miércoles, 17 de agosto de 2016

Tragadas por el mar: Desaparecen cinco islas en Oceanía y otras seis están en vías.

Por Antonio Cerrillo

Ubicado en Oceanía, en pleno océano Pacífico, el archipiélago de las Islas Salomón se ve amenazado por uno de los fenómenos que amenaza a la Tierra: el cambio climático y su efecto en el aumento del nivel del mar.

Cinco pequeñas islas del Pacífico han desaparecido debido a la subida del nivel del mar y la erosión costera, según una investigación publicada en la revista Environmental Rechearch Letters . Las islas sumergidas están al norte del archipiélago de las Islas Salomón, donde se han registrado ascensos anuales del nivel del mar de 7 milímetros, más del doble de la media global. Las islas tragadas por el mar tenían una superficie de entre 1 y 5 hectáreas y ninguna de ellas estaba habitada. Son (o eran) Kale, Rapita, Rehana, Kakatina y Zollies. Las cuatro últimas se han esfumado entre los años 1962 y el 2002, mientras que Kale desapareció recientemente.

Además, otras seis pequeñas islas cercanas han perdido más del 20% de su superficie entre 1947 y el 2014, y en dos de ellas, que estaban habitadas, han quedado destruidas las aldeas, por lo que su población ha debido ser realojada. En tres islas (Hetaheta, Sogomou y Nuatambu) ha desaparecido más del 50% de la superficie, a causa de un fenómeno que se ha acelerado sobre todo desde el año 2002.
Un informe atribuye la erosión costera a la energía de las olas y a los fuertes vientos
Para llevar a cabo su trabajo, los científicos usaron, entre otros datos, imágenes de satélite disponibles desde 1947 para un total de 33 islas. El archipiélago de las Salomon lo integran cientos de islas que suman 640.000 habitantes y se extienden a unos 1.600 kilómetros al noreste de Australia. El estudio apunta que la erosión costera (y la desaparición de las islas) no sólo se debería a la subida del nivel del mar, sino que incide también la alta energía de las olas en zonas localizadas, así como la fuerza de los vientos y otros factores de la dinámica marina, como la Oscilación Decadal del Pacífico.
La gravedad y frecuencia de la subida del mar en las Islas Salomón ha obligado a recolocar a diversos núcleos de población. En el pueblo de Nuatambu, en la isla de Choiseul, en donde viven 25 familias, la mitad de las casas han sido tragadas por el océano y ha hecho inhabitable esta zona. El fenómeno se lleva produciendo de forma paulatina desde hace unos años, según dicen los afectados a los investigadores. Muchas familias han trasladado su residencia a zonas más altas de esta isla volcánica, aunque las familias más pobres simplemente han rehecho sus casas en zonas vulnerables de Nuatambu.
En cambio, en el pueblo de Mararo (al este de la isla de Malaita) los realojamientos a causa de la erosión han sido organizados, de manera que toda población de la costa se ha trasladado en áreas situadas a más de 20 metros por encima desnivel del mar. “El mar empezó a entrar tierra adentro; nos obligó a subir a la colina y reconstruir nuestra aldea lejos del mar”, declaró a los investigadores Sirilo Sutaroti, de 94 años, uno de los realojados de Mararo.
Los autores apuntan en un comentario a su estudio que “ésta es la primera prueba científica que confirma las numerosas explicaciones anecdóticas a los largo del Pacífico respecto a los dramáticos impactos del cambio climático en la costa y la población”. Sin embargo, uno de los investigadores, Simon Albert, matizó ayer a la prensa que no hay que hacer una equiparación directa entre subida del nivel del mar y cambio climático. Dijo que en la subida del nivel del mar había influido vientos excepcionalmente fuertes: y que, aunque éstos son parte de un ciclo natural, su intensificación reciente se relaciona con el calentamiento atmosférico. “El aspecto clave es que estas observaciones de las Islas Salomón son un aviso de lo que vendrá con independencia de si lo ocurrido se debe solo al cambio climático o interviene una suma de factores”, explicó.
Estudios previos ya habían remarcando un significativo ascenso de las aguas en esta zona del Pacífico (oeste), sobre todo desde 1990. El mar subió en las Islas Salomón unos 15 centímetros entre 1994 y el 2014 (una media de 7 mm al año). Y las proyecciones indican una subida de entre 24 y 80 cm entre 1996 y el 2090, según el escenario que se dibuje en función de las emisiones de gases de efecto invernadero.
Se esperan para este siglo subidas anuales del mar de 7 mm o más. Además, las subidas medias globales del nivel oceánico se superpondrán a la variabilidad natural y a los movimientos tectónicos, aunque se considera que éstos no son un factor primario determinante en la erosión costera. La comprensión de los factores que inciden en el rápido retroceso costero es catalogado por sus autores un elemento crucial para sentar las bases de la adaptación futura al cambio climático, según añaden en el trabajo.

Foto: Muchas islas del archipiélago de las Salomón tienen sus costas por debajo del nivel del mar (Peter Hendrie / Getty) - Publicada en: Ecoportal.net Fuente: http://www.lavanguardia.com/