Chevron deberá pagar millonaria indemnización por contaminación en Ecuador






No hay perdón


“La sentencia más esperada de los últimos 17 años acaba de hacerse pública”, es el encabezado que utilizaron en el sitio de Internet del Frente de Defensa de la Amazonía, que tomó con beneplácito la noticia de que la justicia de Ecuador había fallado contra la petrolera estadounidense Chevron-Texaco.
Está en la portada de los diarios ecuatorianos de este martes 15 de febrero: la justicia reconoció que la Chevron es culpable por la contaminación que dejó en la Amazonía ecuatoriana durante sus 26 años de operaciones y ahora tendrá que pagar más de nueve mil millones de dólares por esos daños.
El juicio fue entablado originalmente por organizaciones de indígenas afectados y la compañía petrolera ya anunció de inmediato que apelará la decisión judicial, a la que definió como “ilegítima e inaplicable”.
“El juez ha hecho justicia y ha visto la realidad. Sabemos que esto es solo una parte de nuestra lucha y seguiremos hasta que se haga justicia y se remedie el daño. El mundo debe saber lo que pasó en la Amazonía y que nuestra lucha es por la vida, por la justicia”, señaló Humberto Piaguaje, dirigente de los Secoyas, en declaraciones que recoge el portal del Frente de Defensa de la Amazonia.
Las organizaciones denunciantes han pasado por un largo calvario antes de este fallo favorable. En todo este proceso han logrado comprobar, por ejemplo, que los daños ocasionados por Chevron-Texaco en la provincia de Sucumbíos son mayores a los que provocó la British Petroleum en el Golfo de México, y que fueron ampliamente difundidos.
La sentencia que se conoció en las últimas horas establece además que la corporación estadounidense deberá pedir disculpas públicas a las víctimas de la Amazonía ecuatoriana por el crimen cometido.
“Ningún monto del mundo podrá devolver las vidas, el daño que ha causado esta contaminación”, agregó, por su parte, Luis Yanza, coordinador de la Asamblea de Afectados de Texaco.
Los grupos ecuatorianos saben que después de la apelación comenzará una contraofensiva de la Chevron-Texaco y de sus asesores jurídicos para intentar deslegitimar estos pronunciamientos judiciales.
La primera demanda contra la petrolera por este caso fue presentada en 1993 en Estados Unidos, pero la justicia de ese país entendió que el caso debía analizarse en Ecuador, donde la causa que ahora tiene un desenlace se abrió diez años después, en 2003.

Foto:http://www.texacotoxico.org

(2011) Radio Mundo Real

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento