Los países más pobres están más comprometidos con la protección de la megafauna silvestre

Investigadores en vida salvaje de la Universidad de Oxford, en colaboración con la organización de conservación Panthera, construyeron un Índice de Conservación de la Megafauna, que se propuso evaluar a cada país respecto de sus esfuerzos de preservación de la fauna, especialmente los animales más grandes.

Rinocerontes
Cuando se caza y sacrifica a elefantes y rinocerontes, muchos se preguntan por qué los países en los que viven no están haciendo más para proteger la vida silvestre. Un nuevo estudio sobre qué tan comprometidas están las naciones con la conservación, encontró que los países menos ricos son los mejor evaluados.
A pesar de que África tiene que lidiar con problemas realmente serios, que afectan a las personas –pobreza e inestabilidad política, el continente realmente es la región del mundo más comprometida con la conservación. En cambio, el informe dice que alrededor de una cuarta parte de los países de Asia y la misma parte de los de Europa, tienen un rendimiento inferior y deberían trabajar mucho más para proteger a sus animales.
El equipo de la Unidad de Investigación de Conservación de la Vida Salvaje de la Universidad de Oxford, en colaboración con la organización de conservación Panthera, construyó un Índice de Conservación de la Megafauna (MCI/Megafauna Conservation Index), que se propuso evaluar a cada país respecto de sus esfuerzos de preservación de la fauna, especialmente los animales más grandes.
Los investigadores decidieron centrarse principalmente en los animales grandes porque un gran número de ellos -como gorilas, elefantes y tigres- se enfrentan a la extinción y porque muchas veces juegan un papel fundamental en los ecosistemas.
Para evaluar cuánto estaba comprometiendo cada país con la conservación, los investigadores utilizaron las siguientes formas de medición.
Primero observaron cuánto de los países estba ocupado por la megafauna. Luego evaluaron la proporción de los diferentes animales grandes en áreas protegidas y, finalmente, analizaron cuánto dinero gastaba cada país en conservación, en relación con su PIB (Producto Interno Bruto), tanto a nivel nacional como internacional.
Pumas
Cuatro de los cinco países con mayor rendimiento se encontraron en África, con Botswana, Namibia, Tanzania y Zimbabwe reclamando los primeros puestos, mientras que Estados Unidos ocupó el puesto 19.
La razón para que las naciones más pobres estén haciendo mejores esfuerzos de conservación de la megafauna, no se basa simplemente en que tienen una mayor cantidad de ella dentro de sus fronteras, ya que el índice tiene en cuenta el dinero gastado en la conservación internacional. La sospecha es que estas naciones tienden a valorar más su fauna. El turismo, por ejemplo, puede representar una mayor proporción de su PIB.
¿Cómo pueden las naciones, entonces, mejorar su calificación? “Hay tres maneras”, explica el Dr. Peter Lindsey, en un comunicado. “En primer lugar, pueden devolver el carácter salvaje a sus paisajes mediante la reintroducción de megafauna y/o permitiendo que la distribución de tales especies aumente. También pueden apartar más tierras como áreas estrictamente protegidas y pueden invertir más en conservación, ya sea localmente o en el extranjero”, agrega Lindsey.
El equipo de Oxford y de Panthera espera que su índice se convierta en una medida anual de lo que cada país hace para proteger la vida silvestre dentro de sus fronteras, y que las naciones trabajen más comprometidamente por mejorar estos resultados.

Por IFLScience Versión español, El Ciudadano


Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”