El dióxido de carbono llevaría el clima del planeta 3 millones de años atrás

«La última vez que el mundo tenía una concentración de 400 ppm de CO2 fue hace unos tres millones de años, cuando la temperatura global fue de dos a tres grados más alta que en la era preindustrial, cuando existía hielo en el Ártico», explica Bob Ward, director de comunicaciones del Instituto Grantham de Investigación sobre el Cambio Climático y el Medio Ambiente de la Escuela de Londres de Economía y Ciencias Políticas.
«Los casquetes polares eran más pequeños y el nivel del mar era unos 20 metros más alto que el actual. Estamos creando un ambiente prehistórico en el que nuestra sociedad tendrá que hacer frente a riesgos enormes y potencialmente catastróficas», subraya sobre las amenazas que se ciernen sobre el medio ambiente. «La naturaleza necesitó cientos de millones de años para cambiar las concentraciones de CO2, nosotros lo hemos hecho en una escala de 100 años, un millón de veces más rápido», considera Michael Mann, climatólogo de la Universidad de Pennsylvania.
Lo cierto es que el objetivo fijado por la comunidad internacional es el de contener el calentamiento global a 2°C por encima de los niveles pre-industriales. Por encima de este límite, los científicos consideran que el sistema climático se encontrará fuera de control. Hoy por hoy, y con los datos recogidos en Mauna Loa, el planeta estaría viviendo un aumento de 2,4 grados, según el último informe elaborado por expertos de la ONU sobre el Cambio Climático. «Me gustaría que no fuera cierto, pero parece que el mundo se va a soplar a 400 ppm sin perder el ritmo. A este paso vamos a golpear 450ppm dentro de unas décadas», alerta Ralph Keeling, un geólogo de la Scripps Institution of Oceanography que opera en el observatorio hawaiano.
La tapadera que ha supuesto hasta ahora el casquete polar se acaba y el calor llega a la atmósfera
"El casquete glaciar actúa como una tapadera que separa el océano de la atmósfera y si se retira esta tapa el calor que contiene el agua se esparce por la atmósfera", lo que explica estos desajustes atmosféricos, detalló el científico.
El impacto en la agricultura es una de las principales consecuencias de este fenómeno en las latitudes medias de Estados Unidos.
"Veremos cambios en las precipitaciones y en las temperaturas que podrían estar relacionados con lo que sucede en el norte", predijo Serreze, para quien "los cambios del Ártico afectan a todo el clima del planeta".
Jerry Hatfield, director del Laboratorio Nacional para la Agricultura y el Medioambiente en Iowa (centro), recordó que Estados Unidos no es el único país afectado.
"En el mundo producimos la mayor parte de las cosechas a estas latitudes medias y las temperaturas tienen un gran impacto en los cultivos como en la ganadería y la producción de carne", subrayó.

AAAS http://www.aaas.org/ Imagen: investigadoraenapuros.wordpress.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques