Mirando a la Antártida

 La Antártida: Bomba de relojería

Los glaciares de Pine Island y Thwaites son los que más rápidamente se están derritiendo en la Antártida. Y eso es un problema de dimensiones catastróficas: Si ambos glaciares colapsan (lo que es muy posible), el nivel del mar subiría, en cuestión de unos cuantos años, entre tres y cuatro metros. O lo que es lo mismo: La práctica totalidad de las ciudades costeras del mundo desaparecerían bajo las aguas.  
Cientos de millones de refugiados climáticos en los cinco continentes quedarían sin hogar. Eric Holthaus publicaba este reportaje el martes en Grist, e inmediatamente sonaban todas las alarmas. 
Riesgo de colapso en dos glaciares de la Antártida por deshielo. 
Su trabajo se merece encabezar el resumen de la semana, y no sólo porque Holthaus es uno de los mejores periodistas sobre cambio climático, sino por la urgencia del asunto: Hablamos, como es habitual, de finales de este siglo como escenario, pero también de la posibilidad de que este colapso llegue antes de 2050.

Fuente: Santiago Sáez - redaccion@lamarea.com - Imagen satelital del deshielo de la Antártida. Foto: NASA.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia