viernes, 12 de agosto de 2016

Ya se agotaron los recursos que la Tierra tenía para este año

El 8 de agosto fue el ¨Día del sobregiro'de la Tierra", es decir, el momento del año en el que el planeta entra en déficit de recursos. Se adelantó 4 días respecto de 2015. Se estima que la humanidad necesitaría 1,6 planetas para abastecerse.


La humanidad consumió este lunes la totalidad de los recursos que el planeta puede renovar en un año, por lo que desde hoy vive “a crédito” hasta el 31 de diciembre, calculó la ONG Global Footprint Network, recordando que este momento llega más pronto cada año.
El lunes marcó para la Tierra el “Día del Sobregiro” (‘Earth overshoot day’ en inglés). A partir de esta fecha, “vivimos a crédito”, anunció la ONG en un comunicado conjunto con WWF.
Para hacer el cálculo, Global Footprint tiene en cuenta la huella de carbono, los recursos consumidos para la pesca, la ganadería y la agricultura, así como la construcción y el uso de agua.
En 2015, el Día del Sobregiro de la Tierra llegó el 13 de agosto. La fecha “avanza inexorablemente desde los años 70” del siglo pasado, recuerdan las oenegés. En 1970, ese día llegó el 23 de diciembre y desde entonces, no ha cesado de adelantarse.
“Para satisfacer nuestras necesidades, actualmente necesitamos el equivalente a 1,6 planetas” por año, señalaron ambas organizaciones.
“El costo de este sobreconsumo ya es visible: penuria de agua, desertificación, erosión del suelo, caída de la productividad agrícola y de las reservas de peces, deforestación, desaparición de especies”, enumera el comunicado.
“Vivir a crédito solo puede ser provisional porque la naturaleza no es un yacimiento en el que podamos extraer indefinidamente” recursos, subrayan.
Las emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero, son el factor más importante de rebasamiento: representan el “60% de nuestra huella ecológica global”, precisa el WWF y Global Footprint.
Según el informe anual sobre el estado del Clima, un documento publicado el martes en el que participaron 450 científicos del mundo entero, las emisiones de gas de efecto invernadero alcanzaron niveles récord en 2015.
Con base en la huella de carbono; los recursos consumidos por la pesca, ganadería, agricultura, la construcción y el uso de agua, el planeta ya no da cabida a mantener a la raza humana. En este contexto, la Argentina cumple un rol primordial: se encuentra noveno dentro de los 10 países con mayor biocapacidad de producir recursos y proveer servicios ambientales, detrás de Brasil, China, Estados Unidos, Rusia, India, Canadá, Australia, e Indonesia. A su vez, ocupa el puesto 17° del ránking de biocapacidad per cápita duplicando la media estándar de 3.4 hectáreas por habitante.