Algunas noticias relativamente "buenas" para las tortugas marinas, gracias a los programas de protección

Los visitantes de la playa de Calella (Maresme, Catalunya) se vieron sorprendidos el martes día 19 por la presencia del cadáver de una tortuga laúd (Dermochelys coriacea) de grandes proporciones. Es un caso puntual y excepcional (existen muy pocas referencias de esta especie en esta zona del Mediterráneo), pero quizás es todo un símbolo de que algunas especies de tortugas marinas se encuentran en proceso de recuperación.

Joaquim Elcacho

Las relativamente buenas noticias para la familia de las tortugas marinas parecen confirmarse en un estudio científico cuyos resultados han sido publicados esta misma semana en la revista Science Advances
Los resultados de esta investigación a escala global muestran incrementos en las poblaciones en siete especies de tortugas marinas analizadas. Los autores han estado siguiendo la presencia de nidos de tortugas durante casi 50 años y concluyen que los esfuerzos realizados para la protección de estas especies están dando buenos resultados.
Pese a dar una visión optimista de la evolución en los últimos años, los expertos también advierten que diversas especies de tortugas marinas siguen amenazadas de forma local o incluso amenazas de extinción. De hecho, la Lista Roja de la Unión Internacional de Conservación para la Naturaleza (UICN) sigue incluyendo a seis tortugas marinas como especies en peligro de extinción.
Amenazas vigentes
La captura accidental -en redes de pesca- y la utilización de adultos y huevos en alimentación humana siguen poniendo en peligro de extinción a seis especies
Las tortugas marinas han sufrido pérdidas importantes en sus poblaciones por razones que incluyen la captura accidental (en redes de pesca, por ejemplo) o por la captura para alimentación humana de ejemplares adultos o huevos de tortugas.
Para revisar el estado actual de las tortugas marinas, el profesor Antonios Mazaris y su equipo han estudiado 4.417 censos anuales de abundancia de anidación de tortugas marinas, en algunos casos con registros acumulados de 47 años. Los autores utilizaron estimaciones de presencia de tortugas a partir del año 2010 para evaluar la tendencia actual para cada especie. El 95 de las áreas analizadas se detectaron aumentos significativos, mientras que en otras 35 se observaron disminuciones en las poblaciones. En el caso del Mediterráneo, el incremento más significativo ha sido el de la tortuga boba (Caretta caretta)

Artículo científico de referencia:
Global sea turtle conservation successes. Antonios D. Mazaris, Gail Schofield, Chrysoula Gkazinou, Vasiliki Almpanidou and Graeme C. Hays.. Science Advances, 20 Sep 2017 DOI: 10.1126/sciadv.1600730
Fuente: http://www.lavanguardia.com/natural/20170921/431443420070/estudio-recuperacion-especies-tortugas-marinas.html - Imagen: Una tortuga verde en la Gran Barrera de Coral, en Australia (Mivueltalmundo.com)  - Tortuga laúd varada en estado de descomposición en la playa de Calella (Júiia Ferrer Morell)

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques