Asesinan a Indigena ambientalista en Perú


  • El indígena junto con otros tres líderes fueron asesinados de manera abrupta
  • Edwin Chota había recibido amenazas de muerte por parte de los taladores ilegales
Un opositor a la tala ilegal y otros tres líderes de la comunidad ashaninka fueron asesinados en una remota región selvática de Perú fronteriza con Brasil, informaron el lunes autoridades tribales. El activista, Edwin Chota, había recibido frecuentes amenazas de muerte de parte de taladores ilegales, a los que durante años había intentado expulsar de tierras de las que su comunidad busca obtener el título de propiedad. Se sospecha que taladores clandestinos cometieron los homicidios, dijo Reyder Sebastián Quiltiquari, líder regional ashaninka, por vía telefónica. La corrupción extendida permite que los taladores operen con impunidad, despojando a las cuencas de los ríos de la Amazonia de maderas preciosas, en especial caoba y cedro tropical. 
"Amenazaba con alterar el estatus quo", dijo David Salisbury, profesor de la Universidad de Richmond que asesoraba a Chota en la búsqueda de los títulos de propiedad y lo conocía desde hace una década. "Se sabe que los taladores ilegales querían a Edwin muerto". Chota, que tenía poco más de 50 años, y los otros fueron asesinados y desmembrados hace aproximadamente una semana mientras regresaban a Saweto, la comunidad que él encabezaba en la parte alta del río Tamaya, provenientes de una reunión con líderes ashaninka en torno al problema de la tala, dijo Sebastián. Se habían reunido en el poblado brasileño de Apiwtxa, ubicado cerca de allí. Indicó que la información con que cuenta es aún preliminar, pero que un poblador de Saweto dijo por radio que los cadáveres desmembrados de los hombres fueron hallados en los márgenes de la comunidad. Armado sólo con su machete, Chota solía confrontar a taladores que portaban armas de fuego.
Un policía de Pucallpa, la capital regional, identificó a los otros asesinados como Jorge Ríos, mano derecha de Chota, Leoncio Quincicima y Francisco Pinedo. La AIDESEP, la principal federación indígena de Perú, expresó en un comunicado su indignación hacia la policía y el poder judicial por no haber "hecho absolutamente nada frente a las innumerables denuncias y pedidos de justicia" con el fin de proteger a sus hermanos "caídos en defensa de sus territorios ancestrales". El policía, Carlos Quispe, señaló que las autoridades tenían pensado volar en helicóptero posteriormente con el fin de recoger los cuerpos.
Chota llevaba seis años en campaña con el fin de obtener el título de propiedad para su comunidad, lo que envalentonó a otros asentamientos humanos a lo largo del Tamaya a buscar una medida legal similar para proteger sus territorios tradicionales, afirmó Sebastián. Ahora, señaló, la gente en estas comunidades teme por su vida. Indicó que exigiría una reunión con el presidente Ollanta Humala con el fin de obtener garantías para su seguridad. Los ashaninka son el grupo étnico más importante en la Amazonia peruana. La violencia contra ellos ha ido en aumento desde que comenzaron a exigir títulos de propiedad para sus territorios.
Fuente: http://www.am.com.mx - Imagenes: http://cslaperu.blogspot.com.ar/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento