miércoles, 4 de mayo de 2016

TTIP-LEAKS, todos los ‘secretos’ al descubierto

Estos documentos reflejan la magnitud y el alcance del intento de los Estados Unidos y la Unión Europea de anteponer los beneficios empresariales a los intereses de la ciudadanía

Greenpeace Holanda acaba de hacer públicos los documentos secretos del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) entre Europa y EE.UU. Los documentos está publicados en la web www.ttip-leaks.org para que todo el mundo pueda acceder a ellos y se cumpla el principio de transparencia innato a la democracia. “Estos documentos reflejan la magnitud y el alcance del intento de los Estados Unidos y la Unión Europea de anteponer los beneficios empresariales a los intereses de la ciudadanía. Ya es hora de que las negociaciones se detengan y de que comience el debate. ¿Debemos actuar cuando tenemos la certeza de que nuestra salud y bienestar están en riesgo o debemos esperar a que daño esté hecho? ¿Nuestros gobiernos eran sinceros en la Cumbre del Clima de Paris cuando dijeron que harían lo necesario para proteger el planeta y mantener el ascenso de temperatura por debajo de 1,5 grados? La protección ambiental no debe verse como una barrera al comercio, sino como un salvavidas para nuestra salud y la salud de las generaciones futuras. Desde Greenpeace hacemos una llamada a la ciudadanía, políticos y empresarios para que se involucren en el debate del TTIP de manera abierta y sin miedo. Hacemos una llamada a los negociadores políticos para que hagan públicos los textos completos y faciliten la discusión. Y les pedimos que mientras no respondan a cuestiones pendientes detengan las negociaciones”, ha declarado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace España. 

¿Qué documentos se han hecho públicos? Los documentos que Greenpeace Holanda ha sacado a la luz comprenden aproximadamente la mitad del borrador del texto con fecha de abril de 2016; es el texto de la ronda 13 de negociaciones entre Europa y EE.UU. (Nueva York, 25-29 de abril de 2016). Los documentos filtrados están formados por 248 páginas (13 capítulos consolidados sobre el TTIP, más una nota titulada "Estado táctico de las negociaciones TTIP - marzo de 2016). La Comisión Europea publicó una descripción general en la que afirma tener 17 textos ya consolidados. Esto significa que los documentos publicados por Greenpeace Holanda abarcan 3/4 de los textos consolidados existentes (1). 
Los textos consolidados son aquellos en los ha habido acuerdo entre Europa y Estados Unidos. Por lo que se ven claramente las áreas en las que la UE y EE.UU. están ya cerca de un acuerdo y donde todavía tienen compromisos pendientes de alcanzar y concesiones que hacer. De los documentos publicados por Greenpeace Holanda, en total 248 páginas , 13 capítulos ofrecen por primera vez la posición de los EE.UU. 
Cómo hemos manejado los documentos filtrados Estos documentos que hemos recibido habían sido claramente tratados para que fuera posible identificar las copias individuales. Antes de hacerlos públicos hemos eliminados todos elementos y características que pudieran identificar la fuente. No hemos alterado el contenido de los documentos y hemos conservado el diseño. Por esta razón no hemos ofrecido el acceso a los documentos originales. Y por esta razón habrá ruedas de prensa a las 12.00, en Bruselas, y en 14.30, en Amsterdam, para verificar ante los medios los documentos. 
¿Cómo saber que los documentos son auténticos? 
Después de haber recibido los documentos, Greenpeace Holanda los ha analizado conjuntamente con la reconocida red de investigación alemana NDR, WDR y Süddeutscher Zeitung. Esta red de investigación es una unión de diferentes medios alemanes que también investigó las filtraciones de Snowden y los recientes escándalos de emisiones de Volkswagen, entre otros. ¿Qué primeras conclusiones se pueden extraer de estos documentos? Desde el punto de vista de la protección del medio ambiente y de los consumidores hay cuatro aspectos que son motivo de gran preocupación: 
- Las políticas de protección ambiental parecen haber sido eliminadas 
Ninguno de los capítulos que hemos visto hacen referencia a la regla de Excepciones Generales. Esta regla consagrada en el acuerdo del GATT de la Organización Mundial del Comercio (OMC) hace casi 70 años permite a los estados regular las reglas de comercio “para proteger a los seres humanos, la vida animal y vegetal o la salud” o para “la conservación de los recursos naturales no renovables” [1]. La omisión de esta regla sugiere que ambas partes están creando un acuerdo que sitúa los beneficios económicos por encima de la vida, la salud y el medio ambiente. - La protección del clima será más difícil bajo el TTIP El acuerdo sobre el Clima de París, la COP21, dejaba claro un punto: debemos mantener el incremento de la temperatura mundial por debajo de 1,5 ºC, para evitar una crisis climática con efectos desastrosos para miles de millones de personas en todo el mundo. El comercio no debe ser excluido de esta acción en defensa del clima. Pero los documentos filtrados no dicen nada sobre la protección del clima. Peor aún, el alcance de las medidas de mitigación está limitada por las disposiciones de los capítulos sobre la Cooperación Regulatoria o Acceso a los Mercados para los productos industriales [3]. Como ejemplo de estas propuestas se descarta la regulación de la importación de combustibles altamente contaminantes como el petróleo procedente de las arenas bituminosas (tar sands). 
- El final del Principio de Precaución 
El principio de precaución, consagrado en el Tratado de la UE [4], no se menciona en el capítulo sobre Cooperación Regulatoria, ni en ningún otro de los 12 capítulos obtenidos. Sin embargo, sí se cita en varios capítulos la demanda de la delegación estadounidense de trabajar en un enfoque “basado en el riesgo” que tiene como objetivo la gestión de sustancias peligrosas, en lugar de evitarlas. Este enfoque socava la capacidad de los reguladores de tomar medidas preventivas, por ejemplo en relación con la toxicidad de sustancias químicas como los disruptores endocrinos. 
- Se abre la puerta a un mayor poder de las corporaciones 
Al mismo tiempo que las propuestas amenazan el medio ambiente y la protección de los consumidores, las grandes empresas han conseguido lo que querían. El sector empresarial tiene oportunidades para participar en la toma de decisiones para intervenir en las primeras fases del proceso de toma de decisiones. Mientras que la sociedad civil ha tenido un acceso escaso a las negociaciones, los documentos muestran muchos casos en los que la industria ha sido consultada y ha tenido un papel privilegiado en el proceso de toma de decisiones [5]. 
Los documentos filtrados indican que la opacidad de la UE es debida a la la influencia de los intereses de los poderes de la industria. 
En un informe público de la Unión Europea recientemente publicado [6] se menciona una sóla vez las aportaciones de los sectores industriales, mientras que los documentos filtrados hablan en repetidas ocasiones sobre la necesidad de nuevas consultas con la industria y mencionan explícitamente que se han recogido en los textos las aportaciones de estos sectores.

