Los ‘patéticos’ objetivos climáticos y energéticos de Europa



Barroso ha afirmado que Europa reducirá sus emisiones en un 40% hasta 2030 y que se abastecerá al menos con un 27% de energías renovables al tiempo que se mejorará en un 30% la eficiencia energética, unos objetivos que la UE deberá aprobar en el Consejo Europeo de finales de octubre.
Tras escuchar el discurso del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ante los 140 líderes mundiales reunidos en la sede de Naciones Unidas de Nueva York, Greenpeace lamenta que Europa tire por tierra una magnífica oportunidad para explotar todo su potencial en eficiencia energética y en renovables y no asuma un papel más relevante en la lucha internacional contra el cambio climático.
Barroso ha afirmado que Europa reducirá sus emisiones en un 40% hasta 2030 y que se abastecerá al menos con un 27% de energías renovables al tiempo que se mejorará en un 30% la eficiencia energética, unos objetivos que la UE deberá aprobar en el Consejo Europeo de finales de octubre.
"Esta cumbre convocada por Ban Ki-moon es una oportunidad para que los líderes mundiales sienten las bases de un acuerdo global que se deberá cerrar en París el año que viene. Si los países de la Unión Europea cumplen su promesa, el próximo mes de octubre serán los primeros en sellar un compromiso climático y energético más allá de 2020", ha declarado Joris den Blanken, director de política climática de Greenpeace en la Unión Europea.
La organización ecologista considera que este octubre los líderes europeos deberán incrementar sus objetivos climáticos y energéticos, especialmente ahora que China y Estados Unidos están recortando su uso del carbón e implementando políticas concretas para reducir sus emisiones.
Greenpeace pide a los líderes europeos los siguientes compromisos (1):
La UE debe adoptar un objetivo climático y energético para 2030 firme y con visión de futuro, de al menos el 55 % de reducción de emisiones por países respecto a los niveles de 1990 y su parte equivalente para 2025.
Como parte del paquete de medidas para 2030, la UE debe adoptar una cuota de energías renovables del 45% y un 40% de ahorro y eficiencia energética (en comparación con 2005).
Con el fin de eliminar rápidamente el carbón, Europa debe reformar su mercado de derechos de emisión, en crisis, y regular las emisiones de las centrales eléctricas.
"España, debe dar un giro de 180º en sus políticas climáticas y energéticas para lo que debe apoyar a las renovables y dejar de favorecer a las energías sucias, además de no permitir nuevos pozos de petróleo ni el fracking", ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace. "Queremos ver acciones reales y que los líderes políticos escuchen a los ciudadanos y dejen de favorecer a los que contaminan"
Esta  mañana Greenpeace ha proyectado en un lateral del emblemático edificio de Naciones Unidas en Nueva York el mensaje "Escuchen a la gente, no a los que contaminan". Lo ha hecho después de que cientos de miles de personas llenaran durante el fin de semana las calles de la Gran Manzana y de todo el mundo para reclamar a los líderes políticos que actúen frente al cambio climático. Los transeúntes y líderes mundiales han podido leer el mensaje en nueve idiomas: inglés, español, chino, francés, ruso, alemán, portugués, hindi y árabe.
Nota
(1) A nivel internacional, Greenpeace pide los siguientes compromisos a los líderes mundiales convocados por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon:
Avanzar hacia un futuro energético 100% renovable para todos a mediados de siglo, eliminando gradualmente los combustibles fósiles y las subvenciones a estos, especialmente el carbón, y poniendo fin a la energía nuclear (1).
Cada país debe comprometerse a presentar sus propuestas de objetivos climáticos nacionales para el Protocolo de París en marzo de 2015 como muy tarde (2).
EE.UU. puede y debe hacer más en el plano nacional: el escenario deRevolución Energética de Greenpeace muestra que las reducciones de emisiones de las centrales eléctricas de Estados Unidos podrían ser cuatro veces mayores que las propuestas por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. (EPA).
China debe presentar el compromiso de retirar progresivamente el carbón de su mix energético.
Los países con capacidad para hacerlo, deben garantizar el aporte total de 15.000 millones de dólares para el Fondo Verde para el Clima en 2015 y proponer vías para cumplir su compromiso de aumentar esta cantidad hasta los 100.000 millones para 2020.
Fuente original: http://www.greenpeace.org/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques