Daphnia pulex, una pulga de agua, es la criatura con el genoma más largo descifrado hasta ahora




Daphnia pulex, la especie más común de pulga de agua, criatura que, aunque su nombre indique otra cosa, es un crustáceo acuático que tiene la mayor parte de su cuerpo cubierta por un tipo de caparazón y mide entre 0,1 y 3 milímetros de largo. Como el hombre, está distribuida por todo el planeta. A diferencia de éste, su genoma tiene 31 mil genes.
Esto viene a ser un tercio más que el genoma de los humanos, según comparan los autores de un estudio The Ecoresponsive Genome of Daphnia pulex, publicado en la revista arbitrada Science y realizado por científicos de la Universidad de California Santa Bárbara y la Universidad de Indiana, ambas en Estados Unidos.
Los autores, dirigidos por John Colbourne, dicen que, con 31 mil genes en su mapa genético, la Daphnia Pulex es la criatura con el genoma más largo de todos los que han sido descifrados hasta ahora. Y esa proliferación de genes podría ser la razón de que pueda sobrevivir en aguas cada vez más contaminadas.
Como explica el diario Los Angeles Times, una de las razones por las que tiene tantos genes es que está constantemente creando copias de genes existentes y reteniéndolos a una tasa muy alta, alrededor de tres veces más rápido que cualquier otro invertebrado y alrededor de 30% más rápido que los seres humanos.
Por ejemplo, los seres humanos tienen cuatro proteínas sensibles a la luz llamadas opsinas. Las pulgas de agua, en cambio, tienen 46, quizá porque necesitan utilizar la luz para explorar su medio ambiente acuático.
Colbourne y su equipo comprobaron que esto es debido al inusualmente largo repertorio de genes duplicados que posee y a la alta proporción de genes exclusivos del género 'Daphnia'. El 36% de los genes de la pulga de agua son exclusivos de este grupo y eran desconocidos para la ciencia hasta ahora. Además, el análisis de la expresión de esos genes exclusivos reveló a los autores que estaban ante los genes más sensibles a los retos ambientales de cuantos se han analizado hasta la fecha.
El hallazgo permitirá a los científicos el uso de este animal como modelo para conocer en mayor profundidad la respuesta de los genes a las variaciones de las condiciones ambientales dentro de un contexto evolutivo.

Vía | www.latimes.com
Fotografía | Paul Hebert

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia