viernes, 27 de noviembre de 2015

¿Que sienten los peces?


En su artículo publicado en Proceedings de la Royal Society B, el equipo describe sus experimentos con peces cebra sometidos a estrés, cómo reaccionó el pez, y por qué creen que debería ser añadido a la lista de organismos etiquetados como seres sensibles.

Investigadores de las universidades Autónoma de Barcelona y Stirling (Reino Unido) han descubierto en laboratorio que al menos un tipo de pez es sensible, capaz de experimentar 'fiebre emocional'. En su artículo publicado en Proceedings de la Royal Society B, el equipo describe sus experimentos con peces cebra sometidos a estrés, cómo reaccionó el pez, y por qué creen que debería ser añadido a la lista de organismos etiquetados como seres sensibles. Investigaciones anteriores han mostrado que los mamíferos, las aves y una especie de lagarto responden al estrés al experimentar un aumento de la temperatura corporal del orden de 1 o 2 Celius -una reacción que algunos han sugerido que indica que la criatura es un ser con sensibilidad- algo que le hace capaz de percibir o sentir las cosas, ya sea emocional o físicamente. El término sensible ha sido muy usado en la ciencia ficción para describir la vida extraterrestre inteligente. Eso es suficiente para ofrecer algún tipo de interacción con los seres humanos, como es el caso con la mayoría de los mamíferos y las aves en la Tierra. Desafortunadamente, hasta la fecha, tal aumento de la temperatura corporal en relación con el estrés no había sido reportado en peces, lo que les ha excluído de la consideración de que puedan sentir cualquier tipo de estrés o dolor, al clavarse un anzuelo, por ejemplo. En este nuevo esfuerzo, los investigadores trataron de averiguar si esto es cierto. Experimentos realizados por los investigadores consistieron en depositar 72 peces cebra en una red de agua que estaba 1 ° C más frío que lo normal para ellos. Tenían un grupo de control en otro estanque sin ningún cambio en su entorno. Todos los peces fueron luego trasladados a una sala climatizada con tanques con diferentes secciones que había a diferentes niveles, y a los que los peces podían acceder libremente. El equipo observó qué sección elegían y comprobaron que los que habían sido sometidos a la prueba pasaban más tiempo en las secciones que eran ligeramente más cálidas de lo normal, que los peces del grupo de control. Hacer eso hizo que la temperatura corporal de los peces subiera de 2 a 4 ° C, lo que el equipo interpreta como la respuesta a una elevación de la temperatura corporal derivada del estrés, demostrando así 'fiebe emocional' y ganándose un puesto en el catálogo de seres que sienten. ep