“UNA DE DOS POSIBILIDADES, EL VICEPRESIDENTE DE HIDROAYSÉN MIENTE O HABLA DESDE LA IGNORANCIA”




Periodista de Patagonia sin Represas ante declaraciones de Daniel Fernández a la RAI.


·       El ejecutivo de la eléctrica aseguró al medio italiano que los derechos de agua de los ríos Baker y Pascua fueron entregados a Endesa cuando ésta era una empresa pública, en circunstancias que el proceso se tramitó y concretó cuando la compañía ya había sido traspasada a privados y a días de Pinochet dejar el poder.

·        “El origen de este proyecto viene de un negociado a costa del erario nacional, con un grave perjuicio para el Estado y por ende para todos los chilenos, y más aún a espaldas de la ciudadanía de la Región de Aysén, muchos de cuyos pobladores en la cuenca del Baker tienen serios problemas para acceder al recurso por pertenecer éste mayoritariamente a HidroAysén, la sociedad compuesta por Endesa y Colbún” señaló el periodista.

 

Es impresentable que HidroAysén se muestre ante la opinión pública como una empresa que entrega información veraz cuando su vicepresidente ejecutivo, Daniel Fernández, es capaz de tergiversar descaradamente ante un medio de comunicación internacional como la RAI italiana la historia nacional.  Ahora, y dejando una posibilidad a la duda, está mintiendo o hablando desde la ignorancia”.    Fue ésta la respuesta que el periodista del Consejo de Defensa de la Patagonia, Patricio Segura, dio al entrar en la discusión que se ha generado en los últimos días respecto del tenor de la campaña de HidroAysén, donde se alude a que Patagonia sin Represas habría hecho “publicidad engañosa” al relevar los aspectos involucrados en la construcción de cinco represas en los ríos Baker y Pascua.

El profesional se refirió al reportaje “Enel, l'acqua della Patagonia tutta d'un sorso” (“Enel, el agua de la Patagonia en un solo trago”) emitido el 11 de diciembre por la televisión italiana RAI News 24 (http://bit.ly/RAIparte1; http://bit.ly/RAIparte2), donde el vicepresidente ejecutivo de HidroAysén, Daniel Fernández, ante la consulta del periodista Enzo Cappucci sobre la forma en que fueron adquiridos los derechos de agua para las 5 represas, responde textualmente que “Endesa era una empresa pública, y que tenía esos derechos de agua en tanto empresa pública.  Y cuando se vendió y se privatizó, quien la compró pagó por todos esos derechos un valor que no está explícito, pero que sí está implícito en el costo de la compañía”.

Quienes conocen la historia de la privatización de Endesa, saben que tal afirmación es absolutamente falsa, dado que el proceso de venta de la eléctrica culminó después del Plebiscito de 1988, quedando en manos de José Yuraszeck  y otros empresarios, algunos incluso previamente funcionarios públicos de Pinochet en el sector energético” señaló Segura.  El 9 de enero de 1989 la Endesa de José Yuraszeck ingresó a la DGA cuatro requerimientos por 3 mil 155 metros cúbicos por segundo en los ríos Baker y Pascua, en Aysén, luego de lo cual la eléctrica ya privada se adjudicó sucesiva y gratuitamente masivos derechos no consuntivos para fines hidroeléctricos: mediante las resoluciones DGA 39 y 53 del 12 de enero de 1990, y 159 y 164 del 1 de marzo del mismo año.  “El origen de este proyecto viene de un negociado a costa del erario nacional, con un grave perjuicio para el Estado y por ende para todos los chilenos, y más aún a espaldas de la ciudadanía de la Región de Aysén, muchos de cuyos pobladores en la cuenca del Baker tienen serios problemas para acceder al recurso por pertenecer éste mayoritariamente a HidroAysén, la sociedad compuesta por Endesa y Colbún. Que mienta sobre esto, o que lo ignore, no es acorde con el rol de principal ejecutivo de una empresa de esta magnitud”. 

Para concluir Segura se preguntó “si ante los medios internacionales el vicepresidente ejecutivo de la empresa se atreve a tergiversar la historia descaradamente, quizás porque sabe que este tema es sensible para los italianos al demostrar la ilegitimidad de origen de este proyecto, ¿no estará dispuesto a hacer lo mismo en una campaña comunicacional?”.

La forma en que se privatizó el sistema eléctrico chileno durante el régimen de Augusto Pinochet es un tema que ha cobrado vigencia en los últimos días a la luz del interés del gobierno de Sebastián Piñera de vender la participación del Estado en varias empresas sanitarias.  Los antecedentes de cómo se traspasaron a privados en la década de los 80 múltiples compañías públicas están consignados en el libro "El Saqueo de los grupos económicos al Estado de Chile" (2001) de la periodista María Olivia Mönckeberg, Premio Nacional de Periodismo 2009.

