Chile: Advierten sobre peligros de convertir Magallanes en una gran zona de sacrificio en favor del hidrógeno verde

"Si miramos Magallanes, consideramos superficies ocupadas por sus centros poblados, extensión de sus áreas protegidas y de zonas con pendiente no aptas para este tipo de desarrollos, podemos ver a primera vista que se generaría un alto sacrificio territorial, con los negativos costos socioambientales que esto trae consigo. El paisaje de la Patagonia y su fisonomía cambiaría radicalmente y ya no se vería como lo conocemos", alertó el humedalista Diego Luna Quevedo.

“El hidrógeno verde es una alternativa real para una transición energética en el mundo y un futuro más sustentable“. Así lo resaltó el Presidente de la República, Gabriel Boric Font, en su primera cuenta pública ante el Congreso Nacional, planteando que su gobierno apoyará el desarrollo de esta industria, principalmente en regiones como Magallanes.

Sin embargo, especialistas y defensores del medio ambiente advierten sobre que el peligro que significa la instalación de miles de kilómetros de aerogeneradore generando un alto sacrificio territorial y negativos efectos socioambientales en las pampas patagónicas.
El humedalista Diego Luna Quevedo, recordó en el artículo titluado «Fiebre del Hidrógeno Verde en Magallanes«, publicado por El Desconcierto, que en un estudio realizado en 2021 por el Ministerio de Energía, como parte de la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, para identificar y cuantificar el potencial eólico para el desarrollo de dicha fuente en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, desterminó que esta zona podría llegar a producir el 13% de Hidrógeno Verde del mundo con energía eólica, alcanzando un potencial de 126GW.
Al respecto, señaló que este potencial energético ha desatado una verdadera fiebre en Magallanes, ocasionado una migración apresurada y masiva de ejecutivos de empresas, consultores y desarrolladores, «mientras que Punta Arenas se prepara improvisadamente, y sin entender ni el alcance ni los beneficios, para recibir al ¨combustible del futuro¨».
En su artículo, epecialista en Política y Gobernanza de Manomet Inc. y representante en Chile de Fundación Futuro Latinoamericano, señala que las expectativas de las empresas han incrementado la demanda de terremos para instalar infraestructura, generando una tendencia especulativa tanto por compra como por arriendo.
«Incluso el holding HNH -compuesto por Austriaenergy y el fondo danés Copenhagen Infraestructure Partners- anunció ya un acuerdo con Neltume Port, del grupo Von Appen, para levantar en la región un puerto que permita exportar Hidrógeno Verde al mundo», explicó.
Estas apreciaciones coinciden con un artículo publicado en 2021 por El Mercurio, el cual plantea que existe un auge de empresas nacionales y extranjeras que buscan tomar posiciones en Magallanes, asegurándose terrenos donde sea factible instalar parques eólicos y producir esta emergente energía.
En el reportaje, el citado medio recoge declaraciones de Hugo Correa, gerente de Correa Propiedades y Farm Chile -firmas especializadas en el corretaje de propiedades de uso agrícola y residencial en el sur del país-, quien señaló que desde 2020 recibió los primeros mandatos de parte de empresas extranjeras para localizar propiedades en Magallanes que fueran aptas para este tipo de desarrollo.
El interés de estas compañías está focalizado en las áreas donde están las pequeñas plantas eólicas que ya operan en esa región y otras que son sindicadas como de buen régimen de viento.
Impacto del boom del Hidrógeno Verde
Ante el boom del hidrógeno verde en Magallanes, se evalúa como la región se prepara para la llegada de nuevos habitantes, que traerán consigo el aumento de las necesidades de vivienda y mano de obra calificada.
No obstante, pocos reparan en el impacto ambiental. Al respecto, Luna destacó que para poder desarrollar el potencial de 126GW eólicos necesarios para los proyectos generadores del Hidrógeno Verde, se requerirían al menos 13.000 km² de aerogeneradores instalados
«Si miramos Magallanes, consideramos superficies ocupadas por sus centros poblados, extensión de sus áreas protegidas y de zonas con pendiente no aptas para este tipo de desarrollos, podemos ver a primera vista que se generaría un alto sacrificio territorial, con los negativos costos socioambientales que esto trae consigo. El paisaje de la Patagonia y su fisonomía cambiaría radicalmente y ya no se vería como lo conocemos», alertó Diego Luna Quevedo.
«¿Alguien le ha preguntado a la comunidad magallánica si está de acuerdo con hacer este tipo de sacrificios en pos de satisfacer las necesidades de e-combustibles de Europa? ¿La comunidad local está participando de estas decisiones que van a marcar la vocación de su territorio en el corto, mediano y largo plazo?», planteó en su artículo.
Por tal motivo, considera necesario que el desarrollo del Hidrógeno Verde se lleva a cabo de acuerdo con una planicación acorde al Plan Regional de Ordenamiento Territorial que se está gestando. «¿A qué escala y en qué emplazamientos es sustentable el H2V para Magallanes? Son preguntas que una necesaria Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) debe responder de manera objetiva y sin pasiones», señaló el especialista. También indicó que es preciso evaluar «eventuales problemas técnicos de seguridad y manejo que podría suponer la apuesta por el Hidrógeno Verde en la región, asociados a captación de CO2 y fuentes de agua, entre otros factores críticos».
El académico recordó además que Chile cuenta con más de de 4GW de energía eólica y 6,7GW de fotovoltaica y que para poder retirar los centrales a carbón de la matriz eléctrica, es preciso desplegar 22,5GW de renovables y almacenamiento al año 2030. «¿Estamos poniendo las prioridades, esfuerzos e inversión en el energético correcto? ¿Es hoy el Hidrógeno Verde una alternativa real y competitiva para descarbonizar la matriz energética de Chile?», preguntó.
A juicio de Luna sería una «gran contradicción que en el “primer Gobierno Ecologista de Chile”, y con un Presidente magallánico a la cabeza, se avanzara en una transición energética injusta y con profundas desigualdades territoriales, donde se termine tapizando las pampas patagónicas de aerogeneradores en nombre de las bondades del Hidrógeno Verde».
Consideró que la falta de planificación territorial y participación de las comunidades en la toma de decisiones, son unas de la prinicplaes causas de «la profunda crisis multidimensional que atravesamos; climática, hídrica, social y de legitimidad».

Fuente: https://www.elciudadano.com/medio-ambiente/advierten-sobre-peligros-de-convertir-magallanes-en-una-gran-zona-de-sacificio-en-favor-del-hidrogeno-verde/06/04/
 

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

Venezuela: El Parque Nacional Canaima se ve afectado por actividad minera ilegal

Los países ricos no desarrollan a los países pobres; en realidad, son los países pobres los que desarrollan a los ricos