El problema de la desoxigenación oceánica, hayan nuevas causantes

El océano se está quedando sin oxígeno a gran velocidad, esto traería como consecuencia la muerte de la mayor parte de la vida marina que lo habita. El fenómeno se conoce técnicamente como “desoxigenación”.

Científicos de nivel internacional han documentado las causas, las consecuencias y las posibles soluciones. Dedicaron a profundizar sus estudios porque descubrieron que hay entre 4 y 10 veces más áreas oceánicas con poco o nada de oxígeno, un dato alarmante ya que la mitad del oxígeno de la Tierra se origina en el océano.

“Nuestros datos muestran que en el último medio siglo, el área del océano abierto en la que falta oxígeno, ha crecido más de cuatro veces“, explica Andreas Oschlies del GEOMAR Helmholtz Center for Ocean Research Kiel, coautor del trabajo.
Sin oxígeno, la vida marina morirá o se reubicará, pues necesita oxígeno para respirar. La falta de oxígeno en los océanos también incide directamente en la devastación de los medios de subsistencia del ser humano.
El equipo de científicos pertenece al grupo de trabajo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de las Naciones Unidas, creado en 2016 y llamado Global Ocean Oxygen Network.
Las causas
Este cambio está relacionado con unas temperaturas oceánicas más cálidas, pues el agua caliente contiene menos oxígeno. Además, el aumento de la temperatura de la superficie hace que sea más difícil para el oxígeno llegar a zonas relativamente profundas del océano. La mayor pérdida de oxígeno ocurre entre 90 y 670 metros de profundidad (como referencia, algunas partes del océano tienen 11 kilómetros de profundidad). El oxígeno suele reponerse cuando el agua de la superficie se mezcla con el agua más profunda pero, al estar el océano más caliente, hay menos mezcla vertical.
Una segunda causa tiene que ver con las algas en las zonas costeras. Este problema no tiene nada que ver con las aguas más cálidas causadas por el cambio climático inducido por el hombre, pero el exceso de nutrientes de la agricultura y las aguas residuales provocan un crecimiento excesivo de algas. El proceso de descomposición de las algas consume el oxígeno, teniendo una nueva fuente de desoxigenación oceánica.
Las zonas con poco o ningún oxígeno reducen los hábitats para la vida marina, pero los científicos afirman que incluso pequeñas reducciones de oxígeno pueden causar problemas. La falta de oxígeno suficiente puede impedir el crecimiento en los animales, dañar la reproducción y provocar enfermedades o la muerte. También puede provocar la emisión de un gas de efecto invernadero llamado óxido nitroso al aire (hasta 300 veces más potente que el dióxido de carbono).
“La disminución en el oxígeno del océano se encuentra entre los efectos más graves de las actividades humanas en el medio ambiente de la Tierra”, explica Denise Breitburg, líder del estudio. “Detener el cambio climático requiere un esfuerzo global, pero incluso las acciones locales pueden ayudar con el descenso de oxígeno impulsado por nutrientes”.
Referencia: Declining oxygen in the global ocean and coastal waters. Science 2018: Vol. 359, Issue 6371, eaam7240. DOI: 10.1126/science.aam7240
Nuevos descubrimientos
Nuevos estudios basados en modelos informáticos muestran que los océanos seguirán perdiendo oxígeno en el futuro, pero los modelos tienen un problema: “No son capaces de reproducir exactamente la reciente disminución de oxígeno. En cambio, subestiman significativamente la pérdida de oxígeno observada”, dice el profesor Andreas Oschlies, del ‘GEOMAR Helmholtz Center for Ocean Research Kiel’.
“La comparación con nuestros datos de observación revela varias deficiencias de los modelos y nos da indicaciones sobre en qué dirección debemos concentrar nuestros esfuerzos de investigación”, dice en un comunicado el coautor Peter Brandt. Es cierto que el calentamiento global es la causa principal de la pérdida de oxígeno marino, pero el calentamiento afecta al océano de varias maneras.

El calentamiento influye en la solubilidad del oxígeno en el agua

Entre otras cosas, influye en la solubilidad del oxígeno en el agua. Mientras más caliente esté el agua, menos gases puede absorber. “Este proceso afecta principalmente a las capas superiores de agua, que están en contacto directo con la atmósfera”, explica Schmidtko. Este efecto puede justificar hasta el 20 por ciento de la desoxigenación hasta ahora y está bien representado en los modelos.
Pero el calentamiento también cambia los patrones de circulación oceánica global. Dado que el complejo sistema de corrientes superficiales y profundas suministra oxígeno al océano profundo, estos cambios pueden afectar al contenido de oxígeno en todo el océano. “Muchos modelos tienen problemas para describir este efecto de manera realista, porque los procesos de transporte a menudo no se resuelven lo suficiente o se reproducen de forma incorrecta”, dice el coautor Lothar Stramma.
Las interacciones extremadamente complicadas entre los procesos biológicos, químicos y físicos en el océano también están insuficientemente representadas en los modelos actuales. “A menudo nos faltan los datos o el conocimiento sobre muchos procesos que interactúan en la respuesta del océano al calentamiento global –enfatiza Andreas Oschlies, quien se especializa en el modelado de procesos biogeoquímicos–.
Nuestro estudio muestra que los modelos anteriores subestiman significativamente los efectos de esta interacción, al menos en la distribución de oxígeno”.
Para cerrar estas brechas, los autores abogan por una observación oceánica más intensiva y coordinada internacionalmente. “Necesitamos estudios de procesos multidisciplinarios para comprender mejor el delicado equilibrio de la oxigenación y el consumo de oxígeno en el océano –dice Andreas Oschlies–. Por lo tanto, son útiles iniciativas internacionales como la Red Mundial de Oxígeno Oceánico”.
Una mejora de los modelos en términos del presupuesto de oxígeno de los océanos también tendría otra ventaja. “El oxígeno es ideal para calibrar modelos que calculan la absorción de dióxido de carbono por el océano. Por lo tanto, al mismo tiempo, mejoraríamos nuestro conocimiento del ciclo del carbono”, concluye Oschlies.

Ecoportal.net - Con información de:https://www.muyinteresante.es- https://www.ecoticias.com/

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia