sábado, 28 de mayo de 2016

Polémica por nombrar a Arabia Saudí y Nueva Zelanda responsables para iniciar el Acuerdo de París

La organización critica que no se haya premiado a los "cientos de luchadores internacionales" que aportan soluciones reales al cambio climático, sino que con estos nombramientos "se garantiza" que la puesta en marcha del Acuerdo de París se base en el "mínimo compromiso posible", por lo que vaticina un "colapso climático".

Ecologistas en Acción ha lamentado que se haya elegido a los representantes de Arabia Saudí y de Nueva Zelanda como copresidentas del Grupo de Trabajo Especial para la puesta en marcha del Acuerdo de París (APA, por sus siglas en inglés), a las que acusa de haber provocado una pérdida de ambición durante las negociaciones climáticas por su posición y resumen que esto es, en su opinión, como "poner el zorro a cuidar del gallinero". 

La organización critica que no se haya premiado a los "cientos de luchadores internacionales" que aportan soluciones reales al cambio climático, sino que con estos nombramientos "se garantiza" que la puesta en marcha del Acuerdo de París se base en el "mínimo compromiso posible", por lo que vaticina un "colapso climático". En este contexto cree que "desgraciadamente" en la reunión de Bonn (Alemania) que se celebra esta semana haya elegido como copresidentas a Sarah Baashan (Arabia Saudí) y Jo Tyndall (Nueva Zelanda) ya que considera que ambas "tuvieron un papel activo para evitar compromisos" en las negociaciones de París. Además, recuerda que Nueva Zelanda se esforzó en aumentar la especulación sobre los bosques a través de los programas REDD y los criterios de contabilidad de cambios de uso del suelo (ILUC y LULUCF). Asimismo, destaca que ninguno de esos países ha suscrito la segunda prórroga de Kioto y que, de hecho, Arabia Saudí ni siquiera ha firmado el Acuerdo de París el 22 de abril y recuerda que Baashan desarrolló su vida profesional en torno a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Por ello, a su juicio, esta elección muestra "una vez más" como Naciones Unidos se pone del lado de los sectores contaminantes más que del lado de quienes han defendido un acuerdo climáticamente justo. Para la ONG, las copresidentas elegidas "no son parte de la solución" sino que representan un "modelo caduco" que sigue empeñado en descafeinar la lucha climática "en beneficio de unos pocos". "Es necesario que las Naciones Unidas se replanteen estos nombramientos para garantizar que la presidencia es ocupada por quien sea realmente capaz de hacer un esfuerzo sin precedentes para internacionalizar e impulsar los cientos de luchas ciudadanas que sí que están a la altura del reto del cambio climático", ha exigido. ep

Fuente: medio ambiente