Para entender "Tiburón"



Por Matthew O. Berger






WASHINGTON, 

(IPS) - El Congreso legislativo de Estados Unidos prohibió en aguas de este país la cruel práctica de cortar las aletas de los tiburones y luego dejarlos morir en el mar, una victoria para los ambientalistas y una señal para otras naciones.

La aleta de tiburón es un producto muy valorado en los mercados asiáticos, sobre todo para su uso en una sopa considerada un manjar.
Los pescadores interesados en comercializar las aletas, para ahorrar espacio en sus embarcaciones, cortan esas extremidades a los escualos y los lanzan vivos nuevamente al mar para que mueran desangrados o asfixiados, ya que al no poder nadar se ven impedidos de respirar por sus ranuras branquiales.
Grupos de conservación marina consideran que esta práctica, llamada "aleteo" en América Central y México y "finning", por "fin" o aleta en inglé), es cruel y un despilfarro.
La ley aprobada el martes exige que todos los tiburones capturados en aguas estadounidenses lleguen a puerto con sus aletas intactas.
Estados Unidos ya contaba con restricciones a esta práctica en sus aguas en el océano Atlántico y en el Golfo de México. La nueva ley las extiende al océano Pacífico.
El proyecto había sido aprobado por la Cámara de Representantes en abril de 2009, pero la sanción del Senado no llegó sino hasta el lunes pasado. El martes, la cámara baja dio su visto bueno a la versión final.
La ley no prohíbe específicamente la venta de aletas en Estados Unidos pero, según Matt Rand, director de conservación de tiburones del Grupo Ambiental Pew, "deja la puerta abierta" para futuras restricciones al comercio con otros países que no tengan regulaciones similares contra el aleteo.
También reconoció que deja una pequeña laguna legal que permite la pesca de tiburones viuda virma (Mustelus canis) en la costa sudoriental estadounidense.
No obstante, después de tres años de campaña, los activistas están contentos de que la ley finalmente haya sido aprobada.
Desde que el proyecto fue introducido en el Congreso, en abril de 2008, 145 millones de tiburones han sido cazados, según el Grupo Ambiental Pew. Esto ha afectado seriamente a la población de escualos, que además crecen y se reproducen lentamente. Los activistas esperan que, a nivel internacional, la ley impulse a Estados Unidos a una posición de liderazgo en materia de conservación de tiburones.
Rand sostuvo que la nueva legislación le da el mandato a Washington de promover similares prohibiciones en el resto del mundo. "No es solamente una política federal, sino que también obliga a Estados Unidos a llevar la antorcha en las negociaciones internacionales y ante otros países", dijo.
La aprobación de la norma selló un año muy ocupado para los conservacionistas.
En marzo, delegados ante la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), rechazaron propuestas que habrían prohibido o reducido significativamente el comercio internacional de ocho clases de tiburones.
Las mociones fueron desechadas a pesar de contar con el apoyo de Estados Unidos y de la insistencia de Palau, nación insular que en 2009 prohibió toda clase de pesca de tiburones en sus aguas territoriales.
En octubre de este año, Maldivas siguió el ejemplo y prohibió la captura de escualos. La decisión de ambos países estaría tan motivada por los beneficios ecológicos como por las ganancias económicas derivadas del turismo.
Estudios han demostrado que los tiburones atraen turistas, y de esta manera generan ganancias anuales de cientos de miles de dólares, contra las decenas de miles que aporta la pesca.
"Finalmente nos hemos dado cuenta de que los tiburones valen más vivos que muertos", dijo Elizabeth Griffin Wilson, científica marina y jefa de la campaña sobre pesca en el grupo conservacionista Oceana.
"Si bien las aletas y otros productos derivados del tiburón son valiosos, el papel que juegan estos en el ecosistema marino no tiene precio", añadió.

Foto: Un agente del gobierno de EEUU cuenta aletas confiscadas. Crédito: NOAA

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento