ES LA SOBERANIA ¡ESTÚPIDO!



G. Luciano

Le pedimos prestada la efectiva frase al ex presidente  Clinton, tan afecto él a  golpes de efecto con sus sinceridades.
En estos días el diario La Republica, de Montevideo anunció que UPM-BOTNIA se lanzará al mercado de la generación de energía con celulosa, porque el mercado de la pasta de papel está llegando al límite de sus posibilidades de expansión.
Mientras que contradictoriamente el presidente y gerente general de la empresa UPM-BOTNIA, Jussi Pesonen, anunció que en el ejercicio 2010 obtuvieron importantes ganancias, y anunció que las proyecciones para el 2011, son aún mejores.
En el mismo diario (La republica –Mvdeo) declaró que en su planta de Fray Bentos trabajan 260 personas de las cuales ¡el 30%! (sic) son uruguayos.
En estos días simultaneamente, el Secretario de José Mujica y también su vocero,  Alberto Breccia, pidió a sus compatriotas, especialmente a los ambientalistas, que sean prudentes cuando critiquen a los inversores extranjeros, porque los pueden “espantar” en este momento en que todos quieren invertir en Uruguay.
Demasiada información para una sola nota, pero trataremos de considerarla porque aclara cruelmente lo que está pasando.
Detengámonos en el reconocimiento de Pesonen  que el 30% de los trabajadores de UPM-BOTNIA son orientales ¡cuando la ley los obliga a emplear como mínimo el 75%!
(VER NOTA).
Mientras declara que en la empresa trabajan 260 personas, el gobierno de Mujica anuncia sin sonrojarse que la inversión de Montes el Plata, en Conchillas, generará 5.700 puestos de trabajo.
Ellos mismos, con una candidez abrumadora, nos dan la información que los pone en evidencia sus propias mentiras.
Mentiras que en su momento denunciaron los analistas de ambas orillas, ante una opinión pública que por ahora, no ha pasado factura por estos engaños.
UPM-BOTNIA, anuncia que seguirá avanzando con su modelo celulósico en Uruguay,  esta vez para producir energía, porque la celulosa  ha llegado a su techo en el mundo (¿y los anuncios de Pesonen?); mientras que MdP y el gobierno de Mujica anuncian que en el departamento de Colonia se construirá la planta de elaboración de Celulosa mas grande del planeta.
Se hace evidente que lo que están haciendo Finlandia y Suecia en la banda oriental, es tomar posesión de su territorio, a través de sus emprendimientos forestales, porque las oportunidades que les ofrecen los gobiernos charrúas que se vienen sucediendo, tanto “conservadores” como “progresistas” son únicas e irrepetibles, por las excepcionales condiciones de la renuncia a cobrarles impuestos, a reponer los suelos que van agotando y los acuíferos que se llevan en la pasta que producen y la energía que ahora anuncian producir.
Es muy difícil comprender a quienes no vivimos en la banda oriental, cómo esta entrega de la soberanía y renuncia a los beneficios de los limitados recursos que ofrece la naturaleza local pueden ser hechos con tanta impunidad, sin que nadie reaccione.
Me viene entonces a la memoria lo que pasó con Artigas.
El ahora reivindicado como héroe supremo de la nación, fue oportunamente abandonado y
entregado a los perros, por sus compatriotas.
Los mismos que ahora son cómplices de esta entrega final de la soberanía.
Antes que existieron nuestros países, cuando el Río de la Plata nos unía en un solo territorio de utopías y luchas por la independencia, José Artigas imaginó una confederación de provincias y pueblos originarios, y luchó con todo lo que tenía enfrentando al unitarismo de los porteños, que desde siempre acunaron proyectos de sometimiento a las provincias del interior para su propio beneficio.
En este sueño, el de La Patria Grande, se embarcaron, Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Misiones, y temporalmente Córdoba.
Artigas estaba doblegando a los unitarios porteños, detrás de su utopía extraordinaria, (que la historia oficial de la región todavía no ha reivindicado), hasta que el caudillo entrerriano (mal que nos pese, eso dice la historia), Francisco Ramírez, se dió vuelta, traicionando al Protector de los Pueblos Libres, lo derrotó y lo persiguió hasta el lugar de su exilio definitvo: el Paraguay.
Durante décadas Artigas vivió un calvario inenarrable en este país, donde fue preso, mendigo, pobre de solemnidad, robado y humillado, viviendo en el dolor implacable del olvido de sus compatriotas y de la traición de sus ex aliados, que lo abandonaron a su suerte.                                       Y finalmente a su muerte.
Después de muchos años, en un enroque que solo puede ser explicado por el cinismo, sus compatriotas lo fueron a buscar, instalándolo en la cúspide de la iconografía local, como el Padre de la Patria.
Lo traicionaron, lo abandonaron, lo olvidaron, para después, en un último gesto de humillación post-morten llevaron sus cenizas, las pusieron en una urna al lado de una llama votiva y le rinden culto pagano una vez al año, con ofrendas florales y discursos cínicos y mentirosos proferidos por los herederos de aquellos traidores que lo abandonaron a su penosa muerte y  hoy lo siguen humillando usando su figura, no para restaurar su ideario libertario, federal y humanista, sino para traicionarlo una vez mas.
Pero tenemos fe en los pueblos, tenemos esperanza en que la región finalmente retomará las banderas del Protector de los Pueblos Libres, se sacudirá de un solo sacudón los gobiernos entreguistas y las dirigencias traidoras y construirá un destino soberano, con fraternidad y justicia para todos.

http://www.fundavida.org.ar/web2.0/2011/08/13/es-la-soberania-¡estupido/

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia