Wikileaks: España pidió a EE.UU. que presionara a la Unión Europea en favor de los transgénicos


No sólo ha presionado España a la Comisión Europea a favor de los transgénicos sino que además solicitó el apoyo de Estados Unidos en esta cruzada por introducir las semillas y cultivos de organismos genéticamente modificados (OGM) de compañías norteamericanas como Monsanto o Syngenta. España es su “mejor aliado” en Europa. Lo ha desvelado cables diplomáticos estadounidenses que Wikileaks ha filtrado a la opinión pública.

Fue el secretario de Estado de Medio Rural, Josep Puxeu, el que más insistentemente pidió a la embajada estadounidense en Madrid que “mantuvieran la presión” sobre Bruselas. Así resumió un diplomático una reunión que mantuvieron con el susodicho, un “tradicional defensor de la biotecnología”:

Pidió al Gobierno de EE UU que mantenga la presión sobre Bruselas para mantener la agricultura biotecnológica como una opción para los Estados miembros y pidió al Gobierno de EE UU que trabaje con España en esta iniciativa.

Y acá les paso algunas de las perlas que la embajada en Madrid mandó a Washington, muy ilustrativas para entender el papel de España en la guerra de los transgénicos en Europa:

España merece seguir siendo objetivo para desarrollar mayor aceptación de la biotecnología en la UE dado el posible desarrollo de variedades biotecnológicas capaces de resistir sequías y la falta crónica de agua en España.

Ahí va otro fragmento de uno de los cables filtrados por Wikileaks, éste fechado poco después de la remodelación del Gobierno en 2008, en el que se celebra el nombramiento de Espinosa en Medio Ambiente en lugar de Cristina Narbona:

La ex ministra de Agricultura (Espinosa) apoyó los OGM en el pasado, mientras que la ex ministra de Medio Ambiente Cristina Narbona se oponía.

A la embajada también le gustó el nombramiento de Cristina Garmendia como ministra de Ciencia:

Trabajaba para un grupo industrial de biotecnología (no agraria), y puede ser una aliada en temas de OGM en las discusiones del gabinete.

Cuando se produjo la fusión del ministerio de Agricultura con el de Medio Ambiente, esta fue la lectura de la embajada estadounidense en Madrid:

La decisión de fusionar los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente en un ’superministerio’ (…) es probablemente beneficiosa para impulsar una mayor aceptación de la agricultura biotecnológica. Tras la fusión, las facciones antitransgénicos del Ministerio de Medio Ambiente pierden fuerza e influencia. Nuestros contactos en el Ministerio de Agricultura insisten en que (…) no cederán a las demandas de Medio Ambiente sobre el decreto, que descartaría el futuro de la agricultura biotecnológica en España.

Vía | www.elpais.com
Fotografía |
David Blackwell

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia