¿Cómo será el mundo en el año 3000? Por ejemplo…



 Autor: David Avendaño 

A la velocidad que se suceden los cambios en nuestra sociedad es toda una osadía imaginar cómo será el mundo dentro de un milenio… ¡si es que seguimos por aquí! Sin embargo, un artista digital llamado Radoslav Zilinsky se ha puesto manos a la obra creando esta imagen tan impresionante).


El mundo en el año 3000, por Radoslav Zilinsky

En su creación, Zilinksky plantea dos sociedades radicalmente opuestas pero conviviendo ‘puerta con puerta’. Por un lado, un entorno hipertecnológico, alejado de la naturaleza y refugiado tras sus torres de cristal y acero. En él no hay seres humanos visibles, pero queda patente que es una sociedad que se autosatisface, que ha alcanzado un grado de desarrollo científico que les hace invulnerables y les dota de un gran bienestar y comodidades.

En la parte opuesta, en realidad al otro lado del río y separados por una infranqueable empalizada de la anterior sociedad, están los que han renunciado a las comodidades artificiales y se han entregado a la vida natural. En un marco explícitamente tribal, los seres humanos, aquí sí los hay y en abundancia, se entregan a tareas primarias, tales como la pesca, la danza, la agricultura… Su mundo está hecho exclusivamente de madera, paja… materiales procedentes de la naturaleza.

Y ambas sociedades viven en paz. La todopoderosa no intenta imponer su visión de cómo debe ser el mundo a la otra. Y ésta vive sin envidiar las comodidades de la anterior. Todo un ejemplo de convivencia intercultural tan lejos de la realidad que vivimos un milenio antes, cuando los sistemas colisionan frontalmente como si sólo pudiera existir uno.

Si pudieras elegir, ¿en cuál de las dos sociedades que propone Zilinsky vivirías?

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia