Indignación en Aysén por Petición y Entrega de 300 mil Hectáreas en Concesiones Mineras para Blindar Tendido y Represas





Organizaciones regionales denuncian uso indebido del Código de Minería.

·         Los 1.600 pedimentos afectan a unos 800 predios y se calculan por lo bajo en más de 600 los propietarios afectados.
·         Además de tener la propiedad del agua de la Región de Aysén, empresas eléctricas como HidroAysén, Transelec y Energía Austral (en forma directa o a través de terceros) están logrando con éxito controlar el subsuelo regional, con insospechados perjuicios a los campesinos y pobladores de sectores rurales.
 
Indignación.
Eso fue lo que transmitió esta mañana un grupo de dirigentes de diversas organizaciones de la Región de Aysén para denunciar la solicitud y entrega de unas 300 mil hectáreas de concesiones mineras de exploración que coinciden con el trazado donde Transelec pretende construir la línea de alta tensión para las represas del sur, y también con las áreas de las presas y embalses tanto de HidroAysén como de Energía Austral.  La idea sería “blindar” todas las eventuales obras necesarias para transmitir energía desde Aysén a Santiago y facilitar, en beneficio de las empresas involucradas, el proceso de expropiación a los dueños quienes en la práctica perderían control de sus propiedades, las que muchas veces han obtenido con su esfuerzo y el de sus padres y abuelos pioneros.
Se unieron en la acusación la Federación Agrícola y Ganadera de Aysén FAGA, el Movimiento Regionalista, la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida y la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, que fue la organización que realizó un exhaustivo análisis y levantamiento de información que dio como resultado constatar la existencia de 300 mil hectáreas correspondientes a unos 1.600 pedimentos en distinto estado de avance que comprometerían más de 800 predios a nivel regional (entre privados y de áreas protegidas del Estado), calculándose por lo bajo en más de 600 propietarios los afectados.
El vicepresidente de FAGA, Arnoldo Cuevas, expresó en la ocasión que “nosotros como campesinos necesitamos más información, ya que esta empresa nos tiene bastante preocupados.  Por ejemplo yo soy del sector rural y la línea pasa por donde yo vivo.  Cuando se hicieron las mediciones y los estudios no se le pidió permiso a nadie, sólo se veían vehículos que andaban tomando fotografías y luego supimos que era por esto”.  Agregó que en el caso de El Claro “nos preocupa mucho porque estamos a 6 kilómetros de Coyhaique y no me gustaría pasar por debajo de esas líneas de alta tensión y  donde ganaderos, chacareros, agricultores nos vamos a ver afectados”.
Cuevas indicó que “estas empresas se aprovechan de este sistema para poder atropellarnos, por lo cual nosotros como FAGA, que tenemos muchas organizaciones asociadas, vamos a hacer un trabajo para que esto pudiera llegar a buen término, es decir, que no se concrete”, aclarando que aunque “muchos campesinos dicen que ‘si hay una Ley que hace que esto yo venderé bien’, están equivocados”.
Paz Foitzick, vocera del Movimiento Regionalista, manifestó que “lo que estamos denunciando acá es la indolencia y falta de transparencia del Estado y del Gobierno para poder informar a quienes se van a ver perjudicados.  Estamos hablando de más de 600 propietarios a quienes afectan estos pedimentos mineros, al igual que a un sinnúmero de actividades productivas de nuestra región ligadas a la ganadería, el bosque, la acuicultura a pequeña escala, el turismo”.  Agregó que el compromiso de las organizaciones involucradas en la denuncia es “iniciar un trabajo de información en cada una de las comunas y también de organizar al mundo campesino, porque claramente en una región como la nuestra, con aislamiento y falta de acceso a los medios de comunicación, el Estado no ha cumplido con informar y velar por la transparencia de este tipo de procesos… ha habido un dejar hacer”.
El coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, Peter Hartmann,  expresó que con el fin de llevar adelante los proyectos de represas se está “abusando del Código Minero para, en la práctica, expropiar los terrenos a la gente y así acceder sin permisos y hacer lo que quieran con una Ley que está destinada a otra cosa”.   Explicó que “la concesión minera le da derecho a hacer lo que quiera en el subsuelo, pero tú tienes que acceder al subsuelo.  Al tener ese derecho pueden hacer arriba lo que quieran también”.
Hartmann comparó la gravedad de la situación con los derechos de aguas que mayoritariamente están en manos de (o están siendo solicitados por) empresas eléctricas como Endesa, Energía Austral, AES Gener e HidroAysén.  “Los campesinos lo saben muy bien cuando piden derechos de agua y les dicen que no porque ya están solicitados por éstas u otra empresas.  Y no pueden usar el agua de su propio campo, y ahí es donde uno dice dónde están los políticos nacionales para ayudar a la gente”  indicó.
En la ocasión el miembro de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo, Enrique Higueras, hizo una detallada exposición de las zonas involucradas en toda la región, señalando que se trata de peticiones rectangulares cada una de las cuales tiene un área promedio de 2 por 2 kilómetros.
Por su parte la Agrupación Defensor Ciudadano a través del abogado Fernando Arancibia informó que como organización también abordarán el tema desde el ámbito de los derechos ciudadanos.
 
LAS SOLICITUDES Y LOS SOLICITANTES
Las solicitudes en proceso y las ya constituidas (estas últimas en gran parte de Coyhaique al sur) están concentradas en manos de dos personas.  El matrimonio compuesto por Jorge de la Barra Valle y María Teresa Cañas Pinochet, ex directora del Servicio Nacional de Geología y Minería, y quien ya ha hecho solicitudes anteriores en lugares donde Endesa proyecta construir represas.  En otros casos, las solicitudes han sido hechas por su hija Andrea de la Barra Cañas.
Las peticiones se emplazan fundamentalmente una tras otra en línea con el Camino Longitudinal Austral desde Cochrane hasta el río Ibáñez, pasando luego por la Reserva Nacional Cerro Castillo, el río Boca León, Lago Elizalde, Valle Simpson, Ensenada Valle Simpson, El Claro, Panguilemu, Alto Baguales, Villa Ortega y Mañihuales.  De ahí hacia el norte continúa por el Camino Longitudinal Austral, pasando por La Tapera, Lago Verde, río Figueroa y La Junta.  Todo, siguiendo el trazado del tendido eléctrico de Transelec.  También existen solicitudes en trámite o adjudicadas en las áreas de interconexión de las represas de HidroAysén a las mismas personas.
Energía Austral ha hecho lo propio con la zona del eventual embalse y obras en los lagos Yulton y Meullín, para la represa río Cuervo.
 
MAYORES INFORMACIONES

Paz Foitzick, Movimiento Regionalista: Teléfono 8 3603166
Enrique Higuera, Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo: 8 2004659
Peter Hartmann, Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida: 8 8185273

Periodista: Patricio Segura Ortiz
9 9699780

-------------------------------

Alcalde Luperciano Muñoz dijo que “en Aysén hay políticos y representantes que no se venden”.
Concejo de Chile Chico Acuerda en Forma Unánime Rechazo a Centrales Hidroeléctricas en Aysén
·         El edil expresó que “esta decisión se debe a que esta región tiene un concepto, un sello que es ser una reserva de vida para el planeta”.
 
En un acuerdo que refrenda la postura tomada por la anterior administración, el alcalde de Chile Chico Luperciano Muñoz y la unanimidad de los concejales acordaron en la última sesión expresar públicamente su “oposición a la construcción de centrales hidroeléctricas en la cuenca del río Baker”, que en gran parte se ubica dentro de los límites comunales tanto en el río homónimo como en el lago General Carrera y que considera las localidades de Chile Chico, Bahía Jara, Mallín Grande, Fachinal, Puerto Guadal, Puerto Bertrand, Sector Ceballos y Río Leones.
El edil explicó que esta decisión se debe, en términos generales, a que “ésta es una región que tiene un concepto, un sello.  Es una reserva de vida para nuestro planeta por lo tanto no vamos a aceptar que se construyan estas mega centrales, considerando que todos los instrumentos de planificación regional que existen, desde el PRDU (Plan Regional de Desarrollo Urbano) para abajo, nos perfilan como un lugar turístico, que ya no lo va a ser con estas mega centrales”.  Agregó a este argumento “todo el desastre ecológico, toda la intervención social en las distintas comuna.  Nosotros estamos porque esta región siga libre de contaminación y que no pague por los errores que han cometido tanto los gobiernos de la Concertación como la Dictadura Militar, que no pensaron en un desarrollo energético equilibrado con la naturaleza, que no invirtieron en investigación”.
Puntualizó que en la Región de Aysén “no podemos ser un experimento del resto del país en cuanto a pagar esos errores.  Y básicamente cuando esta energía no va a las poblaciones más humildes de este país sino a las grandes empresas multinacionales”.
Sobre la intervención de las comunidades por parte de la empresa Luperciano Muñoz expresó que “nosotros no negociamos ni transamos con HidroAysén.  Nosotros no aceptamos sus dádivas, y como ellos se han manejado con una consultora internacional que es la que está detrás de cambiar mentalidades, de comprar conciencias en las distintas comunas… bueno, que lo sigan haciendo”.  Agregó que “la gente es la que sabrá si acoge el llamado de estas mega centrales, si participa o no en el llamado que les hagan, es eso voluntad exclusivamente de la gente y nosotros no nos vamos a meter ahí, pero como municipalidad no aceptamos ningún tipo de apoyos ni donaciones.  No podemos traicionar la decisión por dinero ni ayuda de ningún tipo”.
Recordó además la consulta ciudadana que se realizó en Tortel, donde casi un 80 por ciento de los que votaron rechazaron las represas.  “Ésos son gestos de valentía en estos tiempos donde todo tiene un valor económico.  Que sepan que hay gente, políticos o representantes de la comunidad que no están dispuestos a transar nada respecto de un tema tan importante y sensible como lo es seguir manteniendo nuestra región como reserva de la Humanidad, reserva de vida o como una región libre de contaminación”.
En el acuerdo adoptado en la sesión del 13 de abril votaron a favor del rechazo a las represas en la Región de Aysén, además del edil, los concejales Fidelina Roco, Jorge Vargas, Jorge Hereme, Cristian Jara, Marina Loncón y Ricardo Ibarra.
 
Comunicaciones
Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida
www.aisenreservadevida.cl

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Argentina: Por fin salió ley que impide desarrollos inmobiliarios en bosques afectados por incendios

El espejismo de "reciclar" plástico