INDIA: Peces se intoxican en aguas de Cachemira





Por Athar Parvaiz

SRINAGAR, India, feb (IPS) - Peces autóctonos de Cachemira corren riesgo de extinguirse debido a la alta contaminación, advierten ambientalistas.

El limnólogo A. R. Yousuf dijo que el vertido excesivo y descontrolado de herbicidas, pesticidas y fertilizantes de mala calidad en aguas de Cachemira es la principal amenaza a la supervivencia de estas especies. 

La lista de peces amenazados elaborada por Yousuf incluye al "rama gurun" (Botia birdi), otrora abundante e incluso capturada a escala comercial, que ahora prácticamente ha desaparecido. 

Otro es el "algaad" (Schzothorax niger), que se encuentra solamente en Cachemira y cuya población se ha reducido en un grado alarmante. Otras especies severamente presionadas son el "chhurn" (S. esocinus), el "chosh" (S. labiatus), el "khont" (S. plagiostomus) y el "sater gaad" (S. curvifrons). 

A expertos como Yousuf les preocupa el enorme aumento del uso de productos químicos contaminantes en la agricultura que se produjo en los últimos años. 

Según él, sus experimentos han revelado que las especies pesqueras locales son las más sensibles a los contaminantes. "Sus larvas o ejemplares jóvenes se envenenan con estas sustancias y mueren", agregó. 

El Consejo de Control de Contaminación de Cachemira viene advirtiendo al gobierno sobre la fuerte contaminación ambiental reinante en el valle de Cachemira, así como sobre su impacto directo en los lagos y en el río Jhelum, principal zona de reproducción de peces nativos. 

Un estudio del Consejo concluyó que en los cuerpos de agua de Cachemira, entre ellos el río Jhelum y el lago Dal, se vierten más de 40 millones de litros de desechos líquidos sin tratar, procedentes de la ciudad de Srinagar solamente, así como 350 toneladas de residuos sólidos. 

Los registros del Departamento de Agricultura de Cachemira revelan que en 2010 los agricultores de la zona usaron 5.000 toneladas de pesticidas y herbicidas en sus establecimientos. 

"Hay un aumento anual de 20 por ciento en el consumo de estas sustancias", dijo el director adjunto de Agricultura, Ghulam Mohi-u-Din Rather. 

Yousuf sacó otras conclusiones. "A comienzos del siglo XX se introdujeron dos especies exóticas (de truchas) --Salmo trutta fario y Oncorhynchus mykiss-- en el río Jhelum y sus tributarios para atraer a pescadores de todo el mundo", dijo a IPS. 

"Pero la introducción de estas especies no se basó en ningún estudio científico que evaluara su compatibilidad con las variedades nativas", agregó. 

Según él, estas dos especies se establecieron en la parte superior de los afluentes, en áreas que servían como zona de reproducción para la nativa Schizothorax. 

"El resultado fue la gradual reducción de las especies nativas, a medida que sus huevos y ejemplares jóvenes se volvían presa fácil para los nuevos peces, ambos típicamente carnívoros", dijo Yousuf. 

En las últimas décadas, la deforestación acelerada y cantidades significativas de suelos erosionados que ingresaban a las partes superiores de las corrientes hídricas causaron la pérdida de las zonas de reproducción de las especies nativas, agregó. 

"Las especies exóticas no sufrieron mucho por este motivo, dado que su población era reforzada regularmente por las agencias del gobierno, liberando alevines y ejemplares pequeños criados en granjas acuícolas. El ingreso de aguas servidas sin tratar en las corrientes de Cachemira aumentó los problemas de las especies nativas", dijo Yousuf. 

Este experto también citó como una causa para la reducción de la población de peces la excesiva extracción de arena y grava, donde las variedades nativas se alimentan y reproducen. 

El pescador Ismaeel Dar, de la localidad de Awantipora, dijo a IPS que los contratistas usan maquinaria pesada para extraer esos dos elementos. "Esto nos ha arrebatado nuestro medio de sustento", se lamentó. 

"Antes ganábamos (unos siete dólares) al día, pero ahora a duras penas hallamos peces que capturar", añadió. 

El rápido derretimiento de los glaciares en primavera, debido al impacto del cambio climático, también hizo disminuir la población de peces autóctonos. 

"En la época de reproducción, durante la temporada de primavera, las corrientes generalmente están llenas de agua por el derretimiento de la nieve y porque los cardúmenes de peces migrantes intentan ir corriente arriba y desovar en áreas llanas, que tengan un fondo de arena o grava", explicó Awantipora. 

Pero el agua se retira apenas se frena el derretimiento, lo que hace que las áreas llanas se sequen, dijo Yousuf. 

"Las crías quedan atrapadas en estanques de agua residual, y terminan pereciendo por no tener acceso a la corriente principal", agregó.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia