sábado, 14 de noviembre de 2015

La contaminación del aire en China ya supera 56 veces el límite máximo

Por Carlos Zahumenszky

El invierno llega a China, y con él se dispara el consumo de carbón para calentar los hogares. Las emisiones de chimeneas y calderas vienen a sumarse a un aire ya cargado de contaminación. El resultado es una atmósfera prácticamente irrespirable en algunas zonas.

Es el caso de la ciudad de Shenyang, al noreste del país. Sus estaciones de medición de contaminación atmosférica han registrado este fin de semana niveles de PM 2,5 superiores a los 1.400 microgramos por metro cúbico de aire. Es una cifra 56 veces por encima del límite recomendado por la Organización Mundial de la salud. La atmósfera está tan cargada que la visibilidad se reduce a cien metros.
Por PM 2,5 se entienden las partículas en suspensión inferiores a 2,5 micrómetros. En 2013, un estudio médico británico confirmó la relación entre estas partículas y el aumento de la incidencia de cáncer de pulmón y enfermedades cardiovasculares.
En muchas grandes ciudades de China, los niveles de contaminación han batido récords desde que las autoridades del país comenzaran a medirlos en 2013. En Shenyang, se ha comenzado a obligar a las empresas a sustituir el carbón por gas natural, pero los picos de contaminación como este son cada vez más frecuentes y llenan los hospitales de consultas por problemas respiratorios.

http://www.theguardian.com/Foto: AP Images
---------
China, 900.000 muertos por contaminación 

Para reducir la contaminación de los Juegos Olímpicos de 2008, el gobierno cerró temporalmente fábricas, sitios de construcción y limitó el tráfico de los automóviles. En el estudio, los investigadores simularon dos escenarios de mejora de la calidad del aire y proyectaron los resultados sobre la base de las investigaciones disponibles.

 La contaminación del aire es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular líder en Beijing y la China urbana. La reducción de la contaminación del aire al nivel que se registró durante los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008 podría prevenir alrededor de 900.000 muertes cardiovasculares y ganar millones de años de vida en zonas urbanas de China en 2030, según calcula un estudio presentado en las Sesiones Científicas de 2015 de la Asociación Americana del Corazón, que se celebran del 7 al 11 de noviembre en Orlando, Floridda, Estados Unidos. Para reducir la contaminación de los Juegos Olímpicos de 2008, el gobierno cerró temporalmente fábricas, sitios de construcción y limitó el tráfico de los automóviles. En el estudio, los investigadores simularon dos escenarios de mejora de la calidad del aire y proyectaron los resultados sobre la base de las investigaciones disponibles. Una simulación fue la calidad del aire presente durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, que era de un nivel de 55 mg/m3 de material fino particulado (PM 2.5) y la otra era la recomendación de 10 mg/m3 de la Organización Mundial de la Salud (OMS). También proyectaron el efecto de una reducción del 50 por ciento del consumo de tabaco, el humo de segunda mano y bajar la presión arterial sistólica a 140 mm Hg, cada una por más de cinco años. Los investigadores encontraron que el logro gradual de los niveles de calidad del aire olímpicos de 2008 durante más de diez años lograría reducir las muertes por accidente cerebrovascular en un 2,7 por ciento y las muertes por enfermedad coronaria en un 7,2 por ciento en zonas urbanas de China enre 2015 y 2030; prevenir 304.000 muertes por accidente cerebrovascular, 619.000 fallecimientos por enfermedades coronarias del corazón y ganar 4,2 millones de años de vida en la China urbana de 2015 a 2030. El objetivo más agresivo de reducción de la contaminación propuesto por la Organización Mundial de la Salud generaría mayores ganancias de años de vida que la disminución del tabaco o el control de la presión arterial sistólica. ep

Fuente: http://www.ecoticias.com