viernes, 13 de noviembre de 2015

El calentamiento global cubriría la Tierra con un manto de niebla y humo


La subida de las temperaturas haría que aumente el aire contaminado en las ciudades y provocaría otros fenómenos perjudiciales en la atmósfera, relacionados con el uso de aerosoles, según explica un artículo publicado en la revista ‘Nature Climate Change‘.
“Nuestros modelos muestran que la concentración y la distribución de casi todos los tipos de aerosoles crecerá significativamente con el aumento de las temperaturas globales. Se trata tanto de aerosoles naturales a base de polvo y sal marina como de los antropogénicos, que se forman con las gotas de ácido sulfúrico, cenizas y partículas orgánicas. Sería necesario implementar restricciones duras a estas emisiones con el fin de mantener el aire en condiciones adecuadas”, explica uno de los autores del estudio, Robert Allen, de la Universidad de California en Riverside, EE.UU.
De acuerdo con Allen y sus colegas, el crecimiento de las concentraciones de aerosoles no sólo provocará la aparición de un ‘manto’ de niebla y humo en todo el mundo, sino que también causará reestructuraciones masivas en las corrientes oceánicas, en el movimiento de los vientos y en otros procesos climáticos importantes. Será casi imposible predecir las consecuencias de estos cambios, dicen los científicos.
De acuerdo con las estimaciones de los investigadores, la proporción de aerosoles en la atmósfera, especialmente en las latitudes medias de la Tierra, aumentará con el desarrollo del cambio climático. Al mismo tiempo, el aumento de las temperaturas medias dará lugar a una reducción en el nivel de precipitaciones y la frecuencia de las lluvias, los principales ‘limpiadores’ de la atmósfera del planeta.
Fuente: RT