jueves, 12 de mayo de 2016

La real vulnerabilidad de los leopardos y su especie

Por ser un felino solitario y difícil de encontrar, las organizaciones mundiales creían que la situación no era tan grave como resultó ser.

En agosto de 2013, el World Wildlife Fund confirmó que el leopardo nublado estaba oficialmente extinto por la caza indiscriminada y la deforestación. En octubre de 2015, la misma organización alertó sobre el riesgo de desaparición del leopardo de las nieves (sólo quedan 4.000 en países asiáticos).
 
En una actualización del estado de preservación de esta especie, un nuevo estudio publicado en PeerJ y llevado a cabo por Andrew P. Jacobson, Andrew B. Stein y otros investigadores, concluyó que existen más riesgos de lo que se pensaba.
Por ahora, los leopardos y sus subespecies viven en África y Asia, y debido a su adaptabilidad y su capacidad de moverse de un hábitat a otro, aún no se había considerado una especie vulnerable. Sin embargo, los responsables del estudio, más las organizaciones que lo respaldan, reconocen que es tiempo de tomar precauciones urgentes.
La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza recomendó que los leopardos ingresen a la "Lista Roja", clasificación que se le da a esas especies en peligro.
Para el estudio, los especialistas recopilaron 6.000 registros de datos, fotografías, informes y mapas que evidencian cambios en la población de leopardos desde 1750 hasta la actualidad. Con esto, se reveló que la especie en su totalidad ha disminuido en un rango de 75%, y del porcentaje restante, sólo un 17% está protegido.
De las subespecies, el leopardo Amur es uno de los que más peligra: actualmente, sólo existen 60 de ellos en todo el mundo, lo que demuestra la gravedad del asunto.
¿Cuáles son las mayores amenazas? El humano, la destrucción de su hábitat, la caza de animales más pequeños que son alimento para leopardos, caza intencional y comercio ilegal de pieles.

Fuente: veoverde.com- Imagen: (cc) Flickr