Notas para el editor: (1) Los documentos hechos públicos son: [chapter 1.1.] National Treatment and Market Access for Goods This chapter addresses trade in goods between EU and US. [chapter 1.2.] Agriculture This chapter deals with trade in agricultural products and illustrates EU-US disagreements on matters such as genetically modified organisms. [chapter 1.3.] Cross-Border Trade in Services This chapter addresses trade in the service industry sector. [chapter 1.4] Electronic Communications This chapter addresses Internet and telecommunications issues. [chapter 1.5.] Government Procurement This chapter deals with purchases by government entities within the EU and US. [chapter 1.6.] Annex Government Procurement The annex of the previous chapter, with additional information about a US-proposed chapter on anti-corruption. [chapter 1.7.] Customs and Trade and Facilitation This chapter addresses differences among various customs regulations. [chapter 1.8.] EU – US revised tariff offers These are the respective positions regarding tariffs. [chapter 2.1.] Regulatory Cooperation In this controversial chapter EU and US aim for joint regulations on products and services, for example for food and cosmetics safety. [chapter 2.2.] Technical Barriers to Trade This chapter addresses differences between EU-US regulations and the ways in which they affect trade. [chapter 2.3.] Sanitary and Phytosanitary Measures This chapter deals with the protection of plant and animal health. [chapter 3.1.] Competition This chapter deals with competition between parties. [chapter 3.2.] Small and Medium-sized Enterprise This chapter addresses enterprises smaller than multi-national corporations. [chapter 3.3.] State-owned Enterprise This chapter addresses nationalised enterprises. [chapter 4.] Dispute Settlement This chapter deals with resolving disagreements between the EU and the US. [chapter 5.] Tactical State of Play Not intended for public viewing, this document describes EU-US disagreements and shows how much private industry influences the TTIP negotiations. [2] Most of the WTO's agreements were the outcome of the 1986-94 Uruguay Round of trade negotiations. Some, including GATT 1994, were revisions of texts that previously existed. [3] Nothing in the relevant Articles 10 (Import and Export Restrictions) and 12 (Import and Export Licensing) of the Chapter on National Treatment and Market Access for Goods shows that necessary trade related measures to protect the climate would be allowed as a trade restriction under GATT Article XX (see footnote 1). [4] "The precautionary principle is detailed in Article 191 of the Treaty on the Functioning of the European Union (EU). It aims at ensuring a higher level of environmental protection through preventative decision-taking in the case of risk. http://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/?uri=URISERV%3Al32042 [5] e.g. “While the US showed an interest, it hastened to point out that it would need to consult with its industry regarding some of the products” – Chapter ‘Tactical State of Play’, paragraph 1.1, Agriculture. [6] ‘The Twelfth Round of Negotiations for the Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP)’ http://trade.ec.europa.eu/doclib/docs/2016/march/tradoc_154391.pdf Para más información: http://www.greenpeace.org/espana/es/Informes-2016/Abril/Overview-of-Leaked-TTIP-Chapters-and-Papers-en-ingles1/
Fuente original: http://www.greenpeace.org/

