Las algas invasoras inundan el Caribe



Los arrecifes de coral son un ecosistema importante para las plantas y animales marinos. Más del 25 por ciento de las especies marinas pasan una parte de su vida en un arrecife de coral, a pesar del hecho de que los arrecifes de coral cubren sólo una décima parte de los océanos del mundo.

El alga zooxantelas 'Symbiodinium trenchii' (S. trenchii), present en todo el Gran Caribe, es en realidad una especie introducida desde el Océano Indo-Pacífico, lo que puede provocar daños a largo plazo, Es la conclusión del investigador Daniel 'Tye' Pettay, de la Universidad de Delaware (UD), en Newark, Estados Unidos, en un artículo publicado en la edición digital de 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. Los arrecifes de coral son un ecosistema importante para las plantas y animales marinos. Más del 25 por ciento de las especies marinas pasan una parte de su vida en un arrecife de coral, a pesar del hecho de que los arrecifes de coral cubren sólo una décima parte de los océanos del mundo. Los corales forman relaciones simbióticas con algas unicelulares que viven en sus tejidos. El coral proporciona a las algas un entorno protegido en el cual crecer y los compuestos necesarios para la fotosíntesis y, a cambio, las algas aportan los nutrientes orgánicos necesarios para que el coral sobreviva, crezca y produzca los esqueletos de carbonato de calcio que forman las estructuras de los arrecifes de coral. Elementos ambientales estresantes debido al cambio climático, en particular el incremento de las temperaturas del agua de mar, pueden perturbar esta relación simbiótica haciendo que el coral expulse sus algas y blanqueándose. Cuando se produce este fenómeno --conocido como blanqueamiento de los corales--, el coral pierde los valiosos nutrientes proporcionados por sus algas y comienza a morir de hambre. Si permanecen blanqueados por periodos prolongados de tiempo, los corales mueren. Como resultado, los investigadores se han centrado en identificar algas simbiontes tolerantes al estrés que pueden permitir a los arrecifes de coral hacer frente mejor a los futuros aumentos de temperatura. 'S. Trenchii' es la especie predominante en el Caribe y se pensó originalmente que era un "salvador del arrecife de coral" porque hizo a los corales térmicamente más tolerante. Sin embargo, los estudios de Pettay revelan que aunque esta especie de algas microscópicas ayuda a ciertos corales caribeños a tolerar temperaturas elevadas, puede causar efectos negativos previamente desconocidos sobre la salud del coral. Pettay y sus colegas descubrieron que las colonias de coral del Caribe que se asocian con 'S. Trenchii' crecieron un 50 por ciento más lentamente que las que albergaban especies de algas nativas. "La verdadera preocupación por el crecimiento más lento es que la formación de los arrecifes puede no seguir el ritmo de los procesos destructivos naturales en el medio ambiente y, a su vez, podría afectar negativamente a la diversidad de especies marinas que dependen del hábitat que estos arrecifes proporcionan", afirma Pettay, investigador post-doctoral en la Facultad de Ciencias Marinas y Políticas, que se encuentra en la Facultad de la Tierra, el Océano y el Medio Ambiente de la UD. Además de la pérdida de hábitat, los arrecifes más pequeños o su pérdida total, disminuiría su papel en la protección de las costas de las mareas de tempestades y los huracanes en algunas áreas, según Pettay. Resulta que la 'S. Trenchii' del Caribe no sólo impacta en el crecimiento, sino que esta población contiene muy poca diversidad genética y es altamente endogámica. En contraste, 'S. Trenchii' en los océanos Índico y Pacífico contiene más diversidad genética en un solo arrecife, del tamaño de un campo de fútbol, que en todo el Mar Caribe. Estos hallazgos, junto con el hecho de que la población del Caribe está muy relacionada con la del Indo-Pacífico, llevaron a los científicos a concluir que 'S. Trenchii' no es natural al Caribe, sino que se ha introducido recientemente, potencialmente a través del agua de lastre de los buques de carga que llegan a través del Canal de Panamá. La 'S. Trenchii' que llegó al Caribe se ha quedado y puede estar aumentando en prevalencia. Investigaciones previas realizadas por algunos de los co-autores muestran que 'S. Trenchii' exhibe un comportamiento oportunista y puede dejar fuera de competencia a otros simbiontes en momentos de estrés; lo que pueden ocurrir con más frecuencia en el futuro. Durante un evento de blanqueamiento en el sur del Caribe que se produjo en 2005, por ejemplo, los científicos fueron testigos de que 'S. Trenchii' se movieron entre los corales a medida que las temperaturas del agua de mar comenzaron a subir y se produjo la decoloración de los corales. Muchas personas son conscientes de los efectos negativos de plantas y animales introducidos, como el mejillón cebra, las polillas gitanas, el kudzu o el alga Caulerpa, que puede provocar en los ecosistemas nativos. Sin embargo, los microorganismos unicelulares pueden tener consecuencias similares y los efectos de 'S. Trenchii' sobre el crecimiento del coral señalan a esta posibilidad. Durante los últimos dos años, Pettay, sus coautores y Mark Warner, profesor en la Escuela de Ciencias del Mar y de Políticas y asesor post-doctoral de Pettay, han realizado experimentos de temperatura en coral asociado naturalmente con 'S. Trenchii' en Palau, en el Pacífico Océano. Estos expertos están comparando estos resultados con los corales del Caribe meridional, en Curazao, donde se introdujo 'S. Trenchii'. Según Pettay, sólo el tiempo dirá si la introducción de 'S. Trenchii' en el Gran Caribe dará lugar a cambios importantes en el funcionamiento de arrecifes de coral y si el beneficio a corto plazo de la tolerancia al estrés será negado por los efectos a largo plazo de la reducción de su crecimiento. "En este momento, se desconoce la magnitud de estos efectos negativos sobre los arrecifes de coral del Caribe", concluye.

Fuente:  ep

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques