miércoles, 29 de octubre de 2008

Alertan sobre posibles juicios contra Mendoza por contaminación minera en el Río Colorado


Maxi Quinteros (MDZOL)
Un diputado demócrata indicó que si la minera contamina el río, Mendoza sería demandada por otras provincias. Desde Medio Ambiente aclararon que se le ha pedido a la empresa que cambie la localización de las pilas de sal, para alejarlas del río. El Gobierno provincial todavía no responde a un pedido de informes sobre el impacto ambiental que provocará el emprendimiento minero en el Río Colorado y que fuera elevado por diputados del PD en febrero pasado. Río Tinto es el emprendimiento minero que, en Malargüe, se dedicará a la extracción de potasio en las aguas del río que comparten varias provincias. Precisamente por esto, el diputado demócrata Alberto Sánchez elevó hace ocho meses atrás un proyecto para que el Ejecutivo se expidiera sobre una serie de aspectos, entre ellos el impacto ambiental. "Hasta el momento, no hemos tenido respuesta", explicó Sánchez. El problema con la minera es que "los residuos que van a quedar por la explotación de potasio crearían una acumulación importante de sal, que provocaría la salinización del río", explicó Sánchez, basándose en artículos periodísticos sobre las posibles consecuencias ambientales del emprendimiento. De ser así, Mendoza podría ser demandada por las otras provincias con las que comparte las aguas del Río Colorado.
En tanto, desde la Secretaría de Medio Ambiente, Guillermo Carmona aclaró que "desde la repartición se han respondido todos los informes, a lo mejor ha ido a otro organismo". Para disipar dudas, Carmona explicó que el proyecto minero se encuentra en la última fase de evaluación de impacto ambiental. "La empresa ha tenido que responder a una serie de inquietudes, en el caso de la relocalización de los pilares de sal a pedido del Coirco –organismo interprovincial que regula las aguas del Río Colorado-, que antes se ubicaban a 3 km del río y ahora estarán a 18 km al noroeste del emplazamiento anterior", respondió el titular de Medio Ambiente. Además, falta la evaluación de la Comisión Ambiental Minera para que Río Tinto logre la declaración de impacto necesaria para comenzar la explotación.
Asimismo, Carmona indicó que en la reunión que los empresario de Río Tinto mantuvieron con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y Celso Jaque, ratificaron que la inversión de 3500 millones de dólares para extraer potasio por 50 años, está sujeta al cumplimiento de toda la normativa de Mendoza. "No vamos a autorizar ningún proyecto que no sea el presentado originalmente", aclaró nuevamente Guillermo Carmona, para destacar que "le hemos pedido a la empresa que ratifique o rectifique el tonelaje de potasio que va a extraer". No obstante estas aclaraciones, también se supo los organismos de defensa del medio ambiente ya han comenzado a movilizarse en las cinco provincias a las que llegan las aguas del Río Colorado y que son utilizadas tanto para el riego y la producción de energía hidroeléctrica.
PUBLICADO POR ARGENPRESS