viernes, 20 de noviembre de 2015

El ministro Pacheco Matte y la devastación del sur de Chile


Decenas de proyectos hidroeléctricos repartidos por distintos lugares del sur de Chile amenazan con alterar el curso de los ríos y cambiar de forma irreversible sus equilibrios ambientales. El responsable de esta anunciada intervención es el actual ministro de Energía, Máximo Pacheco.

Francisco Marín 

La voracidad de los grandes consorcios energéticos y forestales no da tregua al aún hermoso sur de Chile. Son tantos y tan masivos los proyectos que se puede colegir que estamos ante una ofensiva que busca apropiarse y explotar de una vez todos sus recursos entre los cuales el agua es el fundamental.
Estos esfuerzos depredatorios son impulsados por grandes consorcios chilenos y multinacionales pero tienen entre sus principales gestores a importantes funcionarios de Gobierno.
El más importante de estos es el “socialista” ministro de Energía, Máximo Pacheco Matte, quien está involucrado en una verdadera campaña en pos de la construcción de hidroeléctricas no teniendo ningún empacho en dirigirse a los territorios para apresurar el avance de estos proyectos.
Pacheco –que representó al clan Luksic en el directorio de algunas de sus empresas como Banco de Chile y Luchetti- anunció en mayo de 2014 la “Agenda de Energía” con la que pretendía destrabar la puesta en marcha de grandes y medianos proyectos energéticos que durante la administración Piñera se habían visto frenado por la oposición ciudadana y el accionar de la justicia. El más emblemático de de estos es sin duda Hidroaysén.
El pasado 23 de mayo Matte –de visita en la Región de La Araucanía- sorprendió al reconocer la existencia de 40 proyectos hidroeléctricos sólo en dicha Región, anuncio que provocó desconcierto y rechazo entre las comunidades que podrían ser intervenidas por sus decisiones.
Según el diario digital Araucanía Cuenta entre los proyectos hidroeléctricos en evaluación ambiental y en construcción en la Araucanía, están: Carilafquen Malalcahuello, Tacura, Caren, Truful Truful, entre otros de Melipeuco; Panqui, Añihuarraqui (Trakura), Puesco Momollulco, Estero Resbaloso, Maite, entre otros de Curarrehue; Llancafil de Pucón; Río Cautín, estero Pintoresco de Curacautín; Río Renaico en Collipulli-Renaico; Allipén de Cunco; Río Toltén en Pitrufquen–Freire.
El anuncio hidroeléctrico de Pacheco Matte se da después que el dos de abril la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de dicha Región rechazara –por 8 votos contra 3- el proyecto “Doña Alicia” que se pretendía instalar en Curacautín, decisión que contó con el beneplácito del intendente mapuche Francisco Huenchumilla y que fue recibida con algarabía por los mapuche.
Posteriormente, el 25 de agosto, Huenchumilla fue alejado de su cargo por el Gobierno el que instaló en su reemplazó a Andrés Jouanet, quien ha optado por la criminalización de la causa mapuche y ha entregado apoyo irrestricto a las empresas forestales e hidroeléctricas que explotan el ancestral territorio mapuche.
Pero Pacheco Matte ha ido mucho más allá de hacer anuncios. Según informó la Alianza Territorial Mapuche (ATM), la mañana del miércoles 29 de junio “bajo total reserva y hermetismo” este ministro llegó a Curacautín y a puertas cerradas se reunió con el Alcalde Jorge Saquel, para impulsar las hidroeléctricas. “Las comunidades mapuche y organizaciones sociales de la comuna, al manifestarse en el frontis del municipio fueron inmediatamente reprimidas por la policía militar apostada en el lugar, resultando detenido el comunero Rodrigo Cáceres.
Este fue trasladado a la comisaría de Carabineros “sin ningún cargo o acusación conocida dado el carácter pacífico de la manifestación en la que se intentaba poner un lienzo alusivo a la defensa del territorio y contra las centrales hidroeléctricas que el Ministerio de Energía promueve en la zona”, según informó la ATM mediante un comunicado.
La citada organización mapuche acusó al alcalde Saquel  de “negociar escondido con el ministro del ramo a cambio de migajas que hasta ahora se desconocen”.
Esta organización también expresó que la actitud del Ministro Pacheco Matte “es esperable y lógica teniendo en cuenta sus vínculos familiares-económicos  con el poder en Chile”.
La embestida extractivista en el territorio mapuche tendría un nuevo hito el 14 de julio. Aquel día la CEA de La Araucanía aprobó con “escandalosa votación” (como la definió el diario electrónico Mapuexpress) la central hidroeléctrica de pasada Añihuarraqui -de la transnacional española Enhol- que se pretende construir en el territorio sagrado mapuche de Pichi Trankura, en la comuna de Curarrehue y que considera una inversión de 22 millones de dólares.
El Seremi de Economía Eduardo Vicencio resumió la posición vencedora, que aunque simplista y falaz, está siendo utilizada por el propio Pacheco Matte para promover su agenda: “nuestro País requiere desarrollo económico. Para desarrollarse económicamente, necesitamos generar energía. Sin energía no habrá ningún proyecto turístico que se pueda sustentar en el futuro”.
Entre los detractores a este proyecto destacó la Seremí de Vivienda, Romina Tuma quien expresó sus razones para rechazarlo: “las afectaciones a los planes de desarrollo local, a la cultura y espacios ceremoniales y religiosos, la amenaza ambiental,  además del riesgo de afectar el ya escaso abastecimiento humano y de actividades productivas (de agua) y el hecho que la zona afectada por el proyecto es Reserva de la Biosfera de la Unesco”.
La sala de la Intendencia Regional de La Araucanía donde se tomó esta desafortunada decisión estaba colmada por cerca de 200 mapuches –principalmente del Lof Trankura- que protestaron e increparon contra las autoridades y luego marcharon por las calles de Temuco.
La destrucción del Puelo

Demostrando que la obsesión devastadora no es sólo un asunto de Pacheco Matte sino que compromete a todo el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, el pasado dos de noviembre el Comité de Ministros de Medio Ambiente, encabezado por el titular de dicha cartera Pablo Badenier, mantuvo la aprobación para la central hidroeléctrica Mediterráneo que se pretende instalar en la cuenca del Río Puelo. El Comité también fue integrado por los ministros de Energía (Pacheco), Minería, Economía, Salud y Agricultura.
La inminente destrucción del río Puelo por el proyecto de Central Mediterráneo había sido omitida por la gran prensa, pero gracias un tuit del reconocido actor Leonardo di Caprio cambió esa historia.
Cabe señalar que según denunciamos en reportaje publicado por El Ciudadano en agosto (El “Manso” proyecto de Piñera y Bachelet) detrás de este proyecto en el río Puelo estaría el expresidente Sebastián Piñera, quien tendría el control del mismo a través de operadores o “palos blancos”. También es copropietario de este proyecto un primo de la presidenta de Chile, Ricardo Bachelet.

Imagenes: www.eldinamo.cl - www.puelopatagonia.cl - Fuente: El Ciudadano