sábado, 21 de mayo de 2016

Chile: Movimientos sociales en la región del Maule se unen en defensa del Achibueno


El Salón Balmaceda de la Gobernación Provincial de Linares recibió a más de 100 asistentes quienes se integraron al conservatorio “Achibueno, a un año del Santuario ¿y ahora qué?”. El periodista Pablo Badilla guió el encuentro donde el destacado ecologista Juan Pablo Orrego, se refirió al futuro del Santuario y su valor medioambiental amenazado por varios factores. Orrego transmitió su experiencia en torno a la defensa de los ríos y los derechos de las comunidades que dependen de ellos.

La conversación giró en torno al futuro del Santuario y su valor medioambiental amenazado por varios factores, donde el ambientalista, destacó que “Si consideramos seriamente la crisis socio ambiental global que está sufriendo la humanidad y la biosfera una de las prioridades actualmente es proteger, conservar y restaurar las cuencas hidrográficas. Chile es uno de las países más ricos del mundo en ERNC y en este momento el sistema interconectado central tiene un excedente de 54%, es decir, la electricidad sobra. Tenemos tiempo para reorientarse desarrollo de nuestro país”
La actividad fue organizada por la Fundación Hualo, de reciente creación por linarenses que buscan el desarrollo sostenible del Maule. La organización hizo su lanzamiento púbico y transmitió a los asistentes sus anhelos y metas con los que parte su trabajo en favor de las comunidades locales en la cual destacan tres grandes áreas de trabajo: Inspirar sobre nuevas formas de desarrollo sostenible, conservar el patrimonio natural y humano y visibilizar agentes de cambios sociales y medioambientales en la ciudad.
Patricio Olivares, quien creó el expediente para que el cajón del Achibueno fuera declarado santuario de la naturaleza,  expuso que “el Cajón del Achibueno es un sitio prioritario en la estrategia nacional de biodiversidad por su paisaje prístino, especies en peligro, presencia de tradiciones culturales y económicas y presencia de patrimonio arqueológico. Además de un gran potencial productivo sustentable que tiene el lugar”  Además que los lideres políticos de la región otorgaron apoyo transversal a la protección de la cuenca.
Al finalizar el encuentro, Juan  Pablo Orrego destacó que “Los  Movimientos sociales en la región del Maule tienen un alto grado de madurez conocimiento y conciencia para hacer una diferencia. Si el 87 % de los linarenses opina que el proyecto Centinela no debiera implementarse, esa es la voluntad ciudadana que debe prevalecer. Estos proyectos no son un hecho consumado, toda la población regional debe sumarse para salvar uno de sus activos naturales más valiosos y orientar el rumbo del desarrollo de la zona hacia la sustentabilidad en torno a actividades como la agricultura orgánica, huertos familiares, ecoturismo, artesanía, entre otros”