-------------------------------
Se filtró la secreta negociación del acuerdo TTIP
 
Estados Unidos ejerce múltiples presiones para que la Unión Europea baje los niveles de su regulación en campos como la salud, el medio ambiente, la agricultura, la alimentación o las barreras comerciales. Lo que se intuía como nocivo resultó ser real.

Por Eduardo Febbro

 No hay secreto que dure cien años. El hermetismo con que se llevaban a cabo las negociaciones en torno a uno de los tratados comerciales más importantes de la historia entre la Unión Europea y Estados Unidos, el Tafta o TTIP, Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión, quedó disuelto con la publicación en la prensa europea de 240 páginas sobre los términos desiguales en que se realizan esos acuerdos. Los documentos fueron filtrados por Greenpeace y en ellos sobresale la debilidad de los negociadores europeos, la posición hegemónica de Estados Unidos, el poder alucinante de los lobbies, su capacidad de influenciar a los negociadores de la UE y de Estados Unidos, el desprecio por la protección del medio ambiente al tiempo que se confirman los temores de la sociedad civil acerca de las regulaciones que podrían desaparecer bajo la presión de Washington. La filtración de Greenpeace corrobora además las denuncias de un amplio sector de la opinión pública del Viejo Continente: la Unión Europea está negociando con un perfil sumiso en medio de una opacidad constante.
Los documentos abarcan 13 capítulos y permiten entender mejor la mecánica de esta negociación que se inició hace tres años y medio. En lo más estricto, se trata de los textos que sirvieron de contexto para la decimotercera ronda de negociaciones que se llevó a cabo en Nueva York entre el 25 y el 29 de abril de 2016. Su difusión es tanto más impactante cuanto que ni siquiera los parlamentarios de la Unión Europea habían sido autorizado a a acceder a ellos. 

Hasta ahora –y ese fue uno de los principales cuestionamientos contra el TTIP– se desconocía tanto la posición de la Unión Europea como la de la administración de Barack Obama. Greenpeace advierte al respecto que si “para ustedes es una preocupación el medioambiente, la situación de los animales, los derechos laborales o la privacidad en internet, deberían preocuparse por lo que revelan estos documentos. (...) El TTIP equivale a una enorme transferencia de poder desde las personas hacia las grandes empresas”. 
Su lectura –hasta ahora inaccesible– prueba cómo Estados Unidos ejerce múltiples presiones para que Europa baje los niveles de su regulación en campos como la salud, el medio ambiente, la agricultura, la alimentación o las barreras comerciales. El borrador sintetiza así mismo distancias insalvables y “discusiones muy difíciles”, sobre todo en lo que atañe la industria de los cosméticos. En Europa se prohíbe por ejemplo el recurso a animales en los test que se llevan a cabo en laboratorio, pero en Washington están autorizados. Esta diferencia figura en el borrador, donde los europeos dicen que ven “muy estrecha la eventualidad de que se fije una posición común”.
Pero lo más sobresaliente de estas 248 páginas está en la evidente intención de prolongar el contenido del TTIP, o sea, los esquemas normativos, y aplicarlos al resto del planeta. Hay párrafos sorprendentes. En una de las páginas se trasluce la posición de la Comisión Europea, para la cual sólo el gobierno de Estados Unidos tiene competencia para determinar los esquemas regulatorios. La filtración despeja además las sombras sobre el papel preponderante de los lobbies, que se inmiscuyen de forma cruzada en las discusiones. Cuando ambas partes abordan el tema tarifario aplicable a los productos químicos, los negociadores suspenden el diálogo para realizar consultas con el sector patronal de las grandes empresas: “Estados Unidos expone que debe hacer consultas sobre su posición con la industria química”. Peor aún, en el capítulo agrícola, las ofertas que antepone la Unión Europea están articuladas en torno a “la posición común de la industria europea y norteamericana”. 

Por esta razón, en la presentación del borrador, Greenpeace escribe que “el sector empresarial cuenta con oportunidades de participar en las decisiones que se toman”. Los sindicatos ya habían adelantado denuncias sobre esta dependencia de los Estados con respecto al sector privado. La prueba es irrefutable. Tan irrefutable como las concesiones impensables de los europeos. Washington busca que las decisiones regulatorias que se toman en Europa sean “supervisadas” por la administración norteamericana sin “garantía alguna de reciprocidad”. Esto conduce a una amenaza sobre los elevadísimos estándares regulatorios de la UE en lo que toca a los pesticidas, los OGM o los productos químicos. La administración Obama juzga que esas normas constituyen “barreras para el comercio”.
En las relaciones internacionales, el cinismo es una condición deplorable pero constante. El cinismo de los dos bloques queda de manifiesto en el capítulo del borrador que se refiere al medio ambiente. Ambas partes, por ejemplo, pasan por alto el acuerdo sobre el clima firmado en París y los compromisos para bajar las emisiones de gases contaminantes. En resumen, los intereses de las corporaciones están por encima de la protección del planeta y de la salud. Jorge Riss, director de la oficina de Greenpeace en Bruselas, dijo que “las negociaciones deben detenerse porque no buscan el interés público europeo”. 

El TTIP leaks de Greenpeace pone en circulación ante las opiniones públicas de Europa y Estados Unidos el contenido de parte del acuerdo comercial más decisivo del siglo XXI que se negoció detrás de una cortina de confidencias absoluta cuando, en realidad, concierne la vida de más de 800 millones de personas. 
Lo que se intuía como nocivo resultó ser una realidad, incluso si los borradores admiten que de uno y otro lado del Atlántico existen “enfoques irreconciliables”. Lo más irreconciliable resulta la distancia que existe entre las expectativas de las sociedades y lo que imponen las corporaciones industriales. 

Fuente: pagina12.com.ar
----------
TTIPLEAKS: el acuerdo comercial entre EEUU y la UE puede llegar a su fin

Tras la filtración por parte de Greenpeace de documentos sobre la negociación del TTIP que han desvelado los intentos de Washington de presionar a Bruselas, muchos periodistas han coincidido en que este tal vez sea el fin del tratado."La impactante filtración de los textos del TTIP señala el comienzo del fin del odiado acuerdo entre la UE y EEUU y marca un momento clave en el debate sobre el Brexit", publicó el periódico británico The Independent.
Documentos revelan que la UE siempre ha sido un proyecto de la CIA
El experto en el Tratado Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) y autor del libro ‘TTIP: una carta para la desregulación, ataque al empleo, el final de la democracia', John Hilary, afirmó que en el caso de que el acuerdo sea firmado, las compañías estadounidenses tendrán un control sin precedentes sobre las regulaciones de salud y seguridad europeas.
"Para los europeos, la lista de desventajas del posible acuerdo de libre comercio entre la UE y EEUU es larga", afirmó Jens Thurau en el medio Deutsche Welle. "Europa no puede permitirse el lujo de renunciar a sus propias normas. Si eso significa que el TTIP está condenado al fracaso, entonces que así sea", concluyó.
Medios afirman que la filtración de los documentos no necesariamente significa el fin del tratado de libre comercio, pero sí que una congelación temporal en las negociaciones es inevitable. Tal interrupción en las conversaciones afectará los planes de Barack Obama, quien trataba de lograr la firma del acuerdo antes de dejar la presidencia de Estados Unidos.
En el documento secreto filtrado por Greenpeace se revela entre otras cosas que EEUU está presionando a la Unión Europea para conseguir que Europa importe más productos agrarios estadounidenses.
Según el canal alemán Deutsche Welle, EEUU amenazó a Europa con hacer más difícil la exportación de vehículos europeos si no aceptaba sus condiciones.
El TTIP es una propuesta de tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos que busca liberalizar el comercio de sectores como las compras gubernamentales, internet, cultura, medio ambiente, propiedad intelectual, inversiones y acceso a mercados, entre otros.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/mundo/20160503/1059265632/ttipleaks-eeuu-ue-fin.html#ixzz47cGoNOxj - Imagenes: © AFP 2016/ CURTO DE LA TORRE - © REUTERS/ Wolfgang Rattay