Histórico: Francia prohíbe la comercialización y el cultivo del maíz transgénico de Monsanto


El ministerio francés de Agricultura prohibió el sábado por decreto la comercialización, la utilización y el cultivo de maíz genéticamente modificado MON 810, producido por el grupo estadunidense Monsanto.
"La comercialización, la utilización y el cultivo de variedades de semillas de maíz procedentes del maíz genéticamente modificado MON 810 (...) quedan prohibidos hasta la adopción (...) de una decisión definitiva", estipula el decreto, publicado en el diario oficial.
Estaba ya previsto que una proposición de ley que prohíbe el cultivo de maíz transgénico fuera debatida en el parlamento francés, el próximo 10 de abril.
Pero el ministerio de Agricultura consideró que había "urgencia", "debido a la cercanía del inicio del período de siembra" para establecer una prohibición, invocando el "principio de precaución".
"Según datos científicos fiables y muy recientes investigaciones internacionales, el cultivo de semillas de maíz MON 810 (...) presentaría graves riesgos para el medio ambiente, así como un riesgo de propagación de organismos dañinos convertidos en resistentes", indica el texto.
Los Estados de la Unión Europea tienen la posibilidad de prohibir en su territorio un OGM autorizado por la UE.
Pero Francia quiere modificar una propuesta de la Comisión Europea para ampliar y consolidar los motivos por los que un Estado miembro puede negarse a cultivar un OGM en su territorio, si lo autoriza Bruselas.
París quiere que cada empresa productora de OGM "solicite a cada Estado una autorización para cultivarlos", precisó recientemente el ministro de Agricultura, Stephane Le Foll.
La Jornada http://www.jornada.unam.mx - Imagen: http://www.desdeabajo.info
-----------------------------
Chile: “Recuperamos las semillas y logramos detener a Monsanto”


“Recuperamos las semillas y logramos detener a las transnacionales”, explicó Lucía Sepúlveda integrante de la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas (Rapal) y de la campaña Yo no quiero transgénicos en Chile quienes aún celebran que el gobierno haya retirado la Ley de Obtentores Vegetales, más conocida como Ley Monsanto.
Sepúlveda recordó que fue la misma Bachelet el año 2009 quien presentó la ley al parlamento y desde entonces, la gente, campesinos, campesinas, ambientalistas, agricultores agroecológicos e incluso, consumidores, se fueron empoderando y tomando conciencia de la importancia de tener alimentos sanos, sin plaguicidas, sin alteraciones en laboratorios.
Las organizaciones cobraron la palabra de la actual Mandataria de que “revisaría” ese proyecto, y por lo tanto, “no le quedó otra que retirar la ley”, expresa Lucía.
“Ahora estamos celebrando, pero en realidad no confiamos en nadie, porque ahora dicen que van a invitar a todos los sectores para redactar la nueva ley, y lo que nosotros queremos es resignificar esta ley, que sea de protección de la semilla campesina, que fomente la agroecología y que, en definitiva, apunte a la soberanía alimentaria”, concluyó Sepúlveda.
Además, Boris Hualme, del Comité de Defensa del Mar de Mehuín denuncia las graves irregularidades que dejó el gobierno anterior para otorgarle concesiones a Celulosa Arauco y permitir el ducto al mar. Una lucha que suma quince años, heridos, balas sobre el mar, división comunitaria y agotamiento, sin embargo la resistencia ha evitado que los desechos tóxicos lleguen al mar y lo contaminen. Hualme es categórico en señalar que “aunque les otorguen todas las concesiones a Celco, no podrán pasar, porque acá estamos nosotros para evitarlo”, espeta.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques