Puede que los residentes no vuelvan a sus hogares por causa de la radiación





Desastre de Fukushima

Guardian

El gobierno japonés va a reconocer por primera vez que los niveles de radiación serán demasiado altos para permitir a los refugiados volver a sus hogares.
Según informan medios de comunicación japoneses, se va a comunicar a los residentes que viven cerca de la damnificada central nuclear de Fukushima que es posible que sus hogares no puedan volver a ser habitables durante decenios. Se espera que el primer ministro japonés, Naoto Kan, visite el área este próximo fin de semana para comunicar a los evacuados que no podrán volver a sus casas, ni siquiera en el caso de que los trabajos para estabilizar los reactores dañados concluyan con éxito. El comunicado de Kan será el primer reconocimiento oficial de que la radiación sufrida por las áreas cercanas a la planta puede provocar un peligro extremo para sus habitantes al menos durante una generación, lo que significaría en la práctica que una parte de ellos nunca más volvería allí. Una fuente cercana al gobierno japonés, en declaraciones recogidas por los medios locales, ha revelado que puede que se de el caso de que se cierre la zona por “varios decenios”. Nuevos informes muestran que se dan niveles de radiación peligrosos fuera del área de exclusión de 20 km., aumentando la posibilidad de que ciudades enteras sean declaradas no habitables. La zona de exclusión se impuso tras una serie de explosiones de hidrógeno en la central tras el terremoto y el tsunami de Marzo.
El gobierno se había planteado el levantamiento de la orden de evacuación y por tanto permitir que 80.000 personas volvieran a sus casas dentro de la zona de exclusión una vez que se hubieran controlado los reactores. Asimismo varios miles de personas más que vivían esparcidas en asentamientos fuera del área de exclusión han tenido que trasladarse forzosamente. Sin embargo, en un informe emitido el pasado fin de semana por el Ministerio de Ciencia se hacía un proyección que establecía que la radiación acumulada en un año en 22 de los 50 puntos estudiados dentro de la zona de exclusión se elevaría a más de 100 milisieverts 1 , una cifra cinco veces más alta que el nivel máximo de seguridad recomendado por la Comisión Internacional de Protección Radiológica. “No podemos descartar la posibilidad de que en algunas áreas los residentes no puedan volver a sus casas por un largo periodo”, declaraba Yukio Edano, secretario jefe del gabinete y portavoz del gobierno durante el desastre. “Lo sentimos mucho”. Edano se negó a decir qué zonas estaban en la lista negra o por cuánto tiempo permanecerían inhabitables, añadiendo que se tomaría una decisión tras realizar los test de radiación que fueran pertinentes. El gobierno tiene que decidir todavía cómo compensar a a los miles de residentes y a los dueños de negocios que se verán forzados a iniciar una nueva vida en otro lugar. El gobierno ha dado a entender que podría comprar o alquilar las tierras de los residentes de las áreas afectadas, aunque no ha descartado intentar descontaminarlas. Parece que las localidades de Futaba y Okuma, situadas a poco más de 3 km de la central de Fukushima, estarán en la lista negra. La dosis de radiación acumulada anual en un distrito de Okuma se ha estimado en 508 milisieverts, la cual según los expertos es lo suficientemente alta para incrementar el riesgo de cáncer. Se permitirá a los residentes de más de 300 viviendas de ambas localidades volver a sus hogares para recoger sus enseres. Será la primera vez que puedan ir a sus casas desde la fusión de los reactores de la central.
La compañía que gestiona la central, Tokyo Electric Power, está trabajando para dejar los tres reactores afectados y las cuatro piscinas de combustible gastado recalentadas en un estado más seguro llamado “cierre en frío” para mediados de Enero. Estimaciones hechas por la compañía la semana pasada señalaban que las fugas de los tres reactores habían descendido de manera significativa durante el mes pasado. Pero los signos de mejoría de la central se han empañado por la extensión de la contaminación del suelo, los árboles, las carreteras y las tierras de cultivo. Los expertos dicen que aunque se pueden disminuir los riesgos contra la salud con medidas como la eliminación de las capas superficiales de suelo, determinados grupos vulnerables tales como niños y embarazadas deben evitar el más mínimo contacto. “Cualquier exposición a la radiación supondría un riesgo sanitario por pequeño que fuera”, dijo a Asociated Press Hiroaki Koide, especialista en radiación de la universidad de Kyoto. “No existe una dosis segura”. Cualquier reconocimiento por parte del gobierno de que los residentes no van a poder volver a sus hogares se va a mirar con lupa. Siguen las sospechas de que, en privado, las autoridades sabían de la gravedad de la situación desde hacía meses. En Abril, Kenichi Matsumoto, un alto consejero del gabinete, reveló unas declaraciones de Kan en las que éste decía que la gente no podría vivir cerca de la central por un periodo de “10 a 20 años”. Matsumoto lo desmintió poco después afirmando que las declaraciones habían sido suyas.
Nota del traductor tomada de wikipedia:
1  El sievert (símbolo Sv) es una unidad derivada del Sistema Internacional que mide la dosis de radiación absorbida por la materia viva, corregida por los posibles efectos biológicos producidos. 1 Sv es equivalente a un julio por kilogramo (J kg-1).
Traducido del inglés para Rebelión por Carlos Valladares

-----------------------------------------------------------------

*Japón – vida en un medioambiente radioactivo*

*Emiko Nakamura *estaba viviendo en Japón en el momento del Tsunami que afectó a Fukushima. En estos días está en Bariloche y quiso dar a conocer su visión acerca de lo ocurrido, dado que considera que la situación lejos de estar resuelta es cada vez más grave. "Terremoto, tsunami y accidente nuclear – fue una triple tragedia de dimensión abrumadora", expresa y llama a la reflexión.
------------------------------

A 5 meses del accidente de la usina nuclear de Fukushima, ya no hay más noticias por aquí sobre el accidente ni de sus consecuencias.
Aisladamente, aparecen artículos sobre otros terremotos de escala 6 o 7 y pico, o sobre el descubrimiento de unos lugares con niveles extremos de contaminación radioactiva, o sobre el impacto económico del siniestro. Pensarán que Japón ha resuelto los problemas quizás... Pero el mundo no se imagina cómo vive la gente, desde aquel 11 de marzo, en la región noreste de Tokio - en lo que se ha convertido la vida cotidiana!
De ésta, nada más terrible (patético) que las amas de casa que hacen las compras con calculadora y/o medidor en mano, sumando no las calorías sino los niveles de radiación indicada en la mercadería de los supermercados, para saber si el total del menú previsto supera o no el valor indicado como seguro por la CIPR (Comisión Internacional de Protección Radiológica)...
Quiero transmitir estos aspectos para que comprendan que éstos podrían ser de cualquiera – si no paramos YA las nucleares del mundo.
Terremoto, tsunami y accidente nuclear – fue una triple tragedia de dimensión abrumadora.
Los operativos para restablecer las condiciones vitales de las víctimas del terremoto y del tsunami no dan abasto aún siendo Japón, porque, a diferencia de otros terremotos y/o tsunamis, las zonas devastadas quedaron contaminadas con materias radioactivas y los habitantes no pueden volver a sus hogares. Siguen viviendo en campos de refugiados o viviendas provisorias repartidos en muchas provincias...
Pero hay otra tragedia más: el derrumbe de la fe en su país y sus dirigentes. Japón alerta a su población por cualquier peligro sísmico y meteorológico (rayos dañinos, polen, arena de China, contaminación de mares etc.). Es así que cuando hubo explosiones en Fukushima, quedamos esperando que nos indiquen qué hacer – pero nada! Ninguna alerta ni orden de evacuación, causando la contaminación de niños y la propagación de productos contaminados hacia todo el país...
Ocultamiento de datos vitales, mentiras, manipuleo de prensa y opinión pública, extorsión, soberbia, irresponsabilidad, incompetencia, hasta hoy – para tapar la verdad: que la planta de Fukushima no resistió un terremoto de escala 6 ni un tsunami de 10m, cuando se le aseguró al pueblo que iba a aguantar esto y más ya que Japón podía hacerlo, teniendo dinero, infraestructura, tecnología y expertos.
Ahora ya nos enteramos que los planos originales de los expertos, que preveían medidas de seguridad casi perfectas, fueron retocados y manipulados por los gobiernos y finalmente aprobados por los entes que deberían ver sobre la seguridad del pueblo – por supuesto porque todos están ligados al gran curro de esta industria...
También sabemos que ninguna otra planta está equipada para resistir un sismo de escala 6 (hubo más de 30 accidentes hasta ahora sin contar los que se ocultan seguramente), probablemente en ningún lado del mundo...
La indignación, ira y el desengaño que sentimos los japoneses ante la tremenda realidad que, los que nos iban a proteger, nos abandonaron; darnos cuenta que el Japón que creíamos que existía, no sólo en lo técnico sino también de la honradez, dignidad, excelencia, ética y moral de siglos de cultura... no estaba!
Es la pérdida de la base de nuestra existencia. Si la triple tragedia se la quitó a los directamente afectados, la cuarta tragedia nos ha tocado a todos.
Ante esto, los japoneses reaccionan de varias maneras:
1) Los que sucumbieron (subieron las tasas de suicidios por motivos de la
triple tragedia);
2) los que lo niegan o “se olvidan” y viven como si nada ha pasado – su
única manera de no caer en la depresión o locura;
3) y los que empezaron la lucha – unos por la supervivencia en campos de
refugiados, otros contra la radioactividad.
Por suerte hay mucha información en internet que está sosteniendo a estos últimos con datos e instrucciones para protegerse, a sí mismos, a sus hijos y ancianos. Voy a traducir algunos artículos y videos, y contar vivencias personales de mis amigas en Tokio. Por favor, lean, vean y difundan.

*Movimientos de la Tierra & Plantas Nucleares*
--------------------------------------------------------------------------------------

¿Sabían que la central nuclear Embalse, asentada en Cordoba, Rio Tercero, esta sobre zona sismica?

Argentina: Convenio por la central nuclear de Embalse
El Gobierno suscribió con autoridades energéticas de Canadá siete contratos por 444 millones de dólares para la provisión de equipos y servicios de ingeniería destinados a la extensión de la vida útil de la central nuclear de Embalse. 
Los acuerdos fueron dados a conocer por el ministro de Planificación, Julio De Vido, quien sostuvo que la inversión total prevista para la usina atómica ubicada en la provincia de Córdoba ascenderá a unos US$ 1.366 millones.
Los contratos para el alargamiento del ciclo operativo de Embalse se firmaron en la Casa Rosada entre Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA)--la operadora de las atómicas locales que controla el Estado) y la Atomic Energy of Canadá Limited (AECL).
La usina de Embalse entró en servicios en 1984 y una vez que se concluyan los trabajos de modernización podrá seguir operando durante 30 años más.
Las obras demandarán 5 años de tareas y la central deberá quedar inactiva a partir de noviembre de 2013 por un plazo de 21 meses.
Según explicó De Vido, el proyecto “prevé el reentubado y reacondicionamiento de la central y el reemplazo de los generadores de vapor, tubos de presión y los principales componentes del reactor” . Agregó además que “junto con el alargamiento de la vida útil, se incrementará en 35 MW la potencia instalada que actualmente es de 648 MW”.
Sin dar mayores detalles sobre como se seleccionarán, De Vido destacó que “el 60% de los trabajos quedará en manos de empresas locales con las cuales se firmarán contratos por alrededor de US$ 800 millones”.
Respecto a la central Atucha II, De Vido señaló que en un mes se iniciará el proceso de puesta en marcha y que podría estar generando en forma comercial en los primeros meses de 2012.
“Con estas acciones estamos incorporando tecnología para consolidar el desarrollo del sector nuclear y encarar la construcción de Atucha III”, señaló De Vido. Para la construcción de la cuarta central nuclear, el Gobierno ya abrió el juego e invitó a los principales proveedores de Francia, China, EE.UU., Canadá, Corea y Rusia. 

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques