Trump iniciará venta de concesiones a petroleras para explorar en el Ártico

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no quiere ceder en la idea de permitir la exploración de hidrocarburos en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, en Alaska y mueve todas sus fichas con el fin de lograr su objetivo antes de que termine su mandato. Este lunes anunció que comenzará de manera formal el proceso de venta de arrendamientos a compañías petroleras.

 
El propósito es entregar las conceciones antes del 20 de enero y de esta forma asegurar un proyecto al que la nueva administración de Joseph R. Biden, se ha opuesto. En ese caso el nuevo presidente tendría que adoptar medidas para tratar de revertir dicha decisión.
Según The New York Times, el Registro Federal publicó el lunes una "convocatoria de nominaciones" de la Oficina de Administración de Tierras, que se publicará oficialmente este martes, en relación con las ventas de arrendamiento en aproximadamente 1,5 millones de acres del refugio a lo largo de la costa del Océano Ártico.
Esta convocatoria lo que hace básicamente es solicitarle a las compañías petroleras que especifiquen qué extensiones de tierra estarían interesadas en explorar y potencialmente perforar en busca de petróleo y gas.

Este refugio fue creado para conservar animales y plantas en su diversidad natural, así como para proteger el agua. Foto:  Tomada de la página del Refugio Nacional de Vida Silvestre.

Este proceso de citación otorga un mes para que se realicen comentarios, tiempo después del cual la oficina, que forma parte del Departamento del Interior, podría emitir un aviso final de ventas. Normalmente, la oficina se toma un tiempo para revisar los comentarios y determinar qué tratados vender antes de emitir el aviso final de venta, sin embargo, dada la premura del tiempo para tomar las decisiones, puede pronunciarse de manera inmediata.
El programa de perforación alcanza a una zona costera de unos 70.000 kilómetros cuadrados, una superficie equivalente a Irlanda, a lo largo del océano Ártico en la mayor zona natural protegida del país, donde viven los osos polares y caribúes.
Las decisiones que tome Donald Trump, estarían sujetas a la revisión de las agencias de la administración del nuevo mandatario Joe Biden, incluida la oficina y el Departamento de Justicia, un proceso que podría demorar uno o dos meses. Eso podría permitir que la Casa Blanca de Biden se niegue a emitir los arrendamientos, teniendo en cuenta argumentos científicos dados a conocer por ambientalistas. 

Una decisión anunciada
El anuncio de la entrega de concesiones lo había hecho en agosto pasado el secretario de Interior, David Bernhardt, cuando indicó que la venta de arrendamientos a las petroleras en el refugio podría comenzar antes de finalizar el año.
Esta decisión se produce luego de 30 años de insistencia de las compañías petroleras y dirigentes de Alaska para explorar los recursos de este refugio nacional. El Congreso autorizó la venta de concesiones petroleras en la zona en 2017.
Muchas asociaciones ambientales denuncian esta iniciativa en una zona protegida desde los años 1980. "Esta venta de arrendamiento es una casilla más que la administración Trump está tratando de marcar para sus aliados de la industria petrolera antes de desocupar la Casa Blanca en enero", dijo Adam Kolton, director ejecutivo de la Alaska Wilderness League, en un comunicado.
En su concepto, resulta decepcionante que esta administración haya mantenido hasta el final tan baja consideración por las tierras públicas estadounidenses, o la vida silvestre y las comunidades indígenas que dependen de ellas.

En el Ártico se cuentra un importante número de caribúes. Foto: Getty Images

El Congreso dio al ministerio de Interior hasta diciembre de 2021 para vender concesiones petroleras, pero con los precios del crudo en mínimos en 15 años y las polémicas medioambientales, no es seguro que estos lotes atraigan a grandes firmas.
Será necesario esperar cuál será la reacción de las compañías frente a la decisión del presidente saliente de los Estados Unidos. Los expertos consideran que para que allí se produzca petróleo sería necesario esperar por lo menos una década, tiempo que podría llevar a que se desestimule en el mundo el uso de combustibles fósiles.
Adicionalmente, la producción de petróleo en esta región puede ser difícil y costosa, por lo que la decisión de las empresas no será fácil en torno a este tema. Aún así, nada está claro en torno a lo que pueda suceder con la oferta de Trump.
¿Qué es el Arctic National Wildlife Refuge?

Este santuario se estableció en 1960 con el propósito de preservar la vida silvestre y los valores recreativos únicos. En 1980, la Ley de Conservación de Tierras de Interés Nacional de Alaska (ANILCA) designó la Cordillera como parte del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico y proporcionó cuatro propósitos que guían la gestión de todo el Refugio: conservar animales y plantas en su diversidad natural, garantizar un lugar para actividades de caza y recolección, proteger la calidad y cantidad del agua, y cumplir con las obligaciones de los tratados internacionales sobre vida silvestre, según se indica en su página oficial.
El Refugio es el hogar de algunos de los ejemplares de vida silvestre más diversos del norte circumpolar. Incluye 36 especies de peces, 36 mamíferos terrestres, nueve mamíferos marinos y más de 160 especies de aves migratorias y residentes que llegan desde cuatro continentes a reproducirse, descansar o alimentarse desde abril hasta julio.
El refugio es, además, la zona de osos polares más importante del país y una zona de reproducción de importancia fundamental para el segundo rebaño más grande de caribúes de Grant, formado por 130.000 animales. Recorriendo las montañas hay ovejas Dall, alces y bueyes almizclados que pastan en las praderas, y osos grises y negros que buscan comida a orillas de los arroyos; los ríos tienen tímalos y truchas alpinas.
 

Fuente: La Semana anbiental

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

ARGENTINA: Aguas de nadie. Buscan ponerle un freno global a la depredación en los océanos