Japón, un año sin nucleares!





Cada cumpleaños es especial, pero hoy Japón celebra algo único. 
El país cumple un año sin energía nuclear.
Kendra Ulrich

Sin nuclear: una frase que en su simplicidad lleva un mensaje devastador para la industria nuclear mundial… y una inspiradora lección para los ciudadanos de todo el mundo. El futuro puede estar, de hecho, libre de otro desastre como el de Fukushima.
Hoy hace un año se cerró el último reactor nuclear que funcionaba en Japón. Se unía a los otros 47 reactores que habían sido detenidos en cadena tras la devastadora catástrofe de Fukushima de marzo de 2011.
Japón es la tercera mayor economía del mundo, con 130 millones de habitantes, y con el mayor número de centrales nucleares tras Estados Unidos y Francia.
Excepto que ninguna de ellas ha funcionado en los últimos 12 meses. Y no sólo no ha habido apagones, sino que Japón ha sido el segundo país del mundo en instalar sistemas solares fotovoltaicos en 2013 (sólo China instaló más). Una expansión masiva y rápida.
De hecho, el tiempo que en conjunto llevan los 48 reactores japoneses sin funcionar suma 152 años: más de siglo y medio generando cero electricidad. (Una razón por la que los reactores nucleares no se construyen en condiciones de mercado sino subvencionados por el estado y/o endilgados a los contribuyentes).
¿Qué tipo de industria puede seguir pensando que tiene futuro cuando todos sus activos nucleares han dejado de generar en promedio durante 3 años y medio?
Una industria que durante décadas ha exprimido miles de millones a los contribuyentes sin justificación lógica, se mire desde el punto de vista económico, ambiental, de seguridad o sanitario.
Un año en japón sin energía nuclear. Desde el 15 de septiembre de 2013 Japón no ha producido energía con nuclear y no ha tenido ningún apagón.
Y en Japón, la industria nuclear ha colapsado. Mientras la industria nuclear mundial estaba ya en declive antes del desastre de Fukushima, el impacto de la catástrofe ha acelerado ese rápido declive de la industria y ha abierto espacio al mayor crecimiento de las renovables.
La mayoría de los ciudadanos japoneses, cuando se les pregunta, se oponen de manera consistente al reinicio de las centrales nucleares del país. Después de todo, Japón ha funcionado perfectamente bien durante todo un año sin electricidad nuclear. ¿Por qué arriesgarse a otro desastre con una tecnología desfasada que no es necesaria?
Además, la dedicación de la gente a la eficiencia energética (la forma más barata y rápida de reducir costes y emisiones de CO2) ha llevado a una reducción de la demanda de electricidad igual a 13 reactores nucleares. Al mismo tiempo, los ciudadanos están instalando miles de micro sistemas solares fotovoltaicos cada mes.
Sí, queda mucho por hacer. Una nación que durante medio siglo basó su política energética en los combustibles fósiles y la energía nuclear no puede convertirse de pronto en un paraíso renovable y neutro en CO2.
Pero Japón puede moverse en esa dirección. Las renovables son la tendencia actual, y el futuro. De hecho, es un futuro muy cercano, con el potencial de energía renovable para suministrar más del 40% de la electricidad de Japón para 2020.
Hasta ahora, los esfuerzos por parte del gobierno de Abe por reincorporar los reactores nucleares al sistema han fracasado. Hay grandes obstáculos que se interponen en el camino del reinicio de los dos primeros reactores de la lista: los reactores de Sendai en Kagoshima. Los riesgos volcánicos y sísmicos en la zona siguen siendo ignorados por el propietario de la planta y el regulador. Esta no es una estrategia muy inteligente para una industria que ha perdido toda la confianza del pueblo japonés después de la tragedia de origen humano de Fukushima.
La tragedia de Fukushima de 2011 continúa afectando a miles de personas. Si alguna vez un país mereció un feliz cumpleaños, ese es Japón con su año libre de nucleares.
Después de todo, tras la oscuridad de la catástrofe nuclear, Japón ha elegido un año después un nuevo futuro: un futuro que es más seguro, limpio y renovable. Un muy feliz cumpleaños a este Japón libre de nucleares.
Fuente original: http://www.greenpeace.org/ Kendra Ulrich es responsable de energía en Greenpeace International. 

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques