La industria del tabaco daña también al ambiente mundial

La industria del tabaco no solo daña la salud humana sino que cada año destruye 600 millones de árboles y genera 84 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al elaborar sus productos, acusó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un informe divulgado este martes 31, Día Mundial Sin Tabaco. Además, los productos del tabaco “son el artículo que más basura arroja en el planeta, ya que contienen más de 7000 sustancias químicas tóxicas que se filtran en el medio ambiente cuando se desechan”, explicó Ruediger Krech, director de Promoción de la Salud de la OMS, en su sede de Ginebra (Suiza). Unos 4,5 billones (millones de millones) de filtros de cigarrillos contaminan los océanos, ríos, aceras, parques, suelos y playas cada año.

El nuevo informe de la OMS, “Tobacco: Poisoning our planet (Tabaco: envenenando nuestro planeta)” afirma que la industria tabacalera causa ocho millones de muertes cada año y sus efectos perjudiciales sobre el ambiente van en aumento, “lo cual agrava innecesariamente la escasez de recursos y la fragilidad de los ecosistemas”. En la producción de tabaco se destruyen cada año 600 millones de árboles y 200 000 hectáreas de tierra (5 % de la deforestación mundial), se gastan 22 000 millones de toneladas de agua y se producen 84 millones de toneladas de CO2, el equivalente anual a 17 millones de automóviles a gasolina. Un árbol se pierde por cada 300 cigarrillos, y un solo cigarrillo requiere el uso de 3,7 litros de agua a lo largo de su ciclo de vida -cultivo, fabricación, transporte, uso y eliminación-, y lleva a la atmósfera hasta 14 gramos de CO2.
La mayor parte del costo ambiental recae en los países de renta baja y media, donde el agua y las tierras de cultivo se utilizan para plantar tabaco en vez de alimentos, que a menudo se necesitan con urgencia. “Los productos del tabaco son el artículo que más basura arroja en el planeta, ya que contienen más de 7000 sustancias químicas tóxicas que se filtran en el medio ambiente cuando se desechan” (Ruediger Krech) La huella de carbono de la industria de la producción, el procesamiento y el transporte del tabaco equivale a una quinta parte del CO2 emitido por el sector de las aerolíneas comerciales, lo que contribuye aún más al calentamiento global.
Por otra parte, productos como los cigarrillos, el tabaco sin humo y los cigarrillos electrónicos también aportan a la acumulación de contaminación plástica. Los filtros de cigarrillos contienen microplásticos y constituyen la segunda forma más alta de contaminación con plásticos en el mundo.
La OMS ha pedido a los legisladores que traten los filtros de cigarrillos de la misma manera que cualquier otro plástico de un solo uso, y que consideren prohibirlos, para proteger la sanidad pública y el ambiente, ya que no hay evidencia comprobada de beneficios en la salud. El informe destaca que los contribuyentes a las finanzas de los Estados, y no el sector responsable, pagan la el costo de limpiar los productos de tabaco desechados. Esa limpieza le cuesta unos 2600 millones de dólares anuales a China, 766 millones a India, y más de 200 millones a naciones como Brasil o Alemania.
La OMS elogió que países como Francia y España, y ciudades como San Francisco, estado de California, en Estados Unidos, han implementado con éxito una legislación que responsabiliza a la industria tabacalera de limpiar la contaminación que genera. La organización llamó a los países y ciudades a seguir estos ejemplos, y abogó por apoyo a los cultivadores de tabaco –expuestos a la absorción de nicotina a través de la piel- para que se puedan cambiar a cultivos sostenibles. Asimismo, pugnó por impuestos altos al tabaco y se pronunció por ofrecer servicios de apoyo para ayudar a las personas a dejar esos productos.

A-E/HM
Fuente: https://ipsnoticias.net/2022/05/la-industria-del-tabaco-dana-tambien-al-ambiente-mundial/
 
——————————————————
España ya cuenta con 549 playas libres de humo de cara al verano

La Organización Mundial de la Salud aplaude la iniciativa y destaca que esta "poderosa campaña" está "preparando el camino para prohibir el consumo de cigarrillos en las playas" de forma definitiva.

Playa de Santa Bárbara, libre de humos, en La Línea de la Concepción. — Archivo / EUROPA PRESS

La Oficina Regional en Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aplaudido la iniciativa de las más de 500 playas libres de humo que hay por toda España.
"Los beneficios de las prohibiciones de fumar en las playas son amplios. No sólo ayudan a disminuir la exposición pasiva al humo del tabaco, que causa más de 1,2 millones de muertes prematuras al año a escala mundial, sino que también reducen la basura, evitan los daños al medio ambiente causados por las colillas y mejoran los servicios", resalta el organismo sanitario internacional de Naciones Unidas.
La OMS destaca que esta "poderosa campaña" está "preparando el camino para prohibir el consumo de cigarrillos en las playas". "Las motivaciones no son sólo la salud, sino también el medio ambiente. Mucho tiempo después de que un cigarrillo se haya apagado, sigue causando daños en forma de colillas no biodegradables, de las que se desechan millones de kilogramos cada año", recuerdan.
En España, donde casi uno de cada cinco adultos y adolescentes fuma (el 18% de los adultos fumaron tabaco en 2020 y el 21% de los adolescentes de 15-16 años fumaron cigarrillos en 2019), el impacto sanitario, económico y medioambiental del consumo de tabaco es "considerable", según la OMS.
Al mismo tiempo, celebran que España es "uno de los pocos países de la Región Europea de la OMS" que prohíbe el consumo de tabaco en todos los lugares públicos cerrados. La OMS responsabiliza de este éxito a la organización Nofumadores.org, que lucha por el derecho a vivir en un país libre de tabaco y nicotina.
En 2018, Nofumadores.org lanzó una petición para instar a tener playas libres de humo en toda España. A pesar de que solo se compartió la petición a través de la organización y redes sociales, acumuló 107.000 firmas en dos semanas.
"Nos felicitaron por la propuesta y nos dijeron que esta campaña ayuda al Ministerio a la hora de aplicar este tipo de medidas, ya que los políticos necesitan el apoyo social para cambiar las leyes. El principal mensaje que nos dieron fue: Haz ruido. Ayúdanos a ayudarte", ha comentado la presidenta de la organización, Raquel Fernández Megina. En marzo de 2022, la petición contaba con más de 331.000 firmas y sigue creciendo.
Primera playa en 2006
Aunque la primera playa de España se declaró libre de humo en 2006, solo 91 (3%) de las playas estaban libres de humo en 2018. Sin embargo, tras las campañas realizadas en toda España por los defensores del control del tabaco, esta cifra aumentó a 525 en 2021, lo que supone un 17,5%. Para el verano que está a punto de comenzar, la cifra se eleva a 549, según datos de Nofumadores.org actualizados a 19 de mayo.
La prohibición de fumar al aire libre es cada vez más común en todo el mundo. Reconociendo el daño que el tabaco causa al mundo natural y a otras personas, las prohibiciones de fumar en las playas también están ganando impulso en Italia, Estados Unidos y Australia.
"Uno de nuestros objetivos es ampliar el número de zonas libres de humo al aire libre. Las playas eran una buena forma de empezar porque sabíamos que podíamos contar con el apoyo de los movimientos ecologistas, que empezaban a ser bastante fuertes, especialmente entre los jóvenes. También podíamos contar con el apoyo de las familias cansadas de ver a sus hijos jugar con las colillas que encuentran al jugar con la arena de la playa", ha señalado Raquel Fernández Megina.
Nofumadores.org también confía en el apoyo de los ayuntamientos y del sector turístico: "Ya había un montón de iniciativas de playas sin humo en España promovidas por los ayuntamientos, que también se dieron cuenta de que las playas sin humo reducirían sus gastos de limpieza. A todo esto hay que añadir el hecho de que España tiene casi 8.000 km de costa con más de 3.000 playas y vive del turismo, por lo que sus playas deben ser de alta calidad. No pensábamos que nos íbamos a encontrar con la oposición directa de ninguna persona u organización concreta a esta medida, ¡y no fue así!".
La experta insiste en que este tipo de medidas son buenas para la salud pública y son populares. "La demanda social de este tipo de medidas es muy alta, por lo que los políticos no tienen que tener miedo a aprobarlas, ya que siempre contarán con un amplio apoyo público. Además, la industria tabaquera, que es la mayor responsable de la contaminación, debe hacerse cargo de pagar los costes derivados de su limpieza. La industria tabaquera no puede salirse con la suya poniendo simplemente un pictograma en sus paquetes y responsabilizando al consumidor final de la contaminación causada por su producto", ha remachado.

Fuente: EUROPA PRESS

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

Venezuela: El Parque Nacional Canaima se ve afectado por actividad minera ilegal

2021, el año en el que las pérdidas por desastres climáticos superan los 100.000 millones de dólares por sexta vez