BRASIL: Casi todo igual / EL SALVADOR: Tormenta que no cesa






Los intereses económicos de los grupos que mataron a Dorothy “siguen presentes”

El 12 de febrero se cumplieron seis años del asesinato de la monja estadounidense Dorothy Stang, una defensora de los derechos humanos que vivía en el Estado brasileño de Pará, y que además fue una incansable militante de la lucha por la tierra.
“Los intereses del capital y de los grupos que asesinaron a la hermana Dorothy continúan estando presentes”, denunció esta semana la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT), en un documento para homenajear a la militante fallecida.
Las tensiones y los conflictos en la norteña región de Pará siguen siendo moneda corriente. La CPT pone como ejemplo que organizaciones locales bloquearon en enero una ruta de acceso a un establecimiento, para impedir la retirada ilegal de la madera.
Otra situación preocupante que ponen sobre la mesa grupos como la CPT es la “completa falta de fiscalización” que deberían ejercer los organismos del Estado en esta apartada zona del Brasil.
A eso hay que sumarle las permanentes denuncias por trabajo esclavo, la explotación infantil en los establecimientos rurales y la violencia que ejercen los sicarios contratados por los grandes latifundistas.
Solamente en 2010, la CPT registró 18 asesinatos de trabajadores del campo en Pará, el doble de los que ocurrieron un año antes en ese Estado.
“La sangre vertida por Dorothy clama para que la vida y los intereses de las comunidades ribereñas y de la selva estén por encima de los intereses económicos”, afirman desde la CPT.

Foto: http://mst.org.br
(2011) Radio Mundo Real

-----------------------------------------------------------

Nuevas amenazas de muerte contra ambientalistas en Cabañas (El Salvador)

En El Salvador se suceden las intimidaciones telefónicas hacia quienes resisten el avance de la minería. A pesar de que esta historia incluye muertes de ambientalistas, los responsables siguen escudados en la impunidad.
A comienzos de este mes de febrero se ha iniciado una nueva andanada de amenazas mediante llamadas telefónicas y mensajes textuales a los integrantes del Comité Ambientalista del departamento de Cabañas, en el centro norte del país. Se trata de uno de los territorios con mayores recursos naturales de todo el estado salvadoreño.
Este tipo de amenazas han sido el luctuoso prólogo para el asesinato de activistas antiminería como Marcelo Rivera, Dora Alicia Sorto (con un embarazo de ocho meses) y Ramiro Rivera en el año 2009. Sin embargo las autoridades policiales y judiciales no actúan en la identificación y juzgamiento de los responsables.
Así lo explicaron en rueda de prensa miembros del Comité y de la organización Cesta-Amigos de la Tierra El Salvador que viene acompañando y apoyando la resistencia en Cabañas.
Administradores de la tierra
El Sacerdote Neptalí Ruiz, miembro del Comité Ambiental, ha recibido amenazas desde la tarde del pasado 8 de febrero. Al recordar a quienes fueron ultimados en 2009, el religioso señaló que dicha amenaza sigue vigente: “¿Si lo hicieron en ese entonces porque no lo pueden hacer ahora?” se preguntó. “Somos Administradores de la Tierra” declaró asimismo Neptalí Ruiz al destacar que el papel de la organización es únicamente defender los derechos de la Madre Tierra y el de las personas involucradas en la causa.
Los miembros del Comité responsabilizan de antemano a la Fiscalía y Policía Nacional Civil de llegar a producirse nuevos crímenes, ya que no han dado seguimiento a las investigaciones pese a todas las pruebas presentadas por las víctimas.
Para Francisco Pineda, Presidente del Comité Ambiental de Cabañas, es necesario llegar hasta los autores intelectuales del hecho, mientras no suceda esto, van a seguir las amenazas y los asesinatos en el departamento.
Igualmente el Vicepresidente del Comité Ambientalista en Cabañas, Alejandro Guevara, asegura que desde que inicio su labor social y ambiental en contra de este tipo de proyectos de minería han comenzado también los problemas.
Guevara también ha recibido amenazas, robos e insultos. “Esta tormenta todavía no quiere pasar, todavía trata de ver cuantos más arrolla”, comentó indignado.
Beneficiados culpables
“Nosotros creemos que esto obviamente tiene que ver con la explotación minera. Responsabilizamos por lo que pueda suceder a todas las personas que se beneficien o quieran beneficiarse de la explotación minera en el país, incluyendo a los políticos de la Asamblea Legislativa que los apoyan”, sentenció por su parte el Presidente de CESTA, Ricardo Navarro.
El referente señaló que la denuncia internacional sobre el caso del departamento de Cabañas ha sido difundida extensamente y por ende coloca al estado salvadoreño bajo el foco de las organizaciones ambientalistas y de derechos humanos también fuera de fronteras.

Radio Mundo Real
Foto: jerhard.org
(2011) Radio Mundo Rea

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia