Otro mundo es posible: así serán las movilizaciones ambientales en Argentina del lunes 22 de marzo

 

"¿Qué querés ser cuando seas grande?", era una de las típicas preguntas que los adultos solían hacer a mis amigos y a mí cuando éramos chicos. Mis respuestas fueron cambiando con el tiempo: empecé queriendo ser maestra, después pasé por la de ser cantante, actriz y hasta soñé con trabajar en la ONU. Lo que nunca me imaginé es que "iba a terminar siendo" militante climática y -menos- que mi generación iba a tener que luchar por su futuro. En la actualidad, a muchos de mi generación, imaginarnos qué queremos hacer en unos años nos da miedo, porque ni siquiera sabemos cuál es ese futuro que nos espera.

Nicki Becker

Por eso, el 15 de marzo de 2019, con unos amigos nos organizamos para convocar a la primera Marcha Internacional por la Crisis Climática. Sin saberlo, fue el comienzo de Jóvenes por el Clima Argentina. En frente del Congreso de la Nación, a lo largo y ancho de todo el país y en más de 100 países del mundo, millones de jóvenes exigimos a la vez acción climática por primera vez. Desde ahí, muchas cosas cambiaron en Argentina y el mundo. Se sancionó la ley de Cambio Climático en el país y está mucho más instalado en la agenda social y política a nivel global. Otras no tanto, siguen predominando las promesas vacías frente a la acción real.
Desde ese año, en Argentina hay más de un millón de hectáreas incendiadas, seguimos estando en los primeros puestos de países con más deforestación, la temperatura global promedio aumentó 0,1 grado más y sin ir más lejos, seguimos atravesando una pandemia causada por la destrucción de ecosistemas. Pero también, hay un movimiento cada vez más grande. Un movimiento que parece poder hacer lo imposible, en poco tiempo.
Pero todavía queda mucho por hacer. Y el movimiento tiene que ser aún más grande. Por eso el próximo lunes 22 de marzo necesitamos que te movilices de la manera que puedas.
En todo el país, se van a realizar acciones. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los eventos comenzarán a las 16:30 con el verdurazo de la UTT ( Unión de los trabajadores de la tierra) , en frente del Congreso de la Nación. “Un Verdurazo en una forma de manifestarnos en un espacio público (como una plaza), regalamos nuestros alimentos al pueblo, visibilizando las problemáticas de nuestro sector. Pedimos por el avance de la Ley de Acceso a la Tierra, el fomento de la Agroecología, el Acceso al Agua para producir Alimentos y los derechos básicos de las y los trabajador” me dijo Maritza Puma, militante de la UTT.
A las 17, frente al Congreso de la Nación, tendrá lugar una sentada protagonizada por el movimiento de Jóvenes por el Clima, movimientos populares (UTT, MTE, La Garganta Poderosa y otros) y la sociedad civil, una forma diferente de manifestarse con protocolo en pandemia. La jornada culminará en una movilización desde Congreso a Plaza de Mayo a las 18. En la plaza se hará lectura del documento oficial de reivindicaciones y habrá bandas en vivo como Perota Chingó.

Al igual que el resto de los militantes de Jóvenes por el Clima, soy parte de una generación que va a pagar la cuenta por decisiones que no tomamos. Es hoy y ahora cuando se necesitan tomar acciones para revertir esta realidad; los próximos 10 años son claves. De acá al 2030 es necesario reducir un 45% los gases de efecto invernadero, que son los que causan el cambio climático. La única forma de salir de esta situación es actuando como colectivo, generando una demanda social tal, que los que están en poder no les quede otra que adaptarlo en su agenda, al igual que pasó con el movimiento feminista.
Lo bueno es que el primer paso que tenemos que hacer parece ser sencillo: preservar los bosques, árboles y ecosistemas. Posiblemente no se escucha hablar mucho de los humedales, pero tienen un rol muy importante. Son ecosistemas que ayudan a mitigar los efectos que provocan las sequías y las lluvias fuertes. Representan casi un 25% del territorio nacional y son reguladores hídricos, de carbono y soportes de biodiversidad. A pesar de ello, se ven amenazados por los efectos de la ganadería, minería y proyectos inmobiliarios. Por eso, entre las reivindicaciones se encuentra la Ley de Humedales, debería ser una prioridad para garantizar su protección y uso racional. Hoy si deforestás o quemas tierras no hay ningún tipo de castigo penal, es decir, no vas preso, sino que tenés que pagar una multa, lo que resulta ser un pequeño gasto que las empresas o corporaciones incluyen en un excel como parte de sus gastos.
Otras de las demandas son la Ley de Acceso a la Tierra, Ley de Reciclado con Inclusión Social y la Ley de Educación Ambiental. Como también la efectiva designación de recursos a los equipos que combaten catástrofes ambientales como los incendios.
Espero que tengamos el coraje de imaginar y reescribir esta historia. Si les soy sincera, todavía no sé qué quiero hacer cuando sea grande. Pero sí de algo estoy segura: la esperanza se construye y el futuro, también. Nos vemos el 22.

Convocatorias en otros puntos de país:
-Ushuaia 16 marcha a Casa de Gobierno. Festival con músicos y activistas en Centro Cultural Nueva Argentina.
-Tucumán 18 en la Legislatura.
-Mar del Plata concentración, festival y marcha 15:30 en plaza Mitre
- Salta 17 en la Legislatura Provincial y movilización hasta la Plaza 9 de Julio
- Posadas, Misiones concentración a las 16:30 Plaza 9 de Julio/Casa de Gobierno.
- Chivilcoy, a las 19 en la Plaza 25 de Mayo
- Tandil concentración frente a la plaza del centro/ mural
- Bariloche 17 concentración en el Centro Cívico con artistxs invitadxs y micrófono abierto


Fuente: https://www.eldiarioar.com/opinion/mundo-posible-seran-movilizaciones-ambientales-22-marzo_129_7328517.html

 

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

ARGENTINA: Aguas de nadie. Buscan ponerle un freno global a la depredación en los océanos