sábado, 28 de noviembre de 2015

Argentina/Chaco: Destraban la cesión de tierras para crear un nuevo Parque Nacional


Una historia de crímenes, recursos naturales y herencias en disputa.Es en La Fidelidad, una estancia del corazón del Impenetrable chaqueño. Dos fallos dan luz verde para concretar el proyecto.
Gonzalo Sánchez

Hay asesinatos, disputas y chicanas jurídicas. Ambientalistas enfrentados con abogados que se pasan de pícaros y herederos que aparecieron de repente y reclaman su parte. Hay también cazadores furtivos y fauna en peligro de extinción que escapa de las balas como puede. Están los pobladores originarios, los recursos naturales, las leyes que no se cumplen y una suma de intereses cruzados que se interponen para dilatarlo todo.
Chaco profundo. En octubre de 2014 fue creado por ley el marco para la fundación del Parque Nacional El Impenetrable. Se trata de unas 150 mil hectáreas de naturaleza virgen, que fueron parte de una estancia llamada La Fidelidad, cuyo dueño, Manuel Roseo, murió después de ser torturado y asfixiado con una bolsa de plástico en 2011. Se creía que no había dejado herederos y por esa razón, concientes del altísimo valor biológico de la zona, grupos ambientalistas y ONGS avanzaron para pedir la creación del Parque Nacional. La Provincia se sumó y declaró la zona como área protegida. En 2012, por orden del gobernador Jorge Capitanich, se concretó la expropiación de las tierras para que fueran donadas a Parques Nacionales. Como en principio no había herederos a los que indemnizar, la Justicia estableció que depositando el valor fiscal de la propiedad se podría ceder la tierra para tan noble causa. Fijó un monto de 10 millones de pesos. Y esa cantidad de dinero no la puso el Estado nacional, sino miles de particulares y ONGS omprometidas con la causa verde.
Pero aparecieron dos hijos no reconocidos de Roseo, asesorados por el abogado Gustavo Del Corro. El ADN confirmó la filiación. Aparecieron dos supuestas hermanas de Roseo más. Una está viva. La otra murió, pero dejó tres sobrinos italianos. También apareció una supuesta esposa, con un acta de matrimonio en la mano. Todos reclamaron derechos sobre la estancia. Hoy, alrededor de la creación del Parque hay más de 20 causas judiciales abiertas.
El escenario se dilató. Ya no alcanza con el dinero del valor fiscal. Se necesita cubrir, como indemnización a los herederos, el valor oficial de la estancia: $ 64 millones. Esta semana salieron dos fallos clave. El primero autoriza el ingreso de las autoridades para tareas de control y fiscalización. El segundo otorga la posesión del bien a la provincia del Chaco previo depósito de la indemnización en el juzgado, es decir, de los $ 52 millones que faltan. “La Justicia fue clara. Dijo: si se pone la plata ya no existen obstáculos para entrar y crear el parque”, explica la abogada Teresa Ferrari, de la ONG ambientalista CLT.
La gran pregunta, ahora, es quién debe poner ese dinero. “En principio lo tendría que poner la Provincia de Chaco, que es quien expropió, pero también podría aportar Parques Nacionales”, explica Ferrari. Para los ambientalistas que pujan por el parque, el escenario de transición política podría dilatar la resolución. Pero creen que están cerca y que quizás, antes de pasar a ejercer como intendente de Resistencia, el 10 de diciembre, Capitanich libere los fondos.
“Esos $ 52 millones no deben ser vistos como un gasto, sino como una inversión en desarrollo de un área con múltiples posibilidades. Es una zona de pobreza extrema en donde la gente vive sin agua potable y come lo que puede, arroz y a veces carne de cabrito. El Parque Nacional sería el primer paso para reconvertir esa cultura a la industria del turismo sustentable, conservar la naturaleza y cambiar para siempre el atraso de la región”.

Fuente: Clarin.com - Imagen: turismo.perfil.com