Y en la Patagonia, ardió la Constitución del 80





Intendenta de Aysén envía su mensaje.
“No estoy dispuesta a que se mueva ni una coma de las exigencias que se le pusieron a HidroAysén”
·       Junto a la ministra de Medio Ambiente María Ignacia Benítez, Pilar Cuevas se reunió con dirigentes del Movimiento Ciudadano Patagonia Unida y la dirigencia de la CUT.
·       Sus palabras contrastan con la reclamación interpuesta por HidroAysén con el fin de que se eliminen varias de las condiciones que se pusieron al proyecto al aprobarse el 9 de mayo.

Un claro mensaje envió la intendenta de Aysén Pilar Cuevas al Comité de Ministros y a HidroAysén en el marco de la tramitación del controversial proyecto hidroeléctrico que la ítalo-hispana Endesa y la chilena Colbún esperan desarrollar en los patagónicos ríos Baker y Pascua.  Así se desprende de la afirmación que la máxima autoridad regional y presidenta de la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) hizo este miércoles en Coyhaique durante una reunión de la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, con dirigentes del Movimiento Ciudadano Patagonia Unida (MCPU) y de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT): “Yo no estoy dispuesta, como intendenta, a que se mueva ni una coma de la resolución de calificación ambiental y de las exigencias que se le pusieron al proyecto”.

Aunque el encuentro no estaba contemplado en el programa original de la secretaria de Estado, luego que la noche anterior, a la salida de una reunión con el Gabinete Regional, miembros de Mujeres “Por los ríos libres” le enrostraran su desinterés en reunirse con la ciudadanía, ésta se abrió a la realización del encuentro, el que se concretó pasado el mediodía del miércoles.  Fue más de una hora de diálogo donde por el MCPU Miriam Chible, Claudia Torres, Daniela Castro, Sergio Díaz y Paz Foitzich reiteraron las diversas irregularidades cometidas en el marco de la evaluación y aprobación de HidroAysén, las deficiencias en el proceso de participación ciudadana y reclamaciones, las presiones que hubo para la aprobación del proyecto y los perjuicios que su eventual desarrollo generaría a la región. 
En la ocasión habló también el director de la CUT Coyhaique, Alejandro Huala, junto al presidente de la Anef regional Julio López y la dirigenta de Fenpruss, Mónica Hermosilla, quienes se refirieron a las demandas vinculadas al paro nacional, y a las locales de asignación de zona y sueldo mínimo regionalizado, entre otras.
Yo espero sinceramente que en el Comité de Ministros, y en esto voy a obviar a la ministra para no comprometerla, no se acepten las reclamaciones del titular porque no son procedentes y lo que está en la RCA es lo mínimo que la región debe tener” agregó Pilar Cuevas. 
Dentro de las 20 observaciones que ha hecho HidroAysén las principales se refieren a eliminar diversas condiciones.  Entre ellas pide desechar la exigencia de realizar un estudio de diferenciación horaria para mitigar al máximo el impacto sobre la Carretera Austral y también que se obvie la exigencia de que sus centrales operen en forma armónica con los requerimientos necesarios para el desarrollo de las actividades deportivas y recreativas, como kayak, rafting y pesca.  Tampoco está dispuesta la empresa a cumplir con la “tala rasa de las especies arbóreas de áreas inundables” que busca evitar que la descomposición de los bosques deteriore la prístina calidad de las aguas del Baker y el Pascua y generen gases de efecto invernadero, ni a presentar un plan de compensación en la eventualidad de que los ingresos provinciales y/o regionales derivados de la construcción y operación de las represas desciendan.
Uno de los puntos que mayor controversia ha generado se refiere a la campaña publicitaria regional de HidroAysén, que se ha basado en ofrecer una rebaja en las tarifas eléctricas a nivel local.  Incluso Daniel Fernández ha llegado a decir que contemplan “acciones de RSE que voluntariamente hemos ofrecido y que están en el proyecto, como energía más barata”.  Luego de ser esto incluido como condición en la aprobación, la empresa pidió su modificación argumentando que no está dentro de sus atribuciones asegurar energía barata, ya que depende de otros actores (Edelaysen, Gobierno, eventualmente Parlamento).

