Vergonzoso: La Casa Rosada saltó a la cancha y le dio un empujón al proyecto minero en Chubut.

Lamentable "Editorial del Diario El Jornada": La ampliación "sustentable" de la matriz productiva de Chubut, la denominación técnica del proyecto del Gobierno provincial para habilitar la minería en una zona específica del territorio –en este caso, la Meseta central-, ya tendría los votos necesarios para ser aprobada esta misma semana en la Legislatura. Si el proyecto sale, no habrá sido tanto por la muñeca política del Gobierno provincial sino porque el Gobierno nacional se arremangó, salió a la cancha, hizo valer su peso y los acuerdos políticos y consiguió dar un empujón final para que la ley se apruebe.

 

El proyecto, que tomó estado parlamentario hace diez días, está en la Comisión Permanente de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente, que será la que emitirá el dictamen definitivo que será enviado al recinto para su debate. En esa comisión no habrá sorpresas, el proyecto ya tiene asegurado al menos seis votos (son nueve integrantes y con cinco se consigue la mayoría). En la Cámara, en tanto, habría asegurados siete votos del bloque oficialista, cuatro del Interbloque, tres del Frente de Todos y uno de Juntos por el Cambio.

 
Pero en la Rosada quieren que haya más votos y exigen un mayor esfuerzo al bloque del Frente de Todos. “No podemos aportar nada más que tres votos seguros para aprobar un proyecto que nos interesa más a nosotros que a Arcioni”, le dijo un altísimo funcionario nacional a un influyente dirigente peronista de Comodoro.
Los llamados desde la Casa Rosada tuvieron tres destinatarios: dos en Comodoro Rivadavia y uno en Madryn. Lo que se juega acá no es sólo un proyecto productivo que podría significarle un poco de oxígeno para la gestión de Arcioni sino también un fuerte anuncio de ingreso de divisas para la gestión de Alberto Fernández, les dijeron a los tres chubutenses que atendieron los llamados.
El Presidente anunciando una inversión de 1.600 millones de dólares en medio de una pandemia que empieza a ceder y con un calendario de vacunación en el horizonte es una oportunidad que en la Rosada no piensan dejar pasar.
“Federal e inclusivo”
En el Gobierno nacional nunca le soltaron la mano a Arcioni pero tampoco le solucionaron así como así todos los problemas financieros generados por él y sus antecesores en Fontana 50. Pero con la minería es distinto: la Rosada puso al desarrollo minero en un lugar privilegiado de la agenda de su gestión. Y piensa jugar todas las fichas que sean necesarias para que el proyecto de Chubut salga.
El viernes, tras participar vía Zoom de la reunión de la comisión que definirá el dictamen del proyecto que se votará en la Legislatura, el secretario de Minería de la Nación, Alberto Hensel, manifestó que confía en que en marzo próximo la Argentina pueda contar con un plan estratégico para el desarrollo del sector.
Además de dialogar con diputados y referentes de distintas organizaciones chubutenses, Hensel también participó el viernes de la Segunda Mesa Nacional Minera, integrada por sectores económicos, políticos y hasta religiosos con el objetivo de alcanzar un “plan federal e inclusivo”, dijeron desde el organismo nacional.
“Hay muchos modelos pero Argentina tiene que tener su propio modelo minero atendiendo a las visiones de los distintos sectores sociales que es lo que le da entidad al mismo”, dijo Hensel en ese foro. “Una visión estratégica no es producir minerales indiscriminadamente”, agregó. “Se trata de hacer las cosas en el marco de una planificación atendiendo a los intereses del país y de la gente”. Hensel remató remarcando el rol de las provincias como las “locadoras” de esos recursos naturales.
Intolerantes
El rol de la gente, precisamente, es lo que se va a estar en la agenda en los próximos días. Antes y hasta inclusive después de que el proyecto minero se discuta –y eventualmente se apruebe- en la Legislatura. Se sabe que hay sectores de la sociedad que no aceptarán el resultado y que expresarán su oposición.
La gente manifestándose en las calles nunca puede ser un problema para ninguna democracia que se precie. Pero hay sectores más radicalizados de uno y otro lado que sí son un problema. La violenta detención de tres manifestantes que la semana pasada habían pintarrajeado el busto del genocida Julio Argentino Roca en Rawson, fue un exceso policial que debería evitarse siempre.
Por otro lado, la violenta amenaza a la diputada Gabriela De Lucía, los escraches a otros legisladores y las apretadas sistemáticas desde las redes sociales que ejercen algunos militantes del “No es no”, también deben condenarse. No hay violencia buena y violencia mala. No importa quién la ejerza: con uniforme o de remera, la violencia siempre es el camino que eligen los que no tienen nada para aportar más que su intolerancia.

Fuente: https://www.diariojornada.com.ar/289022/provincia/Editorial_La_Casa_Rosada_salto_a_la_cancha_y_le_dio_un_empujon_al_proyecto_minero_en_Chubut
Imagen de portada: Los diputados el martes pasado, cuando el proyecto minero tomó estado parlamentario.

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

ARGENTINA: Aguas de nadie. Buscan ponerle un freno global a la depredación en los océanos