2017: el peor año en quema de combustibles fósiles y emisiones de CO2

“Durante los últimos tres años, el crecimiento de la quema de combustibles fósiles a nivel mundial no había resultado significativo, al punto de que, muchos científicos esperaban que se hubiese alcanzado y superado, el pico de las emisiones globales. Las nuevas previsiones echan por tierra, dichas esperanzas.” Los científicos del clima, estiman que 2017 será un año récord, en cuanto a quema de fósiles, tanto que se emitirán aproximadamente 37.000 millones de toneladas de CO2 por esta acción humana, la mayor cifra total jamás registrada. Muchos se han referido a este suceso, como el mayor “paso hacia atrás” de la humanidad, en su lucha contra el Cambio Climático y el Calentamiento Global, mientras que otros dicen, que aún no hay motivo de alarma, dado que existen fluctuaciones y que China, que es el mayor emisor del mundo, está tratando de reducirlas y parece que tendrá éxito. 
Según los principales científicos del clima, si se pretende tener una posibilidad real, de mantener el Calentamiento Global por debajo de los 2ºC, las emisiones globales de CO2 deberían llegar a su punto máximo en 2020, para luego comenzar a decaer rápidamente. Lo que preocupa a muchos es que, aún es imposible predecir si el aumento de emisiones de C02, que se experimentará en 2017 es parte de ese deseado “punto de inflexión” y luego comenzará la caída o si es el principio de una tendencia al alza.
Menos prometer y más hacer
En lo que todos los científicos climáticos coinciden, es en la necesidad de una rápida implementación, del pacto firmado por las naciones en París, en 2015. Los países deben dar pasos significativos para hacer realidad las aspiraciones y los compromisos, del acuerdo climático global. Pero las medidas que se tomen, tienen que ser más drásticas que las prometidas, dado que el balance mundial de lo que se consiguió en París, hará que la temperatura global alcance los 3ºC, una cifra considerada muy insuficiente y que provocaría consecuencias nefastas para el Medio Ambiente y la salud del mundo. El 12° informe anual del Global Carbon Budget estima que, las emisiones globales de CO2 causadas por la combustión de los combustibles fósiles, sufrirán un aumento de hasta un 2%, en el correr del presente año, lo que resulta tan significativo, como preocupante.
Medidas más duras y YA
La nueva investigación fue dirigida por la profesora Corinne Le Quéré, directora del Centro Tyndall de Investigación del Cambio Climático de la Universidad de East Anglia, Reino Unido, quien dijo sentirse decepcionada, ante la realidad de que: “Las emisiones globales de C02 parecen volver a subir, después de un período de tres años de estabilidad”. Le Quéré explica que, tras la firma del Acuerdo de París hubo un gran impulso por reducir el CO2, pero los resultados implican que, en realidad, no se ha hecho mucho. Lo que sucederá después del 2017 dependerá del esfuerzo, que cada país realice. Tras recordar que los huracanes y tormentas que se experimentaron en este año, son algo así como una “ventana al futuro”, concluyó que: “ya es hora de tomarse realmente en serio, la implementación de lo prometido en París y si las medidas pueden ser más duras, mejor.”

REDACCION/ECOTICIAS.COM - Fuente: CO2

----------------------
Las emisiones de CO2 a nivel mundial crecerán en 2017 cerca de un 2% y seguirán creciendo en 2018
El informe apunta que este aumento se debe sobre todo a China, que prevé emitir un 3,5 por ciento más que el año anterior, hasta 10,5 gigatoneladas por un mayor uso del carbón.
Las emisiones mundiales de CO2 terminarán 2017 con un aumento del 2 por ciento después de mantenerse estables durante los últimos tres años y según las primeras estimaciones seguirán creciendo también en 2018, de acuerdo con los datos presentados este lunes en la revista 'Environmental Research Letters', que estima que el año terminará con 41 gigatoneladas de emisiones de CO2, de las que 37 gigatoneladas proceden del uso de combustibles fósiles. El informe apunta que este aumento se debe sobre todo a China, que prevé emitir un 3,5 por ciento más que el año anterior, hasta 10,5 gigatoneladas por un mayor uso del carbón. Del mismo modo, India terminará el año con un aumento de sus emisiones, aunque en este caso del 2 por ciento por la debilidad económica actual en este país, pero se prevé que si la economía se recupera pronto, las emisiones podrían volver a crecer rápidamente el próximo año. Frente a estos dos países asiáticos, el informe confirma que Europa y Estados Unidos emitieron menos CO2, entre un 0,2 y un 0,4 por ciento, pero a un ritmo "demasiado lento como para compensar la subida" en otras regiones, según los investigadores. La directora del estudio, del Tyndall Centre for Climate Change Research de Norwich (Reino Unido) Corinne Le Quéré, ha expresado su decpción por los resultados en un año en el que se ha visto como el cambio climático puede fortalecer los huracanes cuando las lluvias son más fuertes y el aumento del nivel del mar y el aumento de la temperatura de los océanos provocan la formación de tormentas más grandes. Por ello, advierte de que el tiempo se está agotando para alcanzar el objetivo de limitar el calentamiento global a 2 grados Celsius, por no hablar del objetivo de 1,5 grados centígrados. Entre los años 2014 y 2016 las emisiones estuvieron estables pese al crecimiento económico mundial y a ello contribuyó sobre todo el menor uso del carbón, la mejora de la eficiencia energética y el auge de las energías renovables como eólica o fotovoltaica. Para los expertos valoran como especialmente satisfactorio el desacoplamiento del crecimiento del producto interior bruto y las emisiones porque demuestra que el crecimiento económico no tiene que implicar necesariamente un aumento de las emisiones de CO2. En la última década, según el estudio, más de 20 países con un crecimiento económico constante redujeron sus emisiones. Entre ellos figuran Alemania, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Polonia, Rumanía y Serbia, que entre todos suman en torno al 20 por ciento de las emisiones de CO2 mundiales. De hecho, los expertos calculan que éstas continuarán aumentando también en 2018. "Este es un verdadero motivo de preocupación", dijo Robert Jackson, de la Universidad de Stanford. Los expertos remiten a las previsiones de crecimiento económico del Banco Mundial, que calcula que en todo el mundo se crecerá un 2,9 por ciento en 2018, el mayor valor desde 2011. Y las previsiones del Fondo Monetario Internacional son incluso superiores. Pese a todo, los expertos valoran los datos del estudio con precaución. "La noticia del aumento de las emisiones en 2017 no es bienvenida. Pero aún es demasiado pronto para decir si se trata de un desliz puntual en el camino a un nivel máximo global o si se trata del comienzo de una nueva fase", dijo Glen Peters, del Cicero Center for International Climate Research de Oslo. El informe 'Global Carbon Budget' ha sido realizado por 76 investigadores de 57 institutos de 15 países y forma parte del Global Carbon Project. Hace apenas dos semanas, un grupo de investigadores informó de que la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera había aumentado más rápido que nunca el año pasado. Esto se debió, además de a las actividades humanas, al fenómeno meteorológico de El Niño, con su aumento de la temperatura de los océanos y las sequías en los trópicos, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en Ginebra. Por esta razón, los océanos y los bosques no pudieron absorber tanto CO2 como otros años. La concentración de CO2 fue de 403,3 partes por millón (ppm), frente a las 400 ppm del año anterior. Hace una semana la organización indicó que 2017 será "con mucha seguridad" uno de los tres años más cálidos desde que hay mediciones. ep

Fuente: CO2

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques