lunes, 29 de agosto de 2016

Gobierno de Chile decreta oficialmente creación del Parque Marino Nazca- Desventuradas, el más grande de América

 El miércoles 24 de agosto el Gobierno de Chile decretó de manera oficial la creación del Parque Marino Nazca-Desventuradas, que protege a las islas San Félix y San Ambrosio – más conocidas como las Desventuradas- convirtiendo a Chile en la cuna del parque marino más grande del continente americano, y triplicando las áreas oceánicas protegidas del país.

“En una época donde los océanos sufren la sobreexplotación de especies, contaminación y fenómenos como el cambio climático, la protección de estas islas significa un gran paso para los mares de Chile y el mundo”, celebró Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de la organización de conservación marina Oceana.
Recordemos que, en el marco de la conferencia internacional Our Ocean que se realizó en Valparaíso en octubre de 2015, la Presidenta Michelle Bachelet anunció la instauración del Parque Marino Nazca-Desventuradas. Esta nueva área totalmente protegida posee una superficie de 300.035 kilómetros cuadrados, y constituye una zona de no extracción en la cual no se permitirá la pesca ni otras actividades extractivas.
Con la formación de Nazca-Desventuradas, Chile no solo albergará el parque marino más grande de América, sino que protegerá el 12% de su superficie marina, lo que significa un aumento del 4.4%.
La propuesta para formar este parque marino se elaboró a partir de la expedición realizada por National Geographic y Oceana en febrero de 2013, que contó con la participación de un equipo de destacados científicos nacionales e internacionales, quienes exploraron - por primera vez y con tecnología de punta-  uno de los lugares más prístinos y salvajes de América del Sur.
Los científicos encontraron un ecosistema único sin señales de impacto humano, presentando un increíble nivel de especies endémicas – es decir, que solo viven en ese lugar -que supera el 90%, así como la abundancia de bosques de algas y poblaciones de peces, como enormes atunes, vidriolas y tiburones de aguas profundas, además de frágiles corales de profundidad. Por otro lado, un indicador del excepcional estado de sus ecosistemas son las langostas de gran tamaño, superando algunos ejemplares el metro de tamaño (3 pies) y llegando casi a los 8 kilogramos (17 libras).
Una vez finalizada la expedición, se elaboró un informe científico sobre la biodiversidad de las Desventuradas, además de una propuesta para el establecimiento de un gran parque marino que circundara las islas, iniciativa que contó con el apoyo de la comunidad del Archipiélago de Juan Fernández.
Luego del decreto que fue promulgado hoy en el Diario Oficial, la siguiente etapa consiste en definir el plan de administración de esta área protegida, que será efectuado por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), y los ministerios de Medio Ambiente y Defensa Nacional.  En cuanto a la fiscalización, las instituciones a cargo serán Sernapesca y la Armada de Chile.
 “El Parque Marino Nazca-Desventuradas constituye un gran avance para lograr el compromiso asumido por Chile en el Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica. Es fundamental seguir protegiendo zonas de importancia ecológica en Chile, y que otros países sigan el ejemplo y establezcan más áreas protegidas que permitan la conservación y recuperación de los mares y sus recursos”, concluyó van der Meer.

Fotografía: © OCEANA | Eduardo Sorensen
Paula Díaz Levi-E pdiaz@oceana.org | W www.oceana.org
Facebook.com/OceanaenChile