PERU: Fiscalía pide 13 años de cárcel para Mario Tabra, dirigente comunal de Ayabaca



Continúa la persecución policial y judicial contra los dirigentes y líderes comunales que defienden la vida y el medio ambiente en las provincias de Ayabaca y Huancabamba en Piura. Mario Tabra Guerrero es acusado por el Fiscal Provincial de Huancabamba, quien ha pedido una pena privativa de libertad 13 años en su contra.

Por los supuestos delitos de arrebato de arma de fuego y causar lesiones a un capitán de la Policía Nacional, el fiscal de Huancabamba, Martín Rijalba Gutiérrez, pidió 13 años de pena privativa de la libertad para el presidente del Frente de Defensa de Medio Ambiente,  la Vida y el Agro de Ayabaca, en Piura, Mario Tabra Guerrero.

La acusación fiscal  se basa en la declaración del Capitán, Héctor Vera Revollar, quien durante las pesquisas señaló que intentaron arrebatarle  el fusil AKM–K con sus respectivas cacerinas abastecidas con 30 cartuchos logrando forcejear con uno de ellos, pero al estar sujetando del portafusil el sujeto con quien forcejeaba giró el fusil hacia su cuerpo y efectúo el disparo que le impactó en el fémur.

Al pedir que señale a sus agresores el miembro de la Policía Nacional indicó que la persona con la que estuvo forcejeando tenia aproximadamente 45 años, medía 1.68 m, vestía pantalón oscuro, chompa clara y un poncho oscuro y al que identificó a través de una fotografía.

La medida es una clara muestra de la persecución judicial y policial contra los principales líderes comunales de Ayabaca y Huancabamba, quienes han expresado su rechazo al desarrollo del proyecto minero Río Blanco.

Acusaciones sin sustento

Las acusaciones del fiscal de Huancabamba se basan únicamente en las declaraciones vertidas por el Capitán Vera, sin tener en cuenta que las pruebas de absorción atómica realizadas a los presuntamente involucrados en estos hechos, las mismas que muestran que ninguno de ellos percutió un arma de fuego.

Tampoco, en la acusación, se queda en claro cómo se registraron los hechos, puesto que primero se señala que hubo forcejeo y en esa situación se produjo el disparo, pero luego se habla de que hubo arrebato y robo del arma mencionada.

Lo cierto que esta misma acusación contra el líder comunal, ha servido para que el capitán PNP Carlos Alberto Castañeda Rojas, fuera inculpado del delito de homicidio culposo por la muerte de Melanio García Gonzales.

No es la primera vez que me han querido encarcelar

Mario Tabra Guerrero, al igual que muchos dirigentes comunales de Ayabaca, es víctima de la persecución que se inició hace ya casi una década contra quienes se han manifestado en contra del proyecto minero que se pretende imponer en la sierra piurana.

El recuerda que en el año 2005 fue acusado de secuestro y torturas primero contra unos comuneros de Yanta que trabajaban en la mina y después la ampliaron contra oficiales de la PNP de Ayabaca.

“El año 2006 después de haber dado mi manifestación por el DELITO CONTRA LA SEGURIDAD PÚBLICA en la figura de PELIGRO COMÚN en la modalidad de SUSTRACCIÓN Y ARREBATO DE ARMAS DE FUEGO en Huancabamba, un comandante con cinco efectivos armados me bajaron de un ómnibus interprovincial a la altura de Chulucanas con el propósito de conducirme a la cárcel por portar Cds de música “protesta”: en realidad era mi producción de canciones titulado “TROVANDO” donde he musicalizado poemas de Vallejo, o sea ahora interpretar a Vallejo también es subversivo. Felizmente me encontraba con el abogado Quique Rodríguez quien evito este abuso de autoridad”, sostuvo.

En el año 2007 tuvo que llegar hasta la corte superior de Piura donde también se le acusaba de tenencia de un fusil AKM con el cual supuestamente amenazaba a los mineros en Pacaipampa. El buen criterio del juez de Piura hizo que se le absolviera de la acusación a pesar que el fiscal pedía 10 años de cárcel basándose en los testimonios de falsos testigos presentados por la empresa Río Blanco. 

“El año 2008 se nos formuló a 35 personas entre alcaldes, abogados, comuneros y defensores del medioambiente una acusación por terrorismo, por el simple hecho de ser los impulsores visibles de la Consulta vecinal que se realizó el 16 de setiembre de 2007”, recordó.

Pero la persecución no quedó ahí. En el 2009 a raíz de la muerte de tres trabajadores del proyecto Rio Blanco, el 1 de noviembre, el comandante de la PNP de Huancabamba con la Fiscal adjunta y efectivos policiales fuertemente armados incursionaron en su casa en la ciudad de Ayabaca, supuestamente para tomarle su manifestación.

La acusación formulada por el fiscal de Huancabamba el pasado 17 de setiembre, es lo último que se conoce en esta seguidilla de denuncias con las que se busca amedrentar  a los comuneros de Ayabaca y Huancabamba.

Por ello, Mario Tabra espera que el Juez de Huancabamba actúe con un criterio y resuelva de una vez este caso, por el cual está impedido de salir de su localidad desde hace cinco años.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques