información de la vuelta a enriquecer uranio fue eje de polémica y desde la propia CNEA se trató de calmar las críticas argumentando que se trataba de una estrategia geopolítica para que el país demuestre que tiene capacidad de enriquecer uranio y con la intención de autoabastecerse de este combustible ante la necesidad de los reactores de investigación propios.
 
La reactivación de la planta se anunció en su momento sería progresiva con el objetivo de inaugurarse la producción de manera piloto en 2011 con una “instalación muy chica denominada módulo que no sirve para producir en gran escala, sirve para demostrar que enriquece, que tenemos la tecnología y un equipo preparado”, dijo a la prensa a comienzos de junio Edgardo Isnardi, referente de la CNEA.
 
Sin embargo, en su edición de hoy el periódico porteño de afinidad con el Gobierno nacional anuncia que esta inauguración que realizará la presidenta se enmarca en el Plan Nuclear Argentino que “hizo necesario reactivar la labor industrial de enriquecimiento de uranio (20%), que consumen los reactores de investigación, así como la futura instalación de gran potencial que se proyecta adquirir para poner en marcha una cuarta usina atómica que podría contar con 1.500 MW”.
 
El enriquecimiento de uranio se inició en 1983 con una tarea casi oculta desarrollada en la planta de Pilcaniyeu que fue paralizada finalmente en la década del `90 cuya actividad retomará el gobierno actual en el marco de la activación de una política nuclear.
 
La reanudación de las actividades de enriquecimiento forman parte de una estrategia para incorporar a la Argentina en el exclusivo grupo de nueve países que tienen capacidad tecnológica para enriquecer uranio y conformar el elemento combustible de reactores de potencia e investigación entre los que se encuentran Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania, Inglaterra, China, Brasil e Irak.
 
Desde la CNEA se descartó la contaminación al ambiente y se prometió meses atrás llevar respuesta y realizar una audiencia con vecinos para explicar los alcances que hasta el momento no se concretó más allá del encuentro mantenido en mayo cuando se desató el malestar de la comunidad al conocer acerca de esta reactivación por un edicto que solicitaba la toma de agua del río Pichileufu.
 
Los vecinos autoconvocados de Pilcaniyeu y organizaciones ambientalistas manifestaron su rechazo a la reactivación del enriquecimiento de uranio por los efectos ambientales del combustible e inclusive promovieron declarase Municipio No Nuclear.

(ADN)
 

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento