Chile: Huertas biodiversas del territorio cordillera Pewenche

“Ha pasado tiempo, meses de fríos inviernos, coloridas primaveras, abundantes veranos y otoñales despedidas. Han sido ciclos de conversaciones profundas de la tierra, la herencia ancestral entre generaciones casi olvidadas, pero con la esperanza latiendo al compás del corazón y la fuerza de un pueblo cuya resiliencia abruma, nos hace sentir pequeños ante la inmensidad de su cultura, de su Newen”, señala Claudia Mellado Ñancupil de Fundación Biodiversidad Alimentaria, quien relata lo que viene a continuación.

El territorio Pewenche y su agricultura, su forma de ver la vida en la inmensidad de la montaña, donde sus semillas errantes transitan entre la puebla de sus ruka y las veranadas abiertas en plena altitud cordillerana. Esa huerta, rica en alimento y medicina, con colores vivos y una imitación armónica del bosque que se levanta y reconstruye en el saber de abuelas y madres, de tías, hijas, mujeres poderosas que cabalgan entre la montaña rodeando sus animales y que luego recolectan “lo que hay” en la huerta para la alimentación familiar.
Más abajo, alejándonos de las veranadas, las huertas tradicionales emergen en espacios coloridos, a veces en terrazas obedeciendo la silueta de la montaña y haciendo provecho de la pendiente en las vertientes colindantes. Otras veces, es la cercanía de ríos, en terrenos con claros de bosques y leve inclinación donde aprenden a leer la helada ribereña para subsistir y proteger sus cultivos.
Cada huerta es un tesoro, cada rinconcito de ellas es un saber heredado y cuidado con el amor que profesan los añorados recuerdos “aquí camina mi madre, mi suegra, mi abuela y toda aquella que compartiera conmigo sus plantas y sus semillas” es una frase común entre las huerteras Pewenche, pues ellas mantienen estos preciados espacios en honor a las que ya no están, pero también pensando y esperando que sus hijas y nietas lleguen a interesarse.
Las encargadas de mantener este legado son principal y esencialmente mujeres Pewenche, que hoy llamamos Cuidadoras de Semillas Tradicionales y Protectoras de la Biodiversidad, por herencia milenaria, por su propio espíritu, por la fuerza que ha sido acompañar a otras en crianza y por supuesto, a sus propias familias que hoy gozan de su sabiduría.
Fueron cuatro comunas cordilleranas las protagonistas del retorno de sus Semillas Tradicionales a los huertos de recuperación de variedades que permanecían en las añoranzas de las decenas de huerteras entrevistadas. Huertos Semilleros que proliferaron con la magia de sus cuidadoras: Delfina Curriao y Felicinda Ligais por la comuna de Alto Biobío, Bertita Quiriban y Francisco Pilcol desde la comuna de Melipeuco, la familia Curical Marillan por Lonquimay y, finalmente quien da inicio a este ciclo de videos, la querida Juanita Faúndez desde Pocolpen en la comuna de Curarrehue.

Esta iniciativa hace volver la mirada hacia las tradiciones y la historia de la agricultura de la mano de Fundación Biodiversidad Alimentaria en marco de la iniciativa Red SIPAN, que impulsa el Ministerio de Agricultura de Chile junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), gracias al financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, y en cuyo despliegue nos hizo compañía INDAP, el Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), las municipalidades de Alto Biobío, Curarrehue, Lonquimay y Melipeuco.
Sinopsis de presentación ciclo de huertas: https://www.youtube.com/watch?v=Y15IdYr7iTw
Les compartimos el primer video del ciclo “Huertas Biodiversas del Territorio Cordillera Pewenche” creado con mucho respeto y cariño junto al realizador Guido Brevis. En este capítulo verán a Juanita Faúndez, cuyo nombre se repite en la diversidad de huertas que recorren la comuna de Curarrehue y la regiones colindantes, una mujer cuya historia podrán leer más adelante como un reconocimiento colectivo de sus pares. En este video nos comparte su sabiduría, que refleja la voz de muchas huerteras que buscan proteger el patrimonio agroalimentario y cultural como un legado vivo para las nuevas generaciones.

Fuente: https://www.elciudadano.com/actualidad/huertas-biodiversas-del-territorio-cordillera-pewenche/06/01/ - Capítulo 1: “Huertas Biodiversas de la Red SIPAN. Territorio Curarrehue” en canal oficial de FAO:
 

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

Ola de calor en Kuwait supera los 70º C al sol y derrite autos

Venezuela: El Parque Nacional Canaima se ve afectado por actividad minera ilegal