La voz de la ciudadanía
La ministra Benítez recordó que la tramitación de HidroAysén está paralizada por la orden de no innovar decretada por la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, luego que parlamentarios, empresarios y organizaciones presentaran diversos recursos de protección por derechos constitucionales que se habrían vulnerado en la aprobación del 9 de mayo en la CEA.  Esto significa que mientras no se determine su levantamiento, todos quienes hicieron observaciones en 2008 tienen aún la posibilidad de realizar reclamaciones.  Y “una vez que ingresen las reclamaciones, si es que el proyecto sigue su curso y la corte levanta la orden de no innovar, vamos a recibir todas las reclamaciones y las vamos a estudiar en profundidad. Podemos incluso discutirlas en el momento en que se reciban, que ustedes las puedan explicar también y con ese intercambio podamos ver el detalle de cada una de las mismas” dijo la autoridad. 
Recalcó que este proceso puede ser largo, tomando en cuenta que el Comité de Ministros “no necesariamente tiene que resolver en una reunión.  La ley no nos impone la obligación de resolver en una reunión los temas, porque es muy distinto resolver un proyecto chico, de menos envergadura, a resolver proyectos muy grandes.  Son temas distintos, depende de la cantidad de reclamaciones que se reciban por lo tanto pueden ser dos, tres, cuatro, cinco reuniones”. 
Al respecto, Daniela Castro, quien además es secretaria técnica del Consejo de Defensa de la Patagonia, entregó a la secretaria de Estado y a la intendenta regional un compendio de los principales insertos publicados en varios años de campaña Patagonia sin Represas, donde se concentran los principales argumentos e irregularidades en la tramitación de HidroAysén.  Además, se refirió al proceso de reclamaciones.
Nos parece grave, cuando hay carteos en el diario, que el director del Servicio de Evaluación Ambiental diga ‘hubo tantas observaciones y hay sólo 4 reclamaciones, quiere decir que la gente no está al tanto del proceso’, porque eso no es así.  Ocurre que hubo muchas observaciones y hay un plazo para hacer una cierta cantidad de reclamaciones.  Y las respuestas son complejas, en muchos casos deficientes, pero hay que leer todo eso para poder contestar”, aludiendo así a la complejidad del sistema para que la ciudadanía ejerza sus derechos.  “Por eso la gente siente hoy en día que las instituciones no funcionan.  Cuando le decimos a la gente reclamemos y nos dicen ‘para qué, si hacen lo que les da la gana, si después votan ahí encerrados’…  Ésa es la sensación y por eso yo se la planteo” indicó, señalando que se está haciendo el trabajo de convencer a la gente de que presente sus reclamaciones pero ésta desconfía del sistema.
Paz Foitzich relevó las casi 1.800 firmas que se reunieron en Coyhaique para convocar a un plebiscito vinculado con temas relativos a la construcción de represas y líneas de alta tensión, señalando que “la ciudadanía viene movilizada en torno a este proyecto desde hace bastantes años, y nosotros sentimos que aquí las instituciones no funcionaron.  Y es por eso que decidimos usar una fórmula que en realidad convoque a todos, y esa fórmula fue buscar el plebiscito comunal.  Yo traje para que usted las vea, firmas de más de 1.700 ciudadanos sólo de la comuna de Coyhaique porque este mismo ejercicio se está realizando en Cochrane, en O’Higgins, en Tortel, que demandan que este proyecto se detenga”, y acto seguido le presentó el dossier con las firmas.



Comunicaciones
Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida

-------------------------------------------------------------------------------------------
Al cierre de movilizaciones por paro nacional convocado por la CUT.

Y en la Patagonia, ardió la Constitución del 80

·      Este jueves, en plena plaza pentagonal de Coyhaique, dirigentes de diversas organizaciones “derogaron” simbólicamente la Carta Fundamental instituida durante la Dictadura de Augusto Pinochet, la cual mantiene mirada pro mercado.
·      En paralelo los manifestantes escribieron en tarjetas de colores, las que luego colgaron de los árboles, los derechos que anhelan se plasmen en un nuevo código rector.

Sólo cenizas.
Tal fue el simbólico y abrupto final que decidieron en Coyhaique dar a la Constitución Política de 1980, en versión tamaño triple X, como parte de las movilizaciones organizadas en la capital de la Región de Aysén en adhesión al paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).  Y acto seguido, los manifestantes procedieron a colgar de los árboles tarjetas con los derechos que esperan contenga una nueva Carta Fundamental, elaborada mediante el mecanismo de Asamblea Constituyente.
Fueron dos días de actividades culturales, marchas y cacerolazos, además de volanteo informativo con sus principales demandas; sueldo mínimo regionalizado y cambio al Código Laboral (CUT), Aysén decide una Patagonia sin Represas y ser reserva de vida (Movimiento Ciudadano Patagonia Unida), asignación de zona y estabilidad laboral (Mesa del Sector Público) y mejorar los procedimientos de adjudicación y operación de la tarjeta nacional estudiantil, y fin al lucro y educación de calidad gratis (movimiento estudiantil).
Centenares de personas se reunieron este jueves en el paseo Horn de Coyhaique, a partir de las 17:00 horas, con el objetivo de “derogar” la Constitución y “reescribir” una nueva, que cambie el eje eminentemente pro mercado de la actual por uno social, democrático y sustentable.  Llegaron así estudiantes y profesores de los paralizados Liceo San Felipe Benicio, Escuela San José Obrero, y los colegios Inglés y Diego Portales, además de los liceos Juan Pablo II y Josefina Aguirre Montenegro, junto a dirigentes y asociados del Colegio de Profesores, la Anef, la CUT, los funcionarios municipales, y miembros del Movimiento Ciudadano Patagonia Unida, además de muchos jóvenes junto a sus padres.
Al arribo de la “Constitución Política de Pinochet”, construida por el Colectivo Jóvenes Coyhaiquinos, los participantes procedieron a plasmar en papeles de colores los derechos que esperan contemple un nuevo código rector.  Luego de pasear el artefacto en andas por los alrededores de la plaza y formar en el centro de ésta un gran círculo de seguridad, con extintores incluidos, el director de la CUT y presidente de la Asociación de Funcionarios Municipales de Coyhaique, Alejandro Huala, fue el encargado de prender fuego a lo que, para muchos, fue una verdadera “llama de la libertad”.

Los nuevos derechos
Previamente decenas de personas escribieron sus anhelados derechos.  Niños, estudiantes y adultos plasmaron así lo que desean para Chile y Aysén. 
Estado garante de una educación pública gratuita, laica y de calidad”, “Tener derecho a vivir en una Patagonia sin represas”, “Jubilación igual a las FFAA y Patagonia sin represas”, “Derecho a que se entregue educación evangélica a quienes desean que se cumpla libertad de credos religiosos”, “Derecho a nivelación de zona en la Región de Aysén”, “Patagonia sin represas y libre”, “Derecho a huelga y negociación colectiva para trabajadores del sector público”, “Patagonia sin represas, educación sin empresas”, “No a la represión, libertad a los presos mapuche”, “Reforma tributaria y menos pobres.  Ricos fuera ahora”, “Derecho a vivir en un país colaborativo”, “Derecho a una educación íntegra e igualitaria para todos”, “Derecho a decidir el destino de mis ahorros previsionales, no a las AFP”, “El Estado al servicio de las personas, no al lucro”, “Que la semilla chilena vuelva a nuestra patria”, “Derecho a jubilar por años de servicio”, “Proteger y cuidar nuestra semilla nativa, que no se patente la vida”, “Las aguas son del pueblo chileno” y “Ningún político debe tener más de 65 años”, fueron algunos de los mensajes, que combinaron derechos con reformas estructurales.  Otros aprovecharon de enviar recados con nombre y apellido:  “Que la Ena devuelva la plata de la semilla chilena”.
El día previo, el miércoles, una multitudinaria columna desfiló por las calles de la ciudad adhiriendo al paro nacional y dando cuenta del apoyo que entre la ciudadanía generan las demandas nacionales y regionales de la Central Unitaria de Trabajadores.
Durante estos dos días se mantuvieron las tomas de los liceos Luis Broussain Campino de Puerto Aysén y Antoine de Saint Exupéry de Coyhaique. Asimismo, dirigentes de la CUT denunciaron que, a pesar del compromiso formal de la Municipalidad de Coyhaique de facilitar infraestructura para la movilización, faltando pocas horas para el inicio de las actividades del miércoles el alcalde Omar Muñoz revirtió la decisión, lo cual generó un amplio rechazo entre los dirigentes.
Estos dos días han sido potentes, considerando toda la represión y persecución que ha habido de parte del gobierno, todas las amenazas, las palabras del propio Presidente de que este movimiento quiere destruir al país, en consecuencia que jamás ha pasado por nuestra mente hacer eso” relató Alejandro Huala.   Sobre la marcha del miércoles indicó que “fue bastante significativa, con muchos jóvenes y trabajadores, la que se llevó como nosotros pensábamos hacerla, ocupando las calles de manera pacífica pero muy fuerte en la expresión ciudadana”.
Con relación a la “derogación” puntualizó que “más que destruir la Constitución el tema central pasa por el llamado que hizo la CUT, junto con todas las organizaciones que hicieron este acto, a escribir la nueva Constitución que quiere la gente, las organizaciones, desde el pueblo.  Con esta señal quisimos decir que queremos una Asamblea Constituyente para crear una Carta Fundamental democrática y participativa”.

VIDEOS:
 Multitudinaria marcha del miércoles:

La hoguera de la Constitución:

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques