miércoles, 25 de mayo de 2016

Argentina: Parque Nacional Los Glaciares… el más amenazado por el cambio climático

Por Luis Otero
 
Pese a los esfuerzos de preservación, alguna áreas protegidas del planeta están seriamente amenazadas. En cabeza, el Parque Nacional de los Glaciares.
 
El Parque Nacional de los Glaciares, situado en el sur de Argentina, encabeza esta clasificación. Esta reserva natural, situada al suroeste de la provincia de Santa Cruz, en la Patagonia argentina, alberga el mayor campo de hielo del mundo fuera de las zonas polares y Groenlandia. La mayoría de sus 47 glaciares se está derritiendo por la subida de temperaturas, con el consiguiente impacto sobre los ecosistemas de la zona. Los incendios son cada vez más frecuentes, y están destruyendo los extensos bosques de lengas y ñirres que dan cobijo a huemules, pumas y cóndores. También influyen la introducción de especies domésticas –vacas, cabras, gatos, caballos– y la invasión humana, tanto por parte de turistas como de ganaderos que se asientan en la zona. El mayor de los glaciares, el Upsala, con 53 km de longitud, que vierte sus aguas al lago Argentino, se encuentra en retroceso. En este lago también desembocan los glaciares Onelli y Perito Moreno (en la foto), quizá el más espectacular del mundo.
La segunda zona protegida más amenazada es el Mar de Frisia –o de Watten, en alemán–, situado entre las islas Frisias y el mar del Norte, por un lado, y las costas de Holanda, Alemania y Dinamarca por el otro. Se trata de uno de los grandes ecosistemas de zona intermareal del planeta, y la mayor extensión de fangales y bancos de arena. Se conoce como zona intermareal al litoral donde se da la mayor variación entre los niveles de pleamar y bajamar. Las aguas poco profundas y la amplitud de las mareas deja al descubierto extensas planicies arenosas que pueden reco­rrerse a pie. Es un área cambiante con muchos hábitats de transición: canales de marea, estuarios, bancos de arena, marismas salobres, llanuras y playas. En ellos viven numerosas plantas y animales –focas comunes, marsopas– y entre diez y doce millones de aves migratorias pasan por allí cada año. Pero la acción humana ha alterado la línea de costa, y la subida del nivel del mar por el calentamiento ha provocado la inundación de marismas y bancos de arena.

Fuente: http://www.muyinteresante.es/ - Imagen: ‪‪www.caminoabierto.com.ar‬