sábado, 25 de abril de 2009

CALENTAMIENTO GLOBAL: “LAS INDUSTRIAS EXTRACTIVAS SON LAS PRINCIPALES RESPONSABLES DEL DEBACLE MUNDIAL




Petroleras, Mineras, Forestales, Celulosas, Hidroeléctricas / Hace algunas semanas se realizó en Lima una encuentro Latinoamericano sobre cambio climático y Pueblos indígenas y se analizó las graves consecuencias que vienen arrojando industrias extractivas y energéticas en contra del planeta. Señalaron las representaciones indígenas: “No somos responsables del cambio climático”… “Apoyamos la movilización de los pueblos indígenas en contra de las industrias extractivas a nivel nacional e internacional”

Foto: Archivo Internet - celulosa Celco

Gentileza: OilWatch
http://www.maippa.org


Cumbre Latinoamericana: Cambio Climático e Impacto en los Pueblos Indígenas Lima,



DECLARACIÓN

Las mujeres y los hombres, niñas, niños y jóvenes, representantes de las organizaciones y pueblos indígenas, habitantes milenarios de los diferentes ecosistemas de la Madre Tierra, reunidos en “La Cumbre Latino Americana: Cambio Climático e Impacto en los Pueblos Indígenas”, los días 24 y 25 de marzo de 2009 en Lima, Perú, declaramos.

Tradicionalmente las Mujeres Indígenas hemos asumido un papel fundamental en la preservación del patrimonio cultural de nuestros pueblos y en la producción de alimentos en nuestras comunidades; practicantes de medicina, farmacología, botánica, nutrición y reproductoras de la tecnología agrícola que fomenta la diversidad, elemento central para el mantenimiento de la biodiversidad en el mundo.

Los efectos del cambio climático, el calentamiento global impactan a la Madre Tierra, directa e indirectamente a los territorios de los pueblos indígenas, trastocando nuestros modos de vida, salud, cultura, economías, agua y sobre vivencia como pueblo; afectando gravemente la seguridad alimentaria, los conocimientos y prácticas tradicionales, la biodiversidad, las estructuras propias de organización y gobierno.

No somos responsables del cambio climático.
Ratificamos todas las resoluciones de los pueblos indígenas en relación al cambio climático que garanticen el respeto de los derechos de nuestros pueblos, tomando como base entre otros la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el convenio 169 de la OIT y la Convención sobre Diversidad Biológica CDB. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto no han considerado la participación plena y efectiva de nuestros pueblos indígenas en los procesos de discusión, planificación e implementación de las acciones que permitan fortalecer nuestros propios sistemas y estrategias; lo que configura una clara violación de nuestros derechos como actores principales en el uso, manejo y conservación de los recursos naturales. Estas decisiones inconsultas constituyen en un efecto negativo adicional a los pueblos indígenas.

Consideramos. Que el territorio es la base espiritual de nuestra identidad, donde se desarrolla la filosofía, en donde radica nuestra ley de origen, nuestra autonomía, donde ejercemos nuestro gobierno, nuestras leyes y desarrollamos nuestra cosmovisión.

El derecho a la Soberanía y Seguridad Alimentaria es un derecho humano.

Que los efectos del cambio climático en nuestros territorios generan la modificación y la perdida de los recursos naturales y culturales asociados a la biodiversidad de los pueblos indígenas.

La consecuencia se evidencia en la interrupción de la transferencia intergeneracional de los conocimientos tradicionales.

Que, debemos reflexionar sobre el cambio climático a partir de nuestros propios referentes culturales, así como para construir nuestras propias estrategias desde nuestra cosmovisión y saberes.

Que la alteración de la temperatura ambiental esta provocando el aumento de nuevas enfermedades rompiendo la relación del equilibrio, ecológico, socio económico y espiritual en nuestro habitad.

Que los Pueblos Indígenas reafirman los principios básicos de la Soberanía Alimentaria: “El derecho de los Pueblos Indígenas a controlar sus territorios y recursos naturales”

Que no existen políticas públicas, ni marcos jurídicos nacionales adecuados que cumplan con la conservación, protección del medio ambiente y el reconocimiento de nuestros derechos como pueblos indígenas.

Proponemos acciones.
Los participantes se constituyen en un Foro Regional Latinoamericano sobre cambio climático y cree espacios de participación abierta a futuro de los representantes de los pueblos indígenas en las diferentes actividades de cambio climático y difunda la información relevante sobre el cambio climático.

Exhortamos a la Asamblea General de las Naciones Unidas a que declare el 22 de abril como el día internacional de la Madre Tierra.

Que cada pueblo indígena decida su participación en los comités nacionales de cambio climático y en la delegación oficial de gobierno con participación plena y efectiva en la Conferencia de la Partes.

Exigir a los estados la constitución de una mesa de dialogo con la participación plena y efectiva de las organizaciones de los pueblos indígenas; quienes asumirán la responsabilidad y el compromiso de socializar la información.

Apoyamos la constitución de un Grupo de expertos en Cambio Climático integrado por los expertos de los pueblos indígenas en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Se respete y se implemente la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, las sinergias con las otras convenciones, e instrumentos internacionales que reconocen los derechos de los pueblos indígenas.

Crear un espacio de dialogo, intercambio y análisis entre los pueblos indígenas para proponer mecanismos de reglamentación y operatividad, respetando el principio al consentimiento libre, previo e informado.

Hacer uso de los instrumentos de protección nacional e internacionales para la defensa de los recursos naturales.

Exigir a los estados que reconozcan los planes locales propios de los pueblos indígenas que incluyen conocimientos y tecnologías ancestrales, y que los mismos sean incorporados en los planes y programas nacionales de mitigación y adaptación.

Buscar propuestas alternativas que promuevan la gestión uso, manejo y conservación de los recursos naturales dentro del marco de respeto de los derechos de los pueblos indígenas y que fortalezcan nuestras economías eliminando las prácticas paternalistas.

Exhortamos a la cooperación internacional a flexibilizar y ampliar los mecanismos financieros para que los pueblos indígenas tengamos acceso a los fondos para la creación de capacidades y transferencia de tecnologías ancestrales.

De conformidad a los derechos de los pueblos indígenas señalados, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes tienen derecho a participar de las decisiones que afectan su futuro y expresar libremente sus opiniones tal y como lo establece el Art. 12 de la convención sobre los derechos del niño.

Fomentar una educación intercultural pertinente sobre el cambio climático que incluyan las tradiciones y la cosmovisión indígena.

Apoyamos la movilización de los pueblos indígenas en contra de las industrias extractivas a nivel nacional e internacional.

Fomentar actividades de formación y capacitación de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y mujeres, de cara a su participación en la lucha contra el cambio climático.

Los estados deben garantizar el acceso a la información de los procesos de discusión sobre el tema del cambio climático.

Fomentar la soberanía alimentaria para lograr una agricultura sostenible y así contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducción de la pobreza, del hambre, la mortalidad infantil y materna.

Prohibir el uso de las semillas transgenicas que amenaza la seguridad alimentaria de los pueblos indígenas. Los representantes de esta cumbre se declaran en reunión permanente para continuar la discusión de los temas del cambio climático.

Fuente: http://www.mapuexpress.net/?act=news&id=3996