jueves, 19 de mayo de 2016

Derrame de petróleo en océanos y sus graves consecuencias

El Golfo Pérsico, el Golfo de México, el Mar del Caribe y ahora el Océano Pacífico en las costas de Chile son algunos de los lugares en donde se ha derramado una importante cantidad de petróleo.

Son noticias que sabemos cada cierto tiempo. Grandes cantidades de petróleo que se derraman en el mar y dañan severamente el ecosistema. Hay casos emblemáticos de derrames y mientras hay otros que son más pequeños, los sucesos van sumándose en el tiempo.

Quintero-Chile, 2016
Ahora un nuevo derrame tiene lugar en Quintero, Chile. Se trata de uno que no se ha registrado en la superficie marina y que según la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) se mantiene controlado. Según consigna La Tercera, este es el tercer derrame en aquellas costas chilenas.
Las autoridades tanto municipales como ministeriales han mostrado su descontento con el tema y como ha consignado Bío Bío,
para el Ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, se trata de:
Una falla inexcusable y como Ministerio del Medio Ambiente vamos a perseguir administrativa y judicialmente a los responsables de este derrame porque merma el patrimonio ambiental en la bahía de Quintero como en la comuna de Puchuncaví.
SI bien es pronto para saber cuántos litros hay involucrados, en septiembre del 2014, Quintero ya vivió una situación similar al derramar 38 mil litros de crudo al mar. Por el momento las autoridades se encuentran estudiando por qué la línea de flexible submarino se desprendió de su ubicación normal, lo que llevó al derrame en el fondo submarino.
Golfo Pérsico, 1991
En esta oportunidad se derramaron  1.800.000 toneladas de crudo en pleno período de guerra. En aquella oportunidad la Guerra del Golfo estaba en su apogeo y las fuerzas iraquíes, prendieron fuego a 700 pozos petrolíferos de manera deliberada.
El daño ambiental fue extramadamente potente. Disminuyó la calidad del aire, causando problemas respiratorios a las personas. Además se contaminaron 40 millones de toneladas de arena y tierra. La fauna del lugar y sus cercanías fue dañada enormemente con este derrame.
Golfo de México, 1979
En 1979 un pozo exploratorio de petróleo se reventó, lo que tuvo como conscuencia el derrame de 530.000 toneladas de producto en las costas de Veracruz, Campeche, Tabasco y Tamaulipas y  también en Texas, Estados Unidos.
Como señaló Hipertextual, en aquella oportunidad tuvieron que rescatar a cientos de tortugas para que no sufrieran ni murieran con el derrame.
Entre las graves consecuencias que tienen estos hechos, se encuentra el cambio que podría ocurrir en los niveles de contaminación de agua y aire y un daño a la fauna, quienes costean las consecuencias de un derrame de humanos.

Fuente: veoverde.com - Imagen: ‪www.radiodelmar.cl‬