 

Comunicaciones

Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

www.aisenreservadevida.cl



----------------------------------------------------------

Baker; la cuenca seca

Miercoles 22 de Diciembre del 2010

Peter Hartmann, Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén reserva de Vida.

Cuando en el 2004 Sebastián Tramón investigador de Greenpeace, descubrió que 96% de los derechos de agua no consuntivos de Aisén eran propiedad de Endesa, derechos obtenidos en forma gratuita y poco legítima durante los  tres últimos meses del gobierno del Gral. Pinochet,  nadie lo podía creer. A tanto que años después en la Dirección de Aguas de Aysén,  DGA, aun nos discutían esa cifra, hasta que al revisar sus datos, terminaron por convencerse.

Es mas, en el diagnóstico sobre las aguas de la cuenca del Baker, hecho en el 2009 para el Plan Piloto de la Estrategia de Cuenca del Baker, fue la misma DGA la que nos sorprendió con sus conclusiones. En ellas se lee:

“Existe una alta concentración en derechos no consuntivos (grandes derechos en manos de pocos titulares” y “98% de los derechos no consuntivos nunca han sido utilizados” y “las restricciones que generan los grandes derechos no consuntivos tienen como consecuencia que los derechos consuntivos no pueden ser otorgados en las condiciones de ejercicio que se requieren (permanente y continuo, consumo humano y animal; permanente y discontinuo para riego”.

Al revisar el detalle de las cifras entregadas por la DGA, se aprecia que solo en los meses de enero, febrero y marzo quedan 9, 32 y 1 m3/seg. de aguas permanentes disponibles en un sector y 105 , 98, en otro, pero que al considerarse la solicitud de AES Gener sobre 1.257 m3/seg. aguas abajo de los derechos de Endesa, esta disponibilidad queda en cero. Es debido a esto que la DGA estableció una reserva de 5,9 m3/seg., en enero y febrero. Además queda un caudal eventual durante 8 y 9 meses de invierno que llega a un máximo de 267 m3/seg.

¿Qué quiere decir todo esto? Nada menos de que en prácticamente toda la cuenca del Baker no hay agua disponible con todas de la ley, o sea, si algún poblador (como ya les sucedió a los de Castillo), que esta ahí toda su vida, quisiera regar su campo o abrevar su ganado o asegurar su agua de consumo, o si la empresa de agua potable necesitase aumentar su cantidad por crecimiento de la población, lo mas probable es que la DGA solo les pueda otorgar algunos litros por segundo en enero y febrero. Si es que se los otorga.

Esta claro que los habitantes de la cuenca del Baker aun no se han percatado del significado de vivir en un lugar hidrográfico con la mayor cantidad de agua del país, pero a la cual legalmente no pueden acceder. Esta claro además que esto es un atentado a sus derechos humanos. No por casualidad fue este tema el centro del debate en el Organismo de Cuenca del Baker donde estaban representados los servicios públicos, las empresas y la sociedad civil involucrada en el tema, organismo participativo con el que el actual gobierno decidió terminar. El objetivo del plan de cuenca de “generar equidad en el acceso al agua, procurar la conservación del patrimonio ambiental de la cuenca, y propender a un desarrollo armónico en torno al uso del recurso hídrico” parece no haber sido de interés del actual gobierno.

Igualmente, y este aspecto ocasionó polémica en aquel Organismo de Cuenca, esta restricción de acceso al agua evidentemente también bloquea cualesquiera otra iniciativa de desarrollo económico (minero, industrial, turístico, pesquero u otro) que requiera agua permanentemente. O sea, en la cuenca del Baker (eso incluye las cuencas afluentes del Lago General Carrera y Cochrane hacia abajo), si algún emprendimiento necesitase agua no la va a obtener salvo que la extraiga del subsuelo.

Como si fuese poco, HidroAysén (detentor de los derechos de agua de Endesa), aparte de oponerse a algunas solicitudes de derechos de agua en esa cuenca, ha presentado dos nuevos requerimientos sobre aguas permanentes en el Baker para sus proyectos Baker 1 y 2, de 240 y 250 m3/seg.  Y aquí vale preguntarse ¿de donde pretenden sacar esa agua inexistente? Peor aun será, si la DGA termina por entregarles derechos sobre las escasas aguas eventuales aun disponibles, para lo cual el actual Director Nacional de Aguas, Matías Desmadryl, les ha estado allanando el camino vía muy cuestionable resolución exenta.

Irónicamente, uno de los supuestos mitos que estaríamos difundiendo los opositores a las represas en la Patagonia es aquel de la sequía en la cuenca del Baker. La verdad es que no dejan de tener razón, este asunto no es un mito, es una terrible realidad, de la cual los afectados aun no se han percatado. Para que hablar de nuestras autoridades políticas. ¿Es que hay algo peor que dejar sin agua y limitar el desarrollo solo a las hidroeléctricas a prácticamente todo el sur de la región?


http://www.eldivisadero.cl/noticias/?task=show&id=24